Compartir
Publicidad

Preparar una carrera entrenando en la cinta del gimnasio: los mejores trucos para hacerlo divertido

Preparar una carrera entrenando en la cinta del gimnasio: los mejores trucos para hacerlo divertido
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Una de las preguntas más frecuentes entre aquellas personas que comienzan a correr o que quieren preparar una carrera es si es obligatorio correr al aire libre o si es posible entrenar en cinta.

Vaya por delante que correr al aire libre siempre será una mejor opción: la cinta, quieras o no, te impulsa hacia adelante en la carrera, además de que no puede reflejar las condiciones climatológicas que puedes encontrar en el exterior (correr en un día con viento "te curte" para cualquier carrera). Pero sí, puedes entrenar en la cinta, aunque lo recomendamos solo en ocasiones esporádicas, cuando no puedas hacerlo en la calle.

Sabiendo esto, ¿cómo podemos entrenar en la cinta para que no nos resulte tan aburrido correr sin movernos del sitio? Te dejamos unas cuantas ideas para que tu entrenamiento sea más divertido.

  • Programa intervalos de distinta velocidad en la cinta: si hay un tipo de entrenamiento en el que la cinta es realmente útil, ese es el entrenamiento por intervalos. La cinta nos permite seleccionar de forma precisa la velocidad a la que queremos realizar los intervalos, de modo que además mantengamos esa misma velocidad durante todo el tiempo que duren. Si además la velocidad de la cinta se maneja con una pequeña palanca a uno de los lados (las cintas de Technogym, por ejemplo, cuentan con ella) será mucho más sencillo.

  • Realiza intervalos con diferente inclinación: correr en llano durante mucho tiempo puede ayudarnos a testear nuestra resistencia muscular, pero es muy probable que el día de la carrera te encuentres con una orografía llena de subidas y bajadas. Para practicar esto en la cinta, puedes ir seleccionando diferentes niveles de inclinación en la misma para intentar replicar las condiciones que encontrarás en carrera.

  • ¿Y qué pasa con las tiradas largas?: probablemente no haya nada más tedioso que realizar una tirada larga corriendo en una cinta, sin moverte del sitio y mirando durante horas al infinito. Si delante de tu cinta de correr tienes un espejo, algo habitual en muchos gimnasios, siempre puedes aprovechar para analizar tu técnica de carrera y ver cómo cambia según van pasando los kilómetros: algo interesante para conocer cómo reacciona tu cuerpo ante el cansancio y la fatiga.

    El uso de la música también puede ser una buena opción para distraernos mientras estamos realizando una tirada de muchos kilómetros, así como los podcasts de diferentes temáticas. En cualquier caso, las tiradas largas nos ayudan a poner a prueba y a entrenar nuestra mente en vista a lo que pueda pasar el día de la carrera: no todo es entrenar nuestros músculos.

Muchas cintas de correr incorporan ya pantallas a través de las cuales podemos acceder a contenidos de Netflix o de Youtube, que pueden hacer más amenos nuestros entrenamientos. Sin embargo, el hecho de tener que mirar a la pantalla mientras corremos por norma general va a suponer que tengamos que realizar una flexión cervical para dirigir nuestra vista hacia abajo, algo que puede transformarse en dolor de cuello después de pasar mucho tiempo en esa postura.

Correr al aire libre siempre será una opción prioritaria para entrenar carrera, pero si tenéis que entrenar en cinta, que no os coma el aburrimiento.

Imagen | Pexels

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio