Compartir
Publicidad
Publicidad

Propósito de octubre: saluda al sol cada mañana

Propósito de octubre: saluda al sol cada mañana
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Un mes más, como venimos haciendo durante todo el año, continuamos con nuestro propósito saludable. Si con el principio del nuevo curso te has propuesto moverte un poco más cada día para ser una persona más activa, en octubre te ayudamos a llevarlo a cabo de una forma sencilla y divertida: dedica cinco minutos cada mañana a realizar el saludo al sol de Yoga.

El saludo al sol es una de las secuencias de Yoga más conocidas y más practicadas: puedes hacerla de manera aislada o puedes integrarla en tu sesión de Yoga habitual. Es perfecta para practicarla al levantarte de la cama ya que a través de las diferentes posturas que forman parte de ella podrás movilizar tu columna y tus articulaciones, que llevan ocho horas inmóviles mientras duermes.

Te explicamos cómo llevar a cabo la secuencia del saludo al sol: un pequeño reto que no te llevará mucho tiempo pero que puede aportarte muchos beneficios.

¿De dónde ha salido el saludo al sol?

La secuencia del saludo al sol de Yoga, aunque basada en diferentes posturas más antiguas, data del reciente siglo XX: el político hindú Bala Sahib la creó en 1929 y la periodista británica Louise Morgan la difundió en su obra The Ten Point Way to Health y la hizo popular en occidente.

El saludo al sol está basado en las prácticas tradicionales de los luchadores profesionales, y a su vez en la adoración que la religión hindú, como otras de las grandes religiones, tiene hacia el sol como ser creador y dador de vida.

¿Cómo se hace el saludo al sol?

La secuencia del saludo al sol es sencilla y apta para todos los practicantes de Yoga: pueden realizarla tanto los novatos (con sus correspondientes modificaciones) como los yoguis más avanzados, y todos pueden disfrutar de sus numerosos beneficios tanto físicos como mentales.

El saludo al sol es una secuencia dinámica en la que pasamos a través de doce posturas diferentes que van alternando flexiones y extensiones de columna. La respiración es rítmica y está marcada en cada una de las asanas o posiciones por las que vamos pasando para facilitar la postura y el movimiento (se alternan inhalaciones y espiraciones en cada una de las posturas).

Si somos principiantes podemos trabajar cada una de las posturas por separado (el perro boca abajo, la pinza...) para luego enlazarlas de forma dinámica. Lo ideal es que al realizar toda la secuencia no se vean "separaciones" entre las diferentes posturas, sino que el movimiento vaya fluyendo entre ellas.

Los beneficios del saludo al sol

saludo-al-sol

La secuencia del saludo al sol es ideal para movilizarnos a primera hora del día: venimos de pasar muchas horas descansando, a veces incluso en una mala posición para nuestra espalda (¿quién no se ha levantado alguna vez hecho un ocho después de haber dormido en una mala postura?) y esta secuencia nos ayuda a movernos y a despertar a nuestro organismo de una forma placentera.

El saludo al sol pone a trabajar nuestros principales grupos musculares y nos ayuda a trabajarlos con nuestro propio peso corporal: con esta secuencia entrenamos nuestra flexibilidad, la movilidad de nuestras articulaciones, la estabilización de nuestra cintura escapular y cintura pélvica, la fuerza de nuestras piernas y brazos y la musculatura de nuestra zona central, que debe mantenerse activada durante todo el movimiento para asegurarnos una buena postura y para proteger nuestra zona lumbar.

Desde Vitónica os animamos a que dediquéis cinco minutos al día a practicar esta secuencia: solo necesitáis un poquito de espacio y una colchoneta para comenzar el día con ejercicio.

Imágenes | iStock
Vídeo | Yogahora en Youtube
En Vitónica | Propósito de enero: una fruta en cada comida principal
En Vitónica | Propósito de febrero: más escaleras y menos ascensor
En Vitónica | Propósito de marzo: adiós a los refrescos azucarados
En Vitónica | Propósito de abril: camina más en tu día a día
En Vitónica | Propósito de mayo: aprende a leer las etiquetas nutricionales de los alimentos En Vitónica | Propósito de junio: diez minutos al día para relajarte
En Vitónica | Propósito de julio: lee un libro sobre deporte
En Vitónica | Propósito del mes de agosto: prueba un deporte nuevo
En Vitónica | Propósito de septiembre: cero alcohol

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos