Si quieres intensificar tus ejercicios de sentadillas, súmales unas mancuernas: esto es todo lo que conseguirás
Entrenamiento

Si quieres intensificar tus ejercicios de sentadillas, súmales unas mancuernas: esto es todo lo que conseguirás

La sentadilla o squat es uno de los ejercicios más populares que podemos realizar en casa o en el gimnasio sin material alguno. Sin embargo, añadir peso a las sentadillas representa un truco para desafiar nuestro cuerpo. Te contamos todo lo que conseguirás con el agregado de un par de  mancuernas.

Sentadillas más intensas con mancuernas

Las sentadillas son uno de los ejercicios llamados básicos o multiarticulares porque su realización requiere de la contracción y el esfuerzo de múltiples grupos musculares.

Sin embargo, el sumar un par de mancuernas a este movimiento puede intensificar el ejercicio considerablemente.

Sumar peso requiere de mayor esfuerzo de los músculos estabilizadores o del core al realizar la sentadilla y al mismo tiempo, puede permitir el trabajo de músculos del tren superior si con los brazos y en simultáneo a la  ejecución de una sentadilla, realizamos otro movimiento.

Por otro lado, dependiendo de cómo sujetemos la mancuerna y de la posición de nuestros brazos podemos también estimular el desarrollo de la  flexibilidad y la coordinación, ésta ´´ultima especialmente si realizamos un ejercicio compuesto.

Es decir, sumar un par de mancuernas a nuestras sentadillas permite un trabajo más intenso de todo el cuerpo.

Matthew Sichkaruk Sahd7qc Amk Unsplash

Cómo agregar mancuernas a nuestras sentadillas

Aunque realicemos una sentadilla sin movilizar los brazos, siempre estaremos agregando una carga extra que debemos levantar con nuestros músculos más allá de nuestro peso corporal y por lo tanto, obtendremos muchos beneficios como los antes dichos.

En este sentido, podemos sujetar con ambas manos mancuernas y colocarlas a la altura de los hombros por delante del cuerpo con codos flexionados para realizar una front squat tal como lo haríamos con barra.

De igual forma podemos realizar una globet squat sujetando una mancuerna pesada con ambas manos justo delante del pecho, como si de una kettlebell de tratase.

Algo más complejo puede resultar la llamada overhead squat para la cual deberemos sujetar la mancuerna con ambas manos pero sosteniendo la carga con los brazos extendidos por encima de la cabeza.

Si buscamos una alternativa más sencilla, también podemos dejar los brazos a los lados del cuerpo con las mancuernas sujetadas, para simplemente  movilizar más peso con cada repetición de nuestra sentadilla.

Dos ejercicios en uno

Si buscamos trabajar la coordinación y completar el movimiento de  sentadillas con la demanda del trabajo de músculos del tren superior,  podemos realizar dos ejercicios en uno o bien, un ejercicio compuesto.

Es decir, podemos combinar un ejercicio de brazos u hombros monoarticular, con la realización de una sentadilla.

En este sentido, podemos realizar con cada descenso de nuestra cadera y  repetición de una sentadilla un curl de bíceps con mancuernas o bien, una  extensión de tríceps para trabajar brazos además de glúteos, piernas y core.

Otros ejercicios que podemos combinar con la realización de una sentadilla son un press de hombros o elevaciones laterales para concentrar el  esfuerzo en nuestros hombros además de en los músculos que tradicionalmente trabajamos con un squat.

Así es como podemos sumar el uso de mancuernas al realizar nuestras  sentadillas y todo lo que conseguiremos con este sencillo recurso.

En Vitónica | Esta forma de sentadilla es la que más te va a ayudar a tonificar y endurecer tus glúteos

Temas
Inicio