Siete consejos para volver al gimnasio y retomar tu rutina después de los meses de verano y no morir en el intento
Entrenamiento

Siete consejos para volver al gimnasio y retomar tu rutina después de los meses de verano y no morir en el intento

El verano son meses muy esperados por muchos de nosotros, ya que es cuando tenemos vacaciones, es una estación donde se puede realizar infinitas actividades, realizar quedadas y comidas con amigos y muchas cosas más.

Pero son meses en los que nuestra actividad física se reduce muchísimo, y tendemos a comer peor. Esto hace que una parte de lo que hemos trabajado durante las otras estaciones se pierde. 

Con la llegada de Setiembre, vuelven los colegios, los trabajos y las rutinas. Por ello, consideramos importante que sepas cuales son aquellos consejos que debes tener en cuenta a la hora de volver al gimnasio después de verano.

Entrenar más, no es entrenar mejor

Entrenar más no va a hacer que recuperemos el tono muscular que hemos perdido durante el verano más rápido, al contrario, va a fomentar que al día siguiente no podamos entrenar a causa de un cansancio muscular alto.

Los músculos al no encontrarse en la misma forma que antes de verano, es aconsejable no retomar el ejercicio donde lo dejamos, sino que lo hagamos de forma lenta y progresiva. Poco a poco podremos aumentar la intensidad hasta que entrenemos de la misma forma que antes.

Correr

Poco a poco y buena letra

Todos nosotros conocemos el refrán, "poco a poco y buena letra", y no le falta razón, no quieras recuperar lo perdido en horas de entreno. Es algo que tiene su proceso y el éxito de llega con constancia y con inteligencia, para así evitar alguna lesión muscular.

Tu te conoces tu cuerpo más que nadie, no lo lleves al extremo para tener más resultados, no pretendas poner los mismos kilos en el primer día que ponías antes. Sobre todo, no te preocupes si no puedes entrenar de la misma forma, ya lo recuperarás.

El calentamiento debería ser algo obligatorio

Siempre hay que calentar antes de entrenar, y esta acción debería estar innata en nosotros, porqué es la mejor forma de evitar lesiones y realizar un buen entrenamiento.

Calentamiento

El calentamiento es imprescindible sobre todo en este caso, donde hemos estado durante todo el verano sin entrenar. Los músculos no están en plena capacidad, ni con el mismo tono y ni con la misma elasticidad. Por ello te recomendamos que dediques unos minutos antes de entrenar a calentar todas aquellas partes del cuerpo que vas a ejercitar.

Poco peso y pequeños circuitos

La idea de poco peso, muchos grupos musculares y un pequeño ejercicio es fenomenal para reincorporarte en el entrenamiento. De hecho, evitas el cansancio muscular que supone entrenar si realizar tres pequeños circuitos con un ejercicio del tren superior y uno del tren inferior, de cuatro series cada uno de ellos.

De esta forma, vas a entrenar de manera completa pero sin fatigarte demasiado. Además, lo bueno de entrenar así es que al día siguiente puedes realizar tu rutina sin alteraciones.

Trata de incorporar una rutina de estiramientos

Al terminar o como rutina a parte es importante incorporar un circuito de estiramientos para ayudarte a mejorar la postura corporal, el dolor muscular que genera un entrenamiento y a ayudarte a reducir los estados de estrés del día a día.

Bienestar

Por ello, te recomendamos que trates de dedicar unos quince minutos al día para estirar todas las partes de tu cuerpo, independientemente que las hayas entrenado o no.

Trata de escoger bien los alimentos que comes

No es aconsejable ni comer muy poco ni seguir comiendo toda la comida que comías durante el verano, porqué tanto una cosa como la otra puede interferir en tu entrenamiento.

Incorpora una dieta variada y saludable, con una proporción adecuada de macronutrientes, vitaminas y minerales, que se a acorde con tu objetivo principal, que seguramente sea bajar de peso o hipertrofiar. Ser consecuente y responsable con lo que comes va a ayudar a que consigas grandes resultados.

Plato Comida

No nos olvidemos de la importancia del descanso

La importancia del descanso esta muy infravalorada, de hecho es uno de los causantes de muchas enfermedades. No dormir las horas recomendadas va interferir en la eficacia y la potencia de tu entrenamiento, como también en todo tu día a día.

Además, si estás en periodo de bajar de peso, dormir poco va a impedir que puedas perder esos quilos de más, esto es porqué hay una alteración de la leptina y la grelina, aumentando nuestra sensación de hambre y disminuyendo la saciedad post comida.

En Vitónica | Cómo volver a entrenar en el gimnasio después del parón de las vacaciones: trucos y consejos.

En Vitónica | Las claves para volver a entrenar despué de un parón de semanas (o meses).

Imágenes | iStock, Unsplash.

Temas
Inicio