Publicidad

Nueve claves de nutrición para perder los kilos que has cogido durante la cuarentena
Dietas

Nueve claves de nutrición para perder los kilos que has cogido durante la cuarentena

Publicidad

Publicidad

Para algunas personas, esta cuarentena ha favorecido una perdida de peso en ellos. Esto se ha podido deber a que, para algunas personas, el confinamiento ha supuesto dejar de comer fuera tantos días a la semana, cocinar más en casa e, incluso, empezar a hacer deporte.

Sin embargo, para muchos, el hecho de poder movernos menos, y la ansiedad provocada por la situación, ha supuesto que hayamos visto sumarse algún número más en la báscula. Por ello, si queremos intentar volver a nuestro peso saludable y, sobre todo, volver a cuidar nuestra alimentación, hay algunas claves que podemos seguir.

Conseguir un déficit calórico

Istock 625675312 3

En ocasiones nos encontramos a nosotros mismos intentando compensar con deporte todo lo que nos hemos comido. La realidad es que esto no funciona, porque la única manera real de perder peso es conseguir un déficit calórico. El deporte puede ayudarnos, pero la clave está en nuestra alimentación y las calorías que ingerimos.

Puede ser una buena idea realizar un cálculo de tu necesidad calórica diaria  y adaptarlo a la pérdida de peso que queremos conseguir (normalmente implica restar entre el 15 y el 20%) . De esta manera sabremos cuántas tendremos que  y consumir en base a las que gastamos, de manera que haya un déficit y podamos empezar a perder peso.

Olvidarnos de dietas y buscar un cambio de hábitos

La presencia de dietas en nuestra vida es algo con lo que vivimos casi desde que tenemos uso de razón. Sin embargo es el momento de olvidarnos de intentar seguir una dieta y centrarnos en cambiar  nuestros hábitos. Habitualmente, cuando seguimos alguna dieta suele tratarse de dietas milagro, que prometen resultados rápidos, pero que cuando los obtenemos suelen ser a costa de nuestra salud.

Además, estos resultados nunca son duraderos, porque las dietas no suelen enseñarnos a comer de manera saludable ni nos enseñan hábitos de alimentación sostenibles en el tiempo. Tanto es así que los expertos de la nutrición aseguran que, a la larga, hacer dieta engorda. Por ello, lo ideal es buscar un cambio de hábitos global y a largo plazo.

Más verduras y frutas

Brooke Lark Jupoxxrndca Unsplash 1

Las verduras y la fruta deberían ser la base de cualquier alimentación saludable, tanto si estamos intentando perder peso como si, simplemente, nos mantenemos en nuestro peso. En lo que a la pérdida de peso estrictamente se refiere, se tratan de alimentos bajos en calorías, con una gran cantidad de fibra y agua que nos ayudarán a sentirnos más saciados y, por tanto, tener menos hambre.

Pero, además de eso, estos alimentos son unos de los que más nos ayudarán a cuidar nuestra salud gracias a sus nutrientes saludables. Ayudarán a que nuestro cuerpo funcione mejor y un cuerpo sano es un cuerpo más en forma.

Elegir formas de cocinado más saludables

Es verdad que estamos cocinando más en casa y eso siempre es una buena noticia, pero también es importante saber cómo cocinamos. El método de cocción que elijamos influirá en las calorías de los alimentos y en los nutrientes que consumamos.

Por ello, será mejor opción que optemos por usar el horno, cocinar a la plancha, cocer, hervir y hacer al vapor, en vez de freír o rebozar.

Volver al agua como bebida principal

Istock 626429944 1

Cuando como por ansiedad, siempre me apetece más acompañar mis comidas con bebidas gaseosas y azucaradas. Si buscamos perder el peso que hayamos podido ganar estos días, es importante que nuestra bebida de elección siempre sea el agua.

Especialmente en sustitución de otras bebidas menos saludables. El agua nos ayuda a mejorar la saciedad - y a diferenciar entre hambre física y hambre emocional -, pero además nos ayudará a evitar las calorías de las otras bebidas, y a cuidarnos desde dentro.

Basar nuestra alimentación en comida y no "productos"

Una parte clave de una alimentación saludable, que nos ayude a perder peso a largo plazo y que forme parte de un hábito de alimentación, es consumir más alimentos como tal y menos "productos". Esto quiere decir que elegiremos productos frescos, a ser posible de temporada y de cercanía.

Lo ideal es basar la alimentación en vegetales, frutas, hortalizas, semillas, cereales integrales, carnes magras, legumbres y otros productos que lleven el menos procesamiento posible. Además, evitaremos alimentos ultraprocesados, con grandes cantidades de azúcares, sal y grasas poco saludables.

Los postres en versión saludable y de manera puntual

Istock 669384286

Durante estos meses, muchas personas han comenzado a hacer postres en su propia casa a menudo. Tanto es así que la harina y la levadura han sido algunos de los productos en los que había falta de stock en nuestros supermercados. Esto no tenemos por qué perderlo, pero sí puede ser interesante cambiarlo.

Es decir, aunque sigamos haciendo postres, es buena idea que intentemos buscar las opciones más saludables. Además, debemos recordar que, aunque los postres sean en su versión más sana, lo ideal es consumirlos de manera puntual.

Mantener el hecho de cocinar en casa

Si durante estos meses hemos adquirido el hábito de cocinar más en casa, es buena idea que intentemos mantenerlo a partir de ahora. Aunque ya podamos empezar a salir a por comida o pedirla a casa, el hábito de cocinar en casa nos ayudará a recortar en calorías.

Para empezar, la comida que consumimos fuera suele tener más calorías. Pero, además, cocinar en casa nos permite tener el control de los ingredientes que vamos a utilizar, calidad y cantidad.

Istock 864509344 6

Alejarnos de alcohol y tabaco

Aunque no sea un consejo nutricional como tal, la realidad es que el consumo de alcohol está bastante relacionado con nuestra alimentación. Las bebidas alcohólicas cuentan con una gran cantidad de calorías. Esto implica que nos aportarán lo que consideramos calorías vacías ya que la calidad nutricional no es buena. Además de las sustancias poco saludables con las que cuentan.

En cuanto al tabaco, el hecho de fumar se ha relacionado en numerosas ocasiones con un mayor peso. Tanto es así que los fumadores presentan mayor riesgo de sufrir obesidad.

En Vitónica | Perder peso a partir de los 30: por qué es más difícil y cómo podemos conseguirlo

En Vitónica | Los beneficios de pescados y vegetales congelados para cocinar de forma saludable 

Imágenes | iStock, Unsplash

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios