Publicidad

Fitbit Charge 4: probamos la nueva pulsera cuantificadora premium de Fitbit, ahora con GPS en la muñeca y minutos en zona activa
Equipamiento

Fitbit Charge 4: probamos la nueva pulsera cuantificadora premium de Fitbit, ahora con GPS en la muñeca y minutos en zona activa

HOY SE HABLA DE

Hace unas semanas os hablábamos del lanzamiento de la nueva Fitbit Charge 4: se trata de la nueva pulsera cuantificadora de la casa americana Fitbit, y la primera de la familia Charge que integra GPS en la muñeca para no tener que depender del de nuestro teléfono móvil.

Durante las últimas semanas hemos estado probando y analizando la nueva Fitbit Charge 4, tanto para nuestro día a día como para hacer deporte dentro y fuera de casa (¡por fin!) con ella, y estas son nuestras impresiones.

Fitbit Charge 4: características técnicas y novedades

Fitbit-charge-4-analisis-review

Con un diseño discreto y elegante, que sigue la línea de modelos anteriores de la familia Charge, la nueva Fitbit Charge 4 es la primera pulsera premium de la marca que incluye GPS en la muñeca, algo que interesará sobre todo a los más deportistas de la casa.

Esta nueva pulsera incluye una gran pantalla OLED (del mismo tamaño que la Fitbit Charge 3, que ampliaba su tamaño respecto al modelo anterior), táctil y en escala de grises. Los laterales, aunque no cuentan con botones, cumplen la función de los mismos, llevándonos a la pantalla anterior o principal al presionarlos con los dedos.

Como modelos anteriores, la nueva Fitbit Charge 4 cuenta con tecnología Pure-Pulse integrada para medir nuestra frecuencia cardíaca durante las 24 horas del día, también mientras dormimos. También incorpora un pulsioxímetro que funciona durante el sueño y que nos ofrece información sobre la calidad de nuestra respiración mientras dormimos.

Además de estos sensores, esta pulsera cuenta con otros clásicos como acelerómetro de tres ejes, altímetro y chip NFC que nos permite realizar pagos a través de un algunos bancos desde nuestra muñeca. Es sumergible hasta 50 metros.

La conexión con nuestro teléfono se realiza mediante Bluetooth LE y es compatible con dispositivos iOS y android. Cuenta con una batería de polímero de litio que, según la marca, nos ofrece unos siete días de duración sin GPS, y unas cinco horas usando el GPS.

La nueva Fitbit Charge está ya disponible a la venta on-line y en establecimientos seleccionados a un precio de 149,95 euros en su modelo estándar, con correa de silicona, y de 169,95 euros en su edición especial, con correa textil.

Fitbit Charge 4 Pulsera de actividad premium con GPS integrado, sumergible hasta 50m y 7 dias de batería

Fitbit Charge 4 Pulsera de actividad premium con GPS integrado, sumergible hasta 50m y 7 dias de batería

Entrenando con la nueva Fitbit Charge 4: la novedad de los minutos en zona activa

Fitbit-charge-4-analisis-review Así vemos la información de los entrenamientos en la nueva Fitbit Charge 4, con medición continua de la frecuencia cardíaca, medición por zonas de entrenamiento y minutos en zona activa.

Una vez tenemos cargada nuestra pulsera Fitbit Charge 4, solamente tenemos que conectarla a nuestro teléfono a través de la aplicación de Fitbit, gratuita para iOS y android. La conexión es sencilla, y solamente nos solicita un número de verificación que aparece en la pantalla de la pulsera.

Una de las grandes ventajas de la Fitbit Charge 4 frente a otras pulseras similares es su rápida carga (algo menos de dos horas para cargarla al completo) y su larga duración: según lo que hemos podido comprobar, algo más de una semana de batería llevándola puesta las 24 horas (registrando también el sueño) y realizando entrenamientos que no requieren del uso del GPS.

Eso sí, debemos tener en cuenta que, al cuantificar entrenamientos para los que sí necesitamos el uso del GPS, como el de carrera al aire libre, la batería de la Charge 4 se verá muy mermada. Según nuestra experiencia, en una hora de carrera ha consumido casi un 30% de su batería. Esto es importante para aquellos que realicen deporte al aire libre.

Fitbit-charge-4-analisis-review Mapas de carrera en la Fitbit Charge 4, con tres vistas: predeterminado, zonas de ritmo cardíaco y ritmo de carrera.

Comparándolo con otros dispositivos en el mercado, el GPS de la Fitbit Charge 4 es bastante preciso, apenas con alguna variación de unos 25 metros por kilómetro si lo comparamos con el GPS de precisión de un reloj deportivo. 

El sensor de pulso Pure-Pulse es preciso tanto durante el día a día como a la hora de hacer ejercicio, registrando subidas y bajadas de pulso de forma correcta hasta en entrenamientos exigentes y que suponen grandes cambios en un tiempo limitado, como los entrenamientos de tipo HIIT.

fitbit-charge-4-analisis-review En la imagen podéis ver claramente los seis picos de pulsaciones correspondiente a un entrenamiento HIIT con seis rondas de ejercicios. Los picos se corresponden con la parte más aeróbica del entrenamiento.

A la hora de entrenar podemos escoger entre 21 tipos de entrenamiento diferente: podemos encontrar los clásicos que nunca fallan (carrera al aire libre, en cinta, cuclismo, spinning) y otros más específicos como bootcamp, entrenamiento por intervalos, kickboxing o golf. De estos, nos podremos llevar hasta seis de ellos a los accesos rápidos de nuestra pulsera.

Lo más interesante de la nueva Charge 4, que estará disponible para otros modelos más antiguos con el paso del tiempo, es la incorporación de la métrica de "minutos en zona activa". Esta es una manera de medir la actividad física del individuo, para saber si somos más o menos activos, más allá de los pasos diarios (una métrica que se mantiene tanto en este como en otros modelos), que en una situación "especial" como en la que nos encontramos ahora con el confinamiento, puede ser poco acertada.

Por defecto, la Charge 4 nos pone como objetivo principal el de completar 150 minutos en zona activa a la semana, aunque podemos modificarlo desde la app de Fitbit. La pulsera contabilizará cualquier actividad que nos haga subir de pulsaciones, aunque no sea un entrenamiento propiamente dicho, y la convertirá en minutos que pasamos en esa zona activa. Dependiendo de la intensidad del movimiento, cuantificará más o menos minutos (si realizamos actividades vigorosas, los minutos se duplican).

Fitbit-charge-4-analisis-review Medición continua del pulso durante las 24 horas con Fitbit Charge 4 mediante el sensor Pure Pulse. Se puede apreciar perfectamente la diferencia entre las horas de sueño, con una frecuencia cardíaca más baja, las horas de vigilia, y los picos de pulsaciones en los entrenamientos.

Esta medición va asociada a las diferentes zonas de entrenamiento basadas en nuestras pulsaciones, y que la nueva Charge 4 va modificando dependiendo de nuestro entrenamiento. Si somos personas que entrenamos asiduamente, con el paso del tiempo nos costará más llegar a nuestra zona cardio y zona pico, donde los minutos valen el doble. Esta forma dinámica de medir la actividad física es interesante ya que tiene en cuenta el estado de forma del dueño de la pulsera.

Mientras estamos entrenando, además, la Fitbit Charge 4 nos envía notificaciones vibratorias (además de un aviso en pantalla) cada vez que cambiemos de "zona de pulsaciones": una pulsación breve cuando entramos en zona de cardio, y pulsaciones más largas cuando entramos en zona de pico. De esta forma es sencillo también regular la intensidad de nuestros entrenamientos.

Además de la cuantificación del ejercicio, y del reconocimiento automático de determinadas actividades como la caminata o la carrera, la Charge 4 mantiene, como en modelos anteriores, los avisos de movimiento cada hora y otras métricas como plantas subidas, kilómetros recorridos, calorías gastadas, etc.

Cuantificación y calidad del sueño con Fitbit Charge 4

Fitbit-charge-4-analisis-review Cuantificación del sueño con Fitbit Charge 4: resumen con puntuación del sueño incluida, fases del sueño en una noche y volumen de oxígeno en sangre durante el sueño.

La cuantificación del sueño es una de las cosas que mejor hace Fitbit, que más cuidan de sus dispositivos y en la que van incorporando diferentes novedades. En el caso de la Fitbit Charge 4 podemos encontrar, como en modelos anteriores, cuantificación de la cantidad y calidad de nuestro descanso, además de una puntuación del sueño personalizada y la variación estimada de oxígeno durante la noche.

Antes de nada, una mención a la comodidad de la Fitbit Charge 4 durante la noche. Personalmente, me suelo quitar relojes y pulseras para dormir, a no ser que esté probando alguno en concreto, porque me molestan ya que me muevo bastante. La Charge 4, al ser ligera y poco voluminosa, es bastante cómodo dormir con ella, y además entra en "modo noche", sin mostrarnos avisos o iluminarse la pantalla, cuando nos dormimos.

Dentro de la cuantificación del sueño, siempre es interesante ver las diferentes fases del sueño por las que vamos pasando cada noche, incluyendo el sueño profundo, ligero, la fase REM y las veces que nos despertamos (también esos pequeños intervalos de segundos en los que nos despertamos sin darnos cuenta entre las fases).

Además de ofrecernos una gráfica, también podemos ver este dato en forma de porcentajes, y la comparativa tanto con nuestro mismo grupo de sexo y edad, para comprobar si estamos dentro de parámetros normales, como la media de nuestros últimos 30 días de sueño.

La puntuación del sueño se mide de 0 a 100 y tiene en cuenta la calidad del mismo, más allá de la cantidad de horas dormidas. Es un dato interesante que, cruzándolo con otros como si ese día hemos entrenado, si hemos cenado de forma copiosa o si nos hemos echado una siesta, puede ayudarnos a mejorar la calidad de nuestro sueño en un futuro.

Por último, otro dato interesante: la variación estimada de oxígeno durante el sueño. Este dato hace referencia a la saturación de oxígeno en sangre y se mide gracias al pulsioxímetro de la pulsera. Un cambio grande y mantenido de la saturación de oxígeno en sangre durante la noche puede ser un indicador de un posible problema, como la apnea del sueño. Esta medición podría ayudarnos a identificarlo y hacérselo saber a nuestro médico.

Fitbit Charge 4: la opinión de Vitónica

Fitbit-charge-4-analisis-review

Después de haber probado la pulsera tanto en entrenamientos outdoor como indoor, y en nuestro día a día, podemos decir que la nueva Fitbit Charge 4 es una buena pulsera cuantificadora para los deportistas ocasionales que quieran cuantificar su actividad física diaria.

Se queda algo corta, porque no es propiamente un reloj deportivo, si buscamos un dispositivo con el que cuantificar datos muy específicos de nuestro entrenamiento; pero para una persona a la que le interesa comenzar a entrenar poco a poco y ser más activa en su día a día es una pulsera muy interesante.

Una de las grandes bazas de esta pulsera es la larga duración de su batería, que nos nos hace esclavos del cargador, pero se ve eclipsada por el alto gasto del GPS que merma la duración de la misma. Este es un dato que debemos tener en cuenta a la hora de hacer ejercicio al aire libre.

La medición del sueño en los dispositivos Fitbit y su forma sencilla de presentarle al usuario las diferentes mediciones siempre es una de las grandes ventajas de estos dispositivos, siendo un dato interesante también para el cuidado de nuestra salud.

Fitbit Charge 4 Pulsera de actividad premium con GPS integrado, sumergible hasta 50m y 7 dias de batería

Fitbit Charge 4 Pulsera de actividad premium con GPS integrado, sumergible hasta 50m y 7 dias de batería

El dispositivo ha sido cedido para la prueba por parte de Fitbit. Puedes consultar nuestra política de relaciones con empresas.

Imágenes | Vitónica, Fitbit

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios