Compartir
Publicidad
Publicidad

En ocasiones pesarse no es suficiente

En ocasiones pesarse no es suficiente
Guardar
14 Comentarios
Publicidad

Solemos tomar el peso corporal como medida absoluta para ver si estamos en sobrepeso. En gran parte de los casos el peso de la báscula nos puede dar una idea aproximada, pero no siempre, y sobre todo en deporistas, donde pesarse no es suficiente.

¿Qué hacer entonces? acudir a otro tipo de medidas, la bioimpedancia por ejemplo. Este método nos dirá aproximadamente el porcentaje de peso que tenemos de grasa, músculo, hueso y peso residual. Una persona puede tener un Índice de masa corporal (IMC) elevado sin embargo no tener sobrepeso por tener más masa muscular que grasa. La bioimpedancia es una forma más acertada de medir la composición corporal.

También podemos acuidar a un dietista para que nos haga un estudio antropométrico, donde a través de los pliegues de grasa de nuestro cuerpo comprobará qué porcentaje de peso tenemos a base de grasa y cuál es de músculo, determinando más exactamente si tenemos o no sobrepeso.

En definitiva, no siempre podemos hacerle caso a la báscula, sobre todo cuando marca un alto peso y sin embargo nuestra figura corporal parece aceptable. Cada cual tiene una composición corporal diferente: huesos, músculos, agua, minerales y vísceras componen todo el peso de nuestro cuerpo, sólo hay que saber en qué proporción es cada cual y valorar los resultado.

En general una persona con un 7-15% de grasa corporal se puede considerar una distribución óptima, más del 25% de grasa en el cuerpo es cuando podemos empezar a tener problemas y ser pasto de las enfermedades metabólicas como diabetes o hipertensión.

En Vitónica | Las mentiras de la báscula
En Vitónica | Pesarse todos los días no es buena idea
Imágen |

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos