Compartir
Publicidad
Las lesiones más frecuentes en las rodillas de los deportistas
Lesiones

Las lesiones más frecuentes en las rodillas de los deportistas

Publicidad
Publicidad

Las rodillas suelen ser una de las partes del cuerpo más frágiles cuando hablamos de deportistas, sobre todo en algunos deportes como running, ciclismo o fútbol, donde es frecuente que las personas que los practican sufran alguna lesión en esta articulación.

A la hora de prevenir lesiones en las rodillas son básicos tanto el trabajo de propiocepción como el entrenamiento de fuerza para reforzar, valga la redundancia, la musculatura que rodea a esta articulación es clave.

Estas son las lesiones más frecuentes en la articulación de la rodilla en el caso de los deportistas: así se producen, así se tratan y así podemos prevenirlas.

La (casi omnipresente) condromalacia rotuliana

lesiones-rodillas

Seguro que alguna vez has escuchado hablar de la condromalacia rotuliana, sobre todo si asistes asiduamente a actividades como spinning, donde es bastante frecuente entre sus practicantes, o running.

La condromalacia rotuliana hace referencia al desgaste del cartílago articular que se encuentra en la cara posterior de la rótula, el hueso que "permite" que nuestra rodilla cumpla su función de forma sencilla. Este desgaste suele producirse por el uso de la articulación y es frecuente en personas sedentarias de avanzada edad y en deportistas a edades más tempranas.

La rótula en acción

Los síntomas suelen ser bastante claros: sensación de "flojera" en la rodilla al practicar ejercicio físico, inestabilidad en la misma, dolor al bajar escaleras o al sentarnos y dolor en la zona delantera y central de la rodilla son los más comunes.

La prevención en este caso juega un papel clave, ya que el tratamiento de la patología una vez que aparece no garantiza la curación total de la misma. A la hora de prevenir la condromalacia rituliana se recomienda el trabajo de fuerza de la musculatura del cuádriceps, sobre todo del vasto interno (muchas veces la condromalacia aparece debido a cuádriceps poco potente) y los ejercicios de pliometría, trabajando de esta manera tanto nuestro tren inferior como nuestra zona media.

El tratamiento de la condromalacia rotuliana pasa por la administración de analgésicos y antiinflamatorios si fuera necesario, la aplicación de frío en la zona afectada para disminuir el dolor, el trabajo de fuerza realizando los ejercicios en todo el rango de movimiento de la articulación y, si es necesario, el vendaje funcional o el trabajo con rodilleras específicamente diseñadas para la condromalacia.

El temido síndrome de la cintilla iliotibial

lesiones-rodillas

Los dos grandes temores de los runners suelen ser la fascitis plantar y la cintilla iliotibial. Y es que un problema en la cintilla puede dar al traste con la preparación de una carrera como una maratón después de muchos meses de preparación.

El síndrome de la cintilla iliotibial aparece, como en el caso de la condromalacia, por desgaste: el tendón del músculo tensor de la fascia lata, que recorre la parte lateral del muslo, se inflama debido al excesivo uso de la articulación de la rodilla, y aparece el dolor.

¿Te duele la zona lateral de la rodilla? Es posible que sufras el síndrome de la cintilla iliotibial

El síndrome de la cintilla iliotibial es muy común entre los corredores, y entre sus síntomas podemos encontrar el dolor en la zona lateral externa de la rodilla (generalmente cuando llevamos ya un tiempo corriendo) y la sensación de debilidad en la rodilla.

Como en el caso de la condromalacia, la prevención es también un factor clave: no meter un número excesivo de kilómetros en nuestros entrenamientos o, por lo menos, hacerlo progresivamente, y trabajar bien la musculatura de nuestras piernas pueden proteger a nuestras rodillas frente a esta patología.

Una vez que aparece el síndrome de la cintilla iliotibial, el reposo suele ser lo habitual, acompañado de masaje por parte del fisioterapeuta y de trabajo isométrico de la musculatura.

La tendinitis rotuliana

lesiones-rodillas

Sabemos que el sufijo -itis siempre indica inflamación, y en este caso hace referencia a la inflamación del tendón rotuliano, tendón patelar o ligamento rotuliano, que es el que se encuentra en la parte inferior de nuestra rodilla. Este tendón es la continuación del tendón del cuádriceps femoral, y une la rótula al hueso de la tibia.

Tanto el tendón rotuliano como el femoral trabajan para poder realizar el movimiento de extensión de nuestra pierna al contraerse el cuádriceps. Este es un movimiento muy repetido en corredores y saltadores, que son los que más habitualmente sufren esta patología. No en vano, la tendinitis rotuliana también es conocida como "rodilla del saltador".

Dolor justo debajo de la rótula y sensación de rigidez y flojera son los síntomas comunes en la tendinitis rotuliana

La tendinitis rotuliana suele cursar con dolor justo debajo de la rótula, en la zona frontal de la rodilla, además de que aparece junto con la sensación de rigidez y de flojera, como si nos fuéramos a caer al suelo con cada paso que damos. También puede acompañar el dolor en el cuádriceps y en la tibia, o en ambos.

Como siempre, la prevención es importante a la hora de no sufrir esta patología: controlar las cargas de trabajo (una buena periodización y planificación del entrenamiento, si estamos, por ejemplo, preparando una maratón) y una buena técnica de carrera, además del fortalecimiento de la musculatura de nuestras piernas, nos ayudará a alejar la tendinitis de nuestras rodillas.

Si ya sufrimos la tendinitis rotuliana, el masaje en el fisioterapeuta será parte del tratamiento de la patología. Si la patología es leve o moderada puede tratarse solamente con reposo, masaje, aplicación de frío y elevación de la articulación para que baje la inflamación. Si el estado es grave puede incluso requerir tratamiento quirúrgico.

No podemos perder la oportunidad de recordar que, en caso de que aparezca dolor en la articulación, lo más adecuado es acudir al fisioterapeuta, que es el profesional que puede ayudarnos primero a darnos un diagnóstico y después a tratarlo de la forma adecuada.

¡Cuida tus rodillas, deportista!

Imágenes | iStock
En Vitónica | Cómo mejorar el valgo de rodilla en sentadilla
En Vitónica | ¿Te duele la rodilla mientras corres? Estos ejercicios te ayudan a mejorar la tendinopatía rotuliana

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio