Compartir
Publicidad

Cinco razones para adorar la máquina de remo del gimnasio

Cinco razones para adorar la máquina de remo del gimnasio
5 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Cuando pensamos en hacer cardio dentro del gimnasio seguramente lo primero que nos viene a la cabeza es la cinta de correr o la elíptica. Quizás alguno piense también en la bicicleta (mejor la de spinning, que "copia" mejor el movimiento de los pedales de la bici de carretera que la clásica bicicleta estática) o en el stepper o máquina de subir escaleras.

Sin embargo, mi preferida desde hace ya un tiempo es la máquina de remo: seguro que en tu gimnasio también hay al menos una y que, además, casi siempre está libre a diferencia de las elípticas (que serían mi segunda opción). Con ánimo de que vosotros también disfrutéis de estos entrenamientos de cardio indoor tanto como yo, hoy os cuento cinco razones para adorar (y usar) la máquina de remo.

  • Porque es uno de los entrenamientos más completos que puedes hacer: en la elíptica y en la cinta el protagonismo lo lleva nuestro tren inferior, más aun si hablamos de la bicicleta o el stepper. Pero la máquina de remo nos obliga a trabajar tanto tren superior (al tirar del jalón) como inferior (en un movimiento similar al de una sentadilla profunda) e incluso de nuestra zona media (para mantener una postura correcta).

  • Porque te hace trabajar la coordinación y la movilidad de tus articulaciones: para conseguir una buena técnica en la máquina de remo es necesario un movimiento coordinado de nuestro tren superior e inferior, además de llevar una respiración adecuada que facilite nuestros movimientos. Una buena movilidad, especialmente de la cadera y de la cintura escapular, al mismo tiempo que una gran estabilización que vendrá de la musculatura profunda del abdomen, son básicos para conseguir un movimiento fluido.

  • Si lo que quieres es quemar calorías, esta es la máquina perfecta: a la hora de quemar calorías, aunque no debería ser el fin principal de nuestro entrenamiento sino una consecuencia del mismo, la máquina de remo le lleva la delantera a la elíptica, el stepper y la bicicleta. Precisamente debido a lo que comentábamos anteriormente: entran en juego muchos grupos musculares.

  • Porque es perfecta para practicar HIIT: gracias a la implicación de muchos grupos musculares a la vez y de forma coordinada, la máquina de remo hace que nuestras pulsaciones suban bastante de una manera muy sencilla. Esto es algo perfecto si queremos realizar un entrenamiento por intervalos de alta intensidad, pudiendo llegar fácilmente a picos de pulsaciones altas (más complicado en otras máquinas como la elíptica).

  • Porque es un muy buen entrenamiento para mejorar la forma de los glúteos: el empuje explosivo al inicio del movimiento del remo, cuando nos encontramos en la posición inicial con las rodillas flexionadas, es perfecto para trabajar los glúteos.

Animaos, si todavía no lo habéis hecho, a probar esta máquina del gimnasio que os permite realizar un entrenamiento completo y muy entretenido, ¡a remar!

Imagen | iStock
En Vitónica | Máquinas de remo: distintas resistencias

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos