Compartir
Publicidad
Publicidad

Dos fallos habituales a la hora de hacer aperturas de pectoral

Guardar
11 Comentarios
Publicidad
Publicidad


Las aperturas son un ejercicio muy habitual en la rutina de todos los que asistimos a entrenar al gimnasio, ya que nos ayudan a conseguir unos pectorales más fuertes y potentes. Por este motivo casi todas las tablas las incorporan. A pesar de esto no siempre las hacemos correctamente, ya que constantemente cometemos fallos a la hora de realizar las aperturas, pues pensamos que es lo adecuado, pero realmente no es lo que más nos conviene a la hora de trabajar el pecho, por eso queremos hacer hincapié en esto y evitarlo.

Las aperturas consisten en eso, en abrir al máximo nuestros brazos con dos mancuernas, una en cada mano, y así contraer la parte central del pecho para concentrar todo el empuje en esta zona y conseguir estimular a las fibras para que crezcan. Peropor norma general pensamos que cuanta más amplitud demos al movimiento, y cuanto más estiremos los brazos mejores resultados obtendremos, algo que no es para nada cierto y por ello lo queremos poner de manifiesto.

Uno de los principales errores que cometemos al entrenar el pecho con las aperturas es mantener los brazos demasiado rígidos, ya que de esta manera pensamos que el trabajo es mucho más intenso y concentramos mucho más en el pecho, cuando no es así. Lo que sucede cuando mantenemos los brazos estirados al realizar aperturas de pecho es que desviamos gran parte de la tensión que se debería concentrar en el pecho a los bíceps, que serán los que aguantarán todo el empuje del ejercicio. Para evitar esto lo que debemos hacer es doblar los brazos ligeramente por los codos para así concentrar mucho más en el pecho.

Alguien nos ha dicho alguna vez que las aperturas cuanto más profundas mejor. Esto es totalmente falso, ya que muchos lo que hacen es echar los brazos hacia atrás lo máximo que pueden y elevan el pecho y arquean la espalda para dar más énfasis a su movimiento. Echar muy atrás los brazos no es garantía de incidir más en el pectoral, ya que además de poner la espalda en riesgo lo que hacemos es cargar gran parte de la carga en el deltoides anterior, corriendo un gran riesgo de lesión en esta parte. Por ello es importante que realicemos un movimiento mucho menso abierto, pues con abrir los brazos de modo que queden paralelos con el pecho basta.

Vía | SportLife
Video | Youtube/ focense

En Vitonica | Ejercicios para el total desarrollo del pectoral
En Vitonica | Ejercicio de pectoral: Apertura con mancuernas en banco plano
En Vitonica | Realizar las aperturas desde diferentes ángulos, una buena manera de trabajar la parte media del pecho

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos