TRX y pilates: por qué elegir uno cuando podemos mezclar ambos con estos ejercicios
Pilates

TRX y pilates: por qué elegir uno cuando podemos mezclar ambos con estos ejercicios

Existen infinidad de disciplinas deportivas de las que se puede extraer ejercicios y técnicas muy eficaces y llamativas. Quedarnos solamente con una de esas disciplinas nos hace perdernos elementos muy interesantes de otras. ¿Y si las mezclamos? De ese razonamiento surgen actividades nuevas como el pilates con TRX o cuerdas de suspensión.

Pilates en suspensión

El entrenamiento en suspensión recibe el nombre de TRX por sus siglas en inglés: training resistance exercise. Estas cuerdas pueden situarse en cualquier lugar y realizar un entrenamiento de fuerza de cuerpo completo.

Uno de esos lugares puede ser una clase de pilates, de forma que podemos facilitar o dificultar los ejercicios al introducir diferentes puntos de apoyo, además de incluir variaciones de ejercicios.

Otra de las razones por las que mezclar TRX y pilates es para introducir elementos innovadores y llamativos que enganchen a las personas a practicar ejercicio físico, ya que la motivación y la adherencia es el objetivo a cumplir por parte de cualquier entrenador.

Nuestro equilibrio y alineación postural se verá más desafiado si mezclamos el pilates y el TRX, que si realizamos pilates en suelo sin ningún elemento más. Existen otras variantes de pilates en máquina que también consiguen algunas de estos beneficios, pero el TRX es más económico, transportable y versátil.

Algunos ejercicios de pilates en suspensión

Puentes de glúteo con pies en TRX (TRX shoulder bridges)

El puente de glúteos con los hombros en el suelo es uno de los ejercicios básicos de pilates para entrenar la parte trasera de nuestras piernas. De esta forma reducimos el riesgo de dolor lumbar por tener una musculatura de sostén más fuerte. Añadir el TRX al ejercicio aportará inestabilidad que deberemos controlar con nuestra musculatura estabilizadora.

Plancha lateral en TRX

La plancha lateral es uno de esos ejercicios que nos sirven de base para ir aumentando el nivel. Al poner los pies sobre los estribos del TRX en lugar del suelo aumentaremos en gran medida la complejidad del ejercicio porque se convierte en muy inestable.

TRX roll-up

La inclusión del TRX en este ejercicio de pilates nos facilita la tarea al tener apoyados los talones sobre una superficie en lugar de hacerlo en el aire. De esta forma, las cuerdas de suspensión nos pueden dificultar el movimiento como en los ejercicios anteriores o facilitárnoslo como en este caso.

Extensión de espalda con TRX

La extensión de espalda necesita una gran tensión en toda la musculatura trasera de nuestros hombros y espalda. Al hacer uso del TRX podemos facilitar la tarea al disminuir esa tensión, o también nos permite aumentar la complejidad al ir subiendo en altura cada vez más los agarres, por lo que la extensión de espalda será mayor.

Roll over con TRX

El apoyo de las manos en el TRX en el roll over de pilates nos permite ejercer más presión que en el suelo y con ello aumentar la activación de todo nuestro core. El hecho de que las cuerdas sean inestables también aumentan el nivel del ejercicio.

La pirámide con TRX

La pirámide recibe su nombre por la forma de nuestro cuerpo al realizar este movimiento. Esta postura en yoga recibe el nombre de "perro boca abajo". Hacerlo con los pies en el TRX es muy demandante y solamente está al alcance de usuarios avanzados en pilates y con un nivel elevado de fuerza y control abdominal.

Estiramiento doble con TRX (double stretch)

El TRX facilita el estiramiento doble de pilates al sostener el peso de las piernas en los estribos de las cuerdas. También se modifican las fuerzas en el movimiento, ya que con el TRX la tensión va a parar a la parte trasera de nuestras piernas, mientras que sin TRX la tensión recae en los flexores de cadera en la parte delantera de las ingles. 

En Vitónica | Cinco rutinas de Pilates para hacer en 20 minutos o menos

Imágenes | Unsplash

Temas
Inicio