Compartir
Publicidad

Elegir bien los hidratos que consumes puede incrementar tu salud y esperanza de vida según el último estudio

Elegir bien los hidratos que consumes puede incrementar tu salud y esperanza de vida según el último estudio
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Los hidratos siempre han sido portadores de una injusta mala fama, pues en la misma bolsa colocamos azúcares libres o hidratos simples que se asimilan fácilmente e hidratos complejos dentro de los cuales se encuentra la fibra. Un reciente estudio demuestra que debemos establecer esta diferencia porque elegir bien los hidratos que comemos puede incrementar la salud y esperanza de vida considerablemente.

Hidratos de calidad, más salud y años de vida

La investigación publicada hace pocos días en The Lancet evaluó datos de diferentes estudios prospectivos publicados entre el 3o abril de 2017 y 28 de febrero de 2018. Así, se realizó una serie de revisiones y metaanálisis que incluyeron poco menos de 135 millones de personas por año de datos de 185 estudios prospectivos y 58 ensayos clínicos con 4635 participantes adultos.

Las conclusiones revelan una disminución del 15 al 30% en la mortalidad por todas las causas entre los consumidores más altos de fibra dietética respecto a los consumidores más bajos. Concretamente, la reducción del riesgo es mayor cuando se ingieren entre 25 y 29 gramos de fibra al día.

Asimismo, se encontró una menor incidencia de enfermedad coronaria, incidencia y mortalidad por accidente cerebrovascular, diabetes tipo 2 y cáncer colorrectal entre los mayores consumidores de fibra y granos enteros.

No se encontraron diferencias de riesgo marcadas entre dietas con mayor o menor carga glucémica e índice glucémico, por lo que quizá el beneficio de los hidratos de calidad como son los derivados de fibra y granos enteros se relacionen con otros efectos en el organismo más allá del metabolismo de la glucosa.

Los autores del estudio revelan una evidencia sorprendente de dosis-respuesta que indica que las relaciones con varias enfermedades no transmisibles podrían ser causales, por lo tanto, para preservar o mejorar la salud y reducir el riesgo de muerte por diferentes causas, buenas recomendaciones serían cuidar la calidad de los hidratos. Es decir, incrementar el consumo de fibra y granos enteros, evitando cereales refinados y azúcares libres en la dieta habitual.

Imagen | Pixabay

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio