Publicidad

Siete picaduras de diferentes insectos: así las podemos reconocer y tratar para aliviarlas

Siete picaduras de diferentes insectos: así las podemos reconocer y tratar para aliviarlas
Sin comentarios

Hay varias cosas que caracterizan todos los veranos, sin excepción: el calor, la playa, los helados y las picaduras de mosquito. Y es que no hay un periodo estival sin, por lo menos, un par de picaduras. El problema es que con tanto insecto suelto, a veces es difícil saber reconocer qué nos ha picado y cómo tratar la picadura dependiendo del bicho responsable.

Las clásicas picaduras de mosquito

Aunque son las más clásicas, con la hinchazón y el picor, es posible que las confundamos con otras. Se caracterizan por ser una rojez normalmente pequeña un poco inflamada con único punto en el centro de la picadura, que no siempre se ve fácilmente, y que se presentan con mucho picor. Es posible que el mosquito nos pique varias veces, pero las picaduras no estarán agrupadas, si no con bastante distancia entre ellas.

No suelen necesitar ningún tipo de tratamiento y solo queda esperar. Pero si nos pica mucho podemos aplicar una loción anestésica. En caso de reacción alérgica tendremos que acudir a nuestro médico.

Jumpstory Download20200820 090453

Las hormigas también pican

Cuando estamos en la calle es posible que nos piquen más cosas que los mosquitos. De hecho, hay insectos que nos pueden causar picaduras y ni siquiera nos lo planteamos. Ese es el caso de las hormigas. A primera vista pueden resultar similares a las de mosquito ya que también presentan hinchazón y enrojecimiento. La diferencia es que pueden tener pus o acabar formando una ampolla. En algunos casos también generan dolor.

Tendremos que limpiar bien la picadura y asegurarnos de mantener una buena higiene de la misma durante el tiempo que la tengamos, ya que será clave para que no se infecte y reducir el picor.

Abejas y avispas: las grandes temidas del verano

Las abejas y avispas suelen ser las grandes temidas del verano. Como la de los mosquitos, estas picaduras también se hinchan y se ponen rojas, pero suelen mostrar un hinchazón mayor. Además, el punto de en medio, donde se ha dado la picadura, es rojo y blanco. Si la picadura es la de una abeja, lo más probable es que el aguijón se encuentre en la picadura, mientras que en el caso de las avispas no. Estas picaduras duelen más y suelen presentar bastante ardor y sensación de calor durante varios días. Algunas personas presentan alergia a estas picaduras, por lo que pueden generar reacciones que puedan requerir atención médica. Es importante retirar siempre el aguijón y podemos aplicar un antihistamínico en la picadura.

Jumpstory Download20200820 090449

Así son las picaduras de araña

Junto con las de mosquitos, las picaduras de araña son las más habituales en el verano. La picadura en sí es similar a la del resto de insectos, pero con la diferencia de que, en vez de un solo punto en el centro de ella, encontramos dos pinchazos separados - ya que no pican, si no que muerden -. El tamaño de la picadura puede variar dependiendo de cada persona y de cada araña. Suelen tardar en curarse algo más que las picaduras de otros insectos. Lavar la picadura con agua y jabón ayuda a reducir la hinchazón y la sensación de picor. Si experimentamos demasiada hinchazón o creemos que nos ha podido dar alergia, lo recomendable es ir al médico.

Diferenciar entre garrapatas, pulgas y chinches

En el caso de las garrapatas, pulgas y chiches puede resultar complicado diferenciar sus efectos. En el caso de las garrapatas, la picadura suele ser una mancha roja muy intensa, con la particularidad de que la garrapata se suele quedar dentro. Suele ser necesaria una visita al médico para retirarla, pero además de una posible infección si se queda dentro, no suelen ser peligrosas. En general, más allá de quitar la garrapata - lo recomendable es que lo haga un médico - no suelen necesitar tratamiento, a no ser que presentemos dolor, hinchazón en la extremidad o nos haya picado en una zona rural.

En el caso de las pulgas, la particularidad es que se dan de manera agrupada. Son pequeñas picaduras con un leve hinchazón rojo, juntas y pegadas unas a las otras.  El picor en estos casos es muy alto y pueden presentar reacción alérgica que requiera atención médica.

En el caso de las chinches se presentan de manera similar a las pulgas, ya que aparecen agrupadas, con una importante rojez. El centro de estas picaduras suele presentar un rojo más oscuro que el resto de la misma. La manera de diferenciarlas de la de las pulgas es que el picor suele ser menor y, además, puede haber cierto rastro de sangre. Lavarnos con espuma de jabón y dejar que se seque sobre la picadura puede aliviar. Si no, un médico nos puede recetar una pomadas con cortisona.

En Vitónica | Todo lo que tienes que saber sobre las medusas y sus picaduras

En Vitónica | Llegan los bichos de primavera: qué te puede picar, qué debes hacer y qué no 

Imágenes | JumpStory

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios