Compartir
Publicidad

11 tentempiés sencillos y saludables para calmar el gusanillo entre horas

11 tentempiés sencillos y saludables para calmar el gusanillo entre horas
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Si después de comer te apetece algo dulce pero no quieres cargarte de calorías o si justo antes de la comida tienes un hambre incontrolable, estos 11 tentempiés sencillos y saludables para calmar el gusanillo entre horas pueden ser grandes aliados de tu dieta.

Tentempiés dulces y muy fáciles

¿Eres un goloso declarado pero no te agrada cocinar? los siguientes tentempiés dulces son tan fáciles de elaborar y apetecibles que no te negarás a su preparación si de verdad deseas calmar el gusanillo entre horas cuidando la línea y la salud:

  • Bocaditos de plátano rellenos: con un plátano no muy maduro, que nos permita cortar rebanadas firmes podemos elaborar estos bocaditos con sólo dos ingredientes. Cortamos rebanadas de medio centímetro cada una de un plátano entero y pegamos con otra con una cucharadita de crema de cacahuete elaborada en casa formando unos mini sándwiches dulces. Llevamos al refrigerador hasta su consumo o consumimos inmediatamente.
  • Dátiles cubiertos de chocolate: los dátiles son una de las frutas más dulces naturalmente y por eso son grandes aliados al momento de crear platos golosos pero sanos. En este caso, proponemos sumergirlos en chocolate amargo con alto grado de pureza derretido a baño maría o en microondas y disfrutarlos fríos. Unas tres unidades serán suficientes para calmar tus ansias de chocolate y de dulce sin descuidar la línea y la salud.


1366 20001

  • Bombones de almendras y dátiles: los dátiles nuevamente son protagonistas para obtener dulces sin azúcares añadidos. En este caso creamos bombones procesando iguales cantidades de estos frutos como mostramos anteriormente en Vitónica. El resultado será una mezcla sabrosa, de agradable textura e ideal para comer como postre o entre horas sin culpa alguna.
  • Barritas de dátiles y avena: tal como los bombones antes nombrados, para estas barritas energéticas pero muy sanas que saciarán entre horas sólo necesitamos triturar copos de avena con dátiles hasta obtener una masa. Colocamos en un molde o placa rectangular y refrigeramos una hora aproximadamente para después cortar las barritas y trasladar a donde quiera que vayamos. Puedes ver la receta aquí.
  • Helado de plátano: con sólo un ingrediente que es el plátano congelado, podemos elaborar este cremoso y sabroso helado sin azúcares añadidos, colmado de potasio y muy saciante para disfrutar entre horas mientras calmamos el gusanillo sanamente.


1366 2000

  • Bombones de plátano, avena y coco rallado: sólo tres ingredientes y sin cocción como la mayor parte de los tentempiés aquí mostrados, estos bombones sólo se elaboran mezclando el puré de un plátano maduro con 100 gramos de avena en copos y 30 a 50 gramos de coco rallado. También puedes elaborarlos con avena y plátano únicamente. Lo recomendable será refrigerarlos por un par de horas para disfrutar frescos en una tarde de verano.

Tentempiés salados y tentadores

Igual de fáciles que los temtepiés dulces que mostramos anteriormente pero salados y muy tentadores, dejamos algunas sugerencias que de seguro te animarás a probar en casa para calmar el hambre previo a una comida o compartir en un evento con familia y amigos:

  • Tomates cereza rellenos: los he hecho en algún que otro cumpleaños familiar y son un éxito total por lo que recomiendo probarlos. Para elaborarlos sólo necesitamos tomates cereza partidos por la mitad (cuánto más grandes mejor) que ahuecaremos un poco o al menos retiraremos las semillas. En un recipiente mezclamos queso crema o untable bajo en grasas con aceitunas negras picadas y rellenamos cada mitad de tomate con esta preparación.
  • Galletas de aguacate y quinoa: con la quinoa ya cocida podemos elaborar unas galletas saladas muy sabrosas. Mezclamos el puré de un aguacate con sal a gusto con la quinoa ya cocida bien escurrida y nueces picadas finas hasta formar una masa que podamos manipular. Damos forma de galletas o de bombones para obtener un tentempié salado colmado de fibra, grasas buenas y antioxidantes ideal para los amantes de lo salado y apto para celíacos.


Img 0422

  • Tortitas de patata rösti: rallando una patata cruda y colocando puñados de la misma sobre una sartén con una cucharada de aceite de oliva bien caliente podemos crear unas tortitas o galletas crujientes de patata únicamente que después podemos disfrutar solas o acompañadas de guacamole, hummus o cualquier otra salsa casera y saludable. También podemos rellenar las tortitas de patata con salmón ahumado o pechuga de pavo cocida para formar un sándwich sin pan ni harinas.
  • Pincho de pollo, tomate y aceituna: si te ha sobrado pechuga de pollo cocida de una comida anterior puedes cortar cubos de la misma y formar junto a un tomate cereza y una aceituna verde un pequeño pincho ideal para compartir o calmar el gusanillo entre horas. Puedes cambiar los ingredientes y crear pinchos de higos secos y queso; de tomates cereza, queso y aceitunas, entre otros.


Img 0420

  • Huevos rellenos de aguacate: un tentempié súper proteico e ideal como aperitivo de una cena o para comer entre horas después del gimnasio. Con puré de aguacate condimentado con sal y unas gotas de zumo de limón rellenamos los huevos partidos por su mitad sin la yema y listo para consumir. También puedes rellenarlos de bacalao, atún u otro ingrediente saludable.

Como podemos ver, no es necesario acudir a snacks comerciales ni a sofisticadas preparaciones para calmar el gusanillo de forma sana entre horas, sino que con estos 11 tentempiés fáciles y sabrosos puedes lograr valiosas alternativas que de seguro te enamorarán.

Imagen | iStock y Vitónica

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos