Compartir
Publicidad
Coca de harina de garbanzos con tomate y queso de cabra: receta saludable sin gluten
Recetas Saludables

Coca de harina de garbanzos con tomate y queso de cabra: receta saludable sin gluten

Publicidad
Publicidad

Mi despensa está repleta de harinas diferentes y una que nunca falta es la de garbanzos. Más conocida en el sur de nuestro país donde hay más tradición de uso para rebozados, por suerte cada vez más gente se anima a usarla en casa. Esta coca de harina de garbanzos con tomate y queso de cabra es solo un ejemplo de las muchas recetas saludables que podemos hacer con ella.

Podemos llamarla coca, pan plano o falsa pizza; realmente el nombre es lo de menos para una receta muy rica y sencilla que además es apta para dietas sin gluten o para los que prefieran no tomar tantos hidratos. Además es una forma distinta de tomar legumbres por si os cansáis de los platos de cuchara o las ensaladas en verano.

Ingredientes

Para 2 personas
  • Harina de garbanzos 100 g
  • Aceite de oliva virgen extra 15 ml
  • Sal 3 g
  • Ajo granulado al gusto
  • Cúrcuma molida 1/2 cucharadita
  • Pimentón dulce o picante al gusto
  • Bicarbonato sódico una pizca
  • Agua necesaria
  • Tomates 1
  • Queso de rulo de cabra 30 g
  • Queso Parmesano al gusto (opcional)
  • Orégano

Cómo hacer coca de harina de garbanzos con tomate y queso de cabra

Dificultad: Fácil
  • Tiempo total 40 m
  • Elaboración 15 m
  • Cocción 25 m
  • Reposo 10 m

Hay que tener en cuenta que la base es casi 100% garbanzos, así que será una masa algo densa y saciante, con su sabor particular. Se puede compartir entre dos con otro plato o puede servir de comida única para alguien más hambriento.

Precalentar el horno a 180ºC y preparar una bandeja o fuente con papel sulfurizado. Colocar la harina de garbanzos en un cuenco y añadir las especias, la sal, el bicarbonato (si no tenéis lo podéis omitir) y el aceite. Mezclar un poco y agregar dos cucharadas de agua.

Empezar a mezclar y amasar todo bien, añadiendo una o dos cucharadas de agua si hiciera falta. Yo prefiero dejar la masa algo pegajosa pero se puede preparar con una textura más seca si la queréis más crujiente. Tapar con un paño y dejar reposar 10 minutos.

Volcar en la bandeja y estirar, aplanándola bien con una cuchara humedecida o con las manos húmedas. Cuanto más finita, más crujiente quedará. Hornear 10 minutos y sacar.

Cortar el tomate lavado en rodajas y distribuir por encima. Añadir un poco de queso Parmesano o levadura de cerveza en copos, salpimentar y agregar orégano al gusto. Hornear unos 10-15 minutos más e incorporar el queso de cabra desmenuzado antes de servir.

Coca de harina de Garbanzos. Pasos

Con qué acompañar la coca de harina de garbanzos

Como comentaba, esta coca de harina de garbanzos con tomate y queso es más saciante de lo que parece, sin ser pesada. Puede ser una comida de plato único muy nutritivo para una sola persona, pero también es ideal para compartir en un menú más completo. A mí me gusta acompañarla de una crema de verduras en invierno y de ensalada en verano. La base también se puede cocinar en una plancha hasta que queda tostada.

En Vitónica | Tortillas veganas de harina de garbanzos. Receta saludable
En Vitónica | Garbanzos tostados al pimentón con langostinos y espinacas. Receta saludable

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos