Publicidad

Ensalada de pomelo y gambas: receta saludable con toque asiático
Recetas Saludables

Ensalada de pomelo y gambas: receta saludable con toque asiático

HOY SE HABLA DE

Publicidad

Publicidad

En plena temporada de cítricos merece la pena aprovechar la variedad de estas frutas para enriquecer nuestros platos. En esta ensalada de pomelo y gambas jugamos con el frescor amargo del primero para potenciar el sabor marino de las segundas, todo aliñado con un toque asiático.

Demostrando que no todas las ensaladas tienen que llevar obligatoriamente tomate y lechuga, como cama verde hemos usado berros, una planta que en Canarias se cocina en un tradicional potaje, pero que también puede tomarse en crudo y así aprovechar mucho mejor sus propiedades. Se puede sustituir por rúcula, canónigos, brotes de espinacas, o lo que nos guste.

Ingredientes

Para 2 personas
  • Pomelo 1
  • Gambas o langostinos 200 g
  • Cebolleta verde 1
  • Salsa de ostras o pescado o soja 30 ml
  • Agua 15 ml
  • Lima o limón 1
  • Copos de chile al gusto
  • Semillas de sésamo al gusto
  • Cilantro fresco al gusto
  • Ajo granulado al gusto
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Berros un buen manojo

Cómo hacer ensalada de pomelo y gambas

Dificultad: Fácil
  • Tiempo total 25 m
  • Elaboración 20 m
  • Cocción 5 m

Podemos usar gambas o langostinos crudos, cocidos o congelados. En cualquier caso, empezar pelándolos y reservar. Sacar los segmentos del pomelo pelándolo a lo vivo, sin nada de parte blanca o piel interna, como se explica aquí. Picar en rodajas fina la cebolleta verde.

Calentar un poco de aceite en una sartén y saltear las gambas con un poco de sal y ajo granulado, hasta que estén en su punto, vigilando que no se pasen. Retirar. También podríamos cocinarlas a la plancha primero y pelarlas después, al gusto.

Batir la salsa de ostras (especialidad asiática, se puede sustituir por salsa de soja) con el agua, el zumo y la ralladura de la lima, chile al gusto y un poco de aceite, hasta hacer un aliño. Verter un poco sobre las gambas cocinadas.

Ensalada de Gambas y Pomelo. Pasos

Montar la ensalada colocando una base de berros o de otra hoja verde (rúcula, canónigos, espinacas...). Repartir por encima el pomelo, la cebolleta y las gambas. Coronar con sésamo tostado, cilantro fresco picado y el resto del aliño al gusto.

Con qué acompañar la ensalada de pomelo y gambas

Esta ensalada es sencilla pero nos aporta buenos nutrientes con proteínas de calidad gracias a las gambas, por lo que puede ser un primer plato generoso o una cena ligera que podemos combinar con una crema de verduras, si queremos tomar también algo caliente. Algunas personas prefieren evitar los cítricos por la noche porque pueden no sentar bien antes de acostarse, aunque por eso se recomienda no cenar demasiado tarde.

En Vitónica | Crêpes salados rellenos de pollo y verduras: receta saludable
En Vitónica | Salteado de calabacín con soja texturizada y sésamo: receta saludable fácil y rápida

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios