Compartir
Publicidad
Importancia de la Vitamina D para los huesos
Vitaminas

Importancia de la Vitamina D para los huesos

Publicidad
Publicidad

En nuestras últimas entradas hemos ido analizando la importancia de cubrir las necesidades de determinados nutrientes como el zinc, el potasio o el yodo, entre otros, y viendo cómo una deficiencia en sus niveles puede verse directamente ligada a determinadas enfermedades.

Seguimos analizando otros nutrientes imprescindibles, en concreto, la importancia de la Vitamina D para los huesos. Proporcionar niveles adecuados de vitamina D va a ser fundamental, tanto en adultos como en niños, para evitar consecuencias que hoy os contamos.

Funciones de la vitamina D

Mantener unos niveles óptimos de vitamina D va a estar directamente ligado con el mantenimiento de nuestros órganos y con multitud de funciones indispensables de nuestro organismo

La vitamina D, también conocida como vitamina antirraquítica, tiene como función fundamental la de regular el paso de calcio hacia los huesos, de modo que si, por deficiencia de este nutriente, no se lleva a cabo el proceso de un modo óptimo, podemos acabar en una debilitación y curvación el sistema óseo que conducirá a malformaciones como el raquitismo.

Además de regular los niveles de calcio, la vitamina D controla los niveles de fósforo y juega un papel fundamental en múltiples funciones como la absorción intestinal a partir de alimentos, la reabsorción de calcio a nivel renal, la mineralización ósea (esencial para el correcto desarrollo óseo) o la inhibición de secreciones de la hormona paratiroidea (PTH).

Incluso estudios han puesto de manifiesto la relación directa entre entre la luz solar y el consumo de vitamina D para la prevención de enfermedades autoinmunes (estudio), cánceres (estudio) y enfermedades cardiovasculares.

vitamina d

Niveles óptimos de Vitamina D

La Vitamina D es una provitamina soluble en grasas que podemos obtenerla a partir de la alimentación, ingeriendo alimentos ricos en este nutriente, o mediante la transformación del colesterol o ergosterol por exposición a los rayos solares UV.

Las cantidades diarias recomendadas en adultos de vitamina D serían las siguientes:

  • Entre 40-70 ng/ml (aprox.) : cantidad óptima

  • Entre 20-39 ng/ml (aprox.) : cantidad suficiente

En valores por encima de 150 ng/ml , el aporte se consideraría tóxico (estudio), mientras que una deficiencia que ronde los 9-19 ng/ml, sería claramente insuficiente y factor detonante de enfermedades óseas.

A qué puede conducirnos una deficiencia de vitamina D

Un déficit en el aporte de vitamina D puede conducirnos a enfermedades como la osteoporosis o la osteomalcia

Además del raquitismo, enfermedad que suele manifestarse en niños a través de un crecimiento deficiente, retraso en crecimiento de dientes o deformidades óseas, la deficiencia en los niveles de esta vitamina también puede desembocar en alteraciones en las funciones musculares, mayor prevalencia de diabetes o en otras enfermedades óseas propias de adultos.

La osteoporosis, que se caracteriza por una fragilidad de los huesos, puede verse incrementada por una deficiencia de vitamina D en personas de mayor edad. Del mismo modo, pueden aparecer otras dolencias como la osteomalcia, debilitación de los huesos propia de adultos y similar al raquitismo, o la hipocalcemia, que conlleva bajas concentraciones de calcio en sangre.

osteoporosis

Signos que pueden indicar una deficiencia de vitamina D

  • Tono de piel excesivamente oscuro (estudio): como hemos dicho, uno de los modos de obtener vitamina D es a través de la exposición a los rayos solares. La pigmentación cutánea actúa como protector solar natural, de modo que cuanta más pigmentación se tenga, menores cantidades de vitamina D se generarán en el proceso, pudiendo conllevar a un déficit en los niveles.

  • Sudoración excesiva en la cabeza: esto sucede debido a una irritación neuromuscular y es uno de los síntomas clásicos a supervisar en recién nacidos. Recordemos que la vitamina D es uno de los nutrientes a recomendar durante el embarazo.

  • Problemas gastrointestinales: como Crohn, sensibilidad al gluten o inflamación intestinal. Al tratarse de una vitamina soluble en grasa, puede verse afectada su absorción.

  • Dolor de huesos punzante y persistente: en combinación con síntomas de fatiga, puede ser un claro ejemplo de déficit de vitamina D por osteomalacia, causante de un defecto de calcio en la base del colágeno óseo.

dolor huesos

Top alimentos ricos en vitamina D

La toma recomendada de vitamina D nos proporciona un montón de beneficios y no solo para nuestros huesos; así que, como en anteriores entregas, en un próximo post os contaremos cuáles son algunos de los alimentos más ricos en vitamina D, así como algunas ideas de recetas perfectas para incorporarlos en nuestra dieta.

Imágenes | iStockPhotos

En Vitónica | Sólo 15 minutos al sol, tres veces por semana, para asegurar un mínimo de vitamina D
En Vitónica | Cuida la ingesta de vitamina D en invierno

Fuentes bibliográficas consultadas:
1.- ncbi | Vitamin D, bone health, and other health benefits in pediatric patients | J Pediatr Rehabil Med. 2014;7(2):179-92
2.- ncbi |Serum 25-hydroxyvitamin D levels and risk of multiple sclerosis |JAMA. 2006 Dec 20;296(23)
3.- ncbi | Vitamin D supplementation, 25-hydroxyvitamin D concentrations, and safety |Am J Clin Nutr. 1999 May;69(5):842-56.
4.- ncbi |Benefits and requirements of vitamin D for optimal health: a review. | Altern Med Rev. 2005 Jun;10(2):94-111
5.- MDS Manual | Vitamin D: The Merck Manual of Diagnosis and Therapy.| Last full review/revision April 2007 by Larry E. Johnson, MD, PhD

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos