Compartir
Publicidad
Publicidad

Osteoporosis a los treinta

Osteoporosis a los treinta
Guardar
0 Comentarios
Publicidad

La osteoporosis es una enfermedad que trasciende en una disminución de la concentración de minerales en el hueso. La parte travecular del hueso pierde fuerza y se reduce la zona cortical por un defecto en la absorción del calcio, lo que los vuelve quebradizos y susceptibles de fracturas y microfracturas. Esta densidad mineral se comprueba mediante la prueba de densitometría osea.

Esta afección se produce sobre todo en mujeres, amenorreicas o post-menopaúsicas debido a la disminución del número de estrógenos y otras carencias hormonales. No obstante, esta enfermedad empieza a gestarse muchísimo antes de llegar a esta edad. Está demostrado que la deficiencia de calcio (Ca+) y Vitamina D debidas a una mala nutrición, así como el consumo de tabaco, alcohol, cafeína y una vida sedentaria incrementan el riesgo de padecer osteoporosis. Es por esto, que debemos ponerle fin incluso antes de que empiece.

La práctica de ejercicio y un aporte extra de calcio entre los 25 y los 35 años favorecen el mantenimiento óseo de una forma natural y muy aconsejable. Durante la actividad física, la musculatura incrementa la tensión que ejerce sobre el sistema esquelético. Este aumento de tensión favorece la osteogénesis como sistema de prevención natural frente a posibles fracturas, aumentando el número y la densidad de travéculas óseas perpendiculares a las líneas de fuerza.

Los huesos están sometidos a un remodelado contínuo mediante procesos de formación y reabsorción, y también sirven como reservorio de calcio del organismo. A partir de los 30-35 años se incia la pérdida de pequeñas cantidades de hueso. Múltiples enfermedades o hábitos de vida pueden incrementarla, ocasionando osteoporosis a una edad más precoz. Algunas mujeres están, también, predispuestas a la osteoporosis por una baja masa ósea en la edad adulta.

La menopausia es la principal causa de osteoporosis en las mujeres, debido a la disminución de los niveles de estrógenos. La pérdida de estrógenos por la menopausia fisiológica o por la extirpación quirúrgica de los ovarios, ocasiona una rápida pérdida de hueso. Las mujeres, especialmente las caucásicas y asiáticas, tienen una menor masa ósea que los hombres. La pérdida de hueso ocasiona una menor resistencia del mismo, que conduce fácilmente a fracturas de la muñeca, columna y la cadera.

En Vitónica | Osteoporosis En Vitónica | Calcio

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos