Publicidad

La desescalada ha empezado: cómo sobrellevar el miedo y ansiedad a volver a salir ahora a la calle
Wellness

La desescalada ha empezado: cómo sobrellevar el miedo y ansiedad a volver a salir ahora a la calle

Durante el día de hoy, y después de alrededor de 50 días de confinamiento, por fin ha comenzado la fase 0 del desconfinamiento que, en cuatro fases, nos llevará a una nueva normalidad por causa del COVID-19. En esta fase 0, y ya desde el sábado pasado, podemos empezar a salir a la calle a pasear y a hacer deporte en ciertas franjas horarias concretas. También podremos acudir a la peluquería con cita previa, ir a recoger comida a restaurantes o a pequeños comercios.

Es decir, por primera vez en casi 50 días podemos salir a la calle un poco más. Y si el hecho de tener que quedarnos en casa sin poder salir excepto para las cosas esenciales causó que los niveles de ansiedad de los españoles se elevaran, sorprendentemente, y a pesar de las ganas, el hecho de poder salir a la calle también está generando ansiedad.

De hecho, algunos sondeos, como los realizados por la Universidad Europea de Madrid, el el Área de Enfermería Respiratoria de SEPAR y la Asociación Internacional de Enfermería (INN) han encontrado que el 50% de la población española tendría cierto miedo o ansiedad ante la idea de salir de casa.

El manejo de la incertidumbre

Fernando Cferdo 6x2ikgi6spu Unsplash

La gran mayoría de nosotros estábamos deseando que llegara el sábado a las 6 de la mañana para poder salir a la calle y salir de nuestra casa durante un rato. Sin embargo, aunque pareciera imposible, a estar en casa todo el tiempo también nos acostumbramos y, de hecho, es posible que estando en casa hayamos desarrollado cierto sentido de seguridad: "si no salgo de mi casa (mi lugar seguro) no puedo contagiarme ni contagiar".

Es por ello que es completamente normal que estos días podamos sentir cierto miedo y ansiedad ante la idea de salir a la calle. Se trata de un nuevo cambio en nuestra rutina, que además implica cierta incertidumbre y nos hace perder un poco el control que podíamos tener en casa. Cualquier cambio puede generar estrés y este no es diferente.  Sin embargo, en sano y necesario que volvamos a salir poco a poco y siempre cumpliendo las normas establecidas.

Qué podemos hacer para manejar la ansiedad y el miedo a salir

Priscilla Du Preez Kgzfviswqxg Unsplash 2 1

No posponer el momento de salir

Cuando algo nos da miedo tendemos a posponerlo para no tener que enfrentarnos a ello. Es completamente razonable y, sin embargo, no suele ser una estrategia adecuada. Cuánto más lo pospongamos, más miedo nos dará. La realidad es que es bueno para nuestra salud mental que empecemos a salir, por ello, aunque sea poco a poco, es importante que intentemos no posponer el momento de salir y hacerlo ya.

Ir marcando nuestro ritmo

Que salgamos ya no quiere decir que debamos necesariamente caminar kilómetros o necesitemos pasar dos horas en la calle. Es buena idea que vayamos a nuestro propio ritmo y si al principio nos cuesta, no pasa nada por comenzar por dar la vuelta a nuestra manzana y día a día ir avanzando poco a poco hasta que nos hagamos por completo a la nueva rutina.

Conocer las normas de seguridad establecidas

Algo que nos ofrece seguridad es tener la información necesaria sobre las normas de seguridad que tenemos que cumplir para cuidar de nuestra salud. Por ello, es importante que conozcamos si necesitamos o no llevar mascarilla, en qué condiciones, cuál es la distancia de seguridad que debemos mantener, en qué horarios podemos salir y durante cuánto tiempo y distancia, y por supuesto, las medidas higiénicas. Tener esta información y conocerla bien nos da cierto sentido de control.

Istock 1031877544

Tomar todas las medidas de seguridad e higiene necesarías

Una vez que conocemos estas medidas, cumplir con ellas, aumenta esta sensación de control. De esta manera tomaremos decisiones informadas, sabremos que estamos cumpliendo con la normativa vigente y tendremos acciones reales y objetivas que sabremos que estamos cumpliendo para cuidar nuestra salud: mantener la distancia de seguridad, cuidar nuestras medidas higiénicas, toser en el pliegue del codo, usar mascarillas y lavarnos las manos habitualmente. Esta es la realidad objetiva que nos permite mantenernos seguros dentro de esta nueva realidad.

Seguir manteniendo el contacto social aunque no haya contacto físico

Igual que ha ocurrido hasta este momento, a pesar de poder salir más a la calle, todavía no podemos tener contacto físico con nuestros seres queridos. Para ayudar a aliviar la ansiedad y el estrés, e intentar mantener cierto sentido de normalidad, es importante que nos mantengamos conectados socialmente aunque no sea físicamente. Dedicar tiempo del día a hablar con nuestros amigos, familiares y seres queridos y a hacer actividades con ellos aunque sea de manera virtual, puede ser de gran ayuda.

Seguir manteniendo el control de la cantidad de información que recibimos

Durante estas semanas está habiendo muchos cambios en las normativas de las fases de desescalada y puede resultar tentador comenzar a buscar, de nuevo, información de manera constante. Sin embargo, igual que ocurría al principio de la cuarentena, tener un exceso constante de información puede empeorar nuestros niveles de ansiedad y mantenernos muy vigilantes.

Por ello, es importante que sigamos manteniendo cierto control sobre la información que recibimos. Es buena idea buscar una o dos fuentes oficiales que nos resulten fiables y dedicar un momento o dos concretos al día para revisar la información que ofrecen. Más allá de eso, intentemos evitar mantenernos buscando información constantemente y limitemos los canales a través de los cuales la recibimos.

Buscar ayuda profesional

En algunos casos, los niveles de ansiedad serán demasiado altos y difíciles de manejar por nosotros mismos. Por ello, es importante que no tengamos miedo de buscar ayuda profesional de manera que nos dé las herramientas necesarias para manejar nuestros niveles de ansiedad.

En Vitónica | Así afecta la ansiedad a nuestra concentración: cinco cosas que podemos hacer para mejorarla

En Vitónica | Cinco ejercicios para hacer en casa y que ayudan a reducir la ansiedad y el estrés 

Imágenes | Unsplash, iStock

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios