Siete prácticas para conseguir un abdomen plano o reducir barriga que ponen en riesgo tu salud
Wellness

Siete prácticas para conseguir un abdomen plano o reducir barriga que ponen en riesgo tu salud

Reducir nuestro porcentaje de grasa corporal es un objetivo que tienen muchas personas en el mundo del fitness. No es necesario que sea únicamente por verse mejor y tener unos abdominales de acero, sino que también puede ser por salud.

Aunque algunas personas busquen perder grasa corporal por salud, a veces no se hace de la mejor manera posible, llegando incluso a poner en peligro su salud, aunque el objetivo de querer perder grasa corporal sea ese, formándose una paradoja.

Reducir mucho las calorías que se consumen

Si nuestro peso se basase únicamente en las calorías que se ingieren y las que se utilizan para producir energía, es lógico pensar que a mayor déficit calórico, más rápido conseguiremos nuestro objetivo.

Nada más lejos de la realidad. Aunque a corto plazo, y dependiendo de la persona, sí se ve factible aplicar un déficit más agresivo, lo mejor es realizar uno moderado, del 15-20%, por lo que una persona que consuma 3.000 kcal para mantener su peso, realice una ingesta diaria de 2.400-2.550 kcal.

Realizar déficits muy agresivos a largo plazo, además de poder generar deficiencias nutricionales, podría llegar a provocar efectos secundarios psicológicos como ansiedad, trastornos de la conducta alimentaria, etc.

Llevar una dieta a base de batido detox

Esta práctica es muy utilizada en personas que sobre todo empiezan en el mundo del fitness o a entrenar. Van a una empresa, la cual les promete resultados magníficos en poco tiempo y, aunque sí es cierto que pueden conseguir perder bastante grasa en poco tiempo, no es sostenible a largo plazo.

Este tipo de prácticas, al igual que la anterior, también genera deficiencias nutricionales y problemas psicológicos, ya se por hambre, por compulsión con la comida que no sean los batidos, etc.

Casi siempre que se realiza esta práctica, la gente no solo recupera el peso perdido, sino que aumenta muchísimo su peso, habiendo perdido su dinero y su tiempo, por no hablar de los posibles efectos secundarios perjudiciales que haya podido ocasionar a nivel físico, como pérdida de masa muscular, pérdida de masa ósea, etc.

v

Realizar etapas de ayuno intermitente prolongadas en el tiempo

Aunque se ha visto que el ayuno intermitente per se no es perjudicial en personas sanas y sin ningún tipo de contraindicación, a la hora de realizarlo, no solo importa el aspecto biológico, sino también el psicológico.

Aunque sea realizar 16 horas de ayuno al día, si la persona no se siente cómoda si no desayuna, lo mejor es que desayune y empiece su día con normalidad.

Ha aparecido la tendencia en algunas cuentas de las redes sociales de hacer ayunos de hasta 72 horas sin ningún tipo de control, algo que, como nutricionista no le encuentro sentido.

Muy pocas personas podrían aguantar un ayuno de 24 horas, como para estar tres días. Aunque a nivel fisiológico tenga pocos efectos secundarios, a nivel psicológico podría ser muy perjudicial, por lo que no recomendamos nada esta práctica.

Hacer dietas con nombre y apellidos

Hacer dietas con nombres cantosos y bonitos es un modo de hacer publicidad engañosa. Por ejemplo, la dieta de [inserte actor o actriz] o la dieta de [inserte fruta u otro alimento], además de que no va a ningún lado, no está absolutamente nada individualizada.

Lo mejor para este tipo de cosas, es contratar a un nutricionista que te ayude a cambiar los hábitos alimentarios, que te explique cómo funcionan los hábitos y de qué dependen.

Es cierto que no por decir «has de comer más fruta» o «la verdura tiene menos calorías que los ultraprocesados», la persona va a cambiar sus hábitos. Aun así, el trabajo del profesional es conducir a la persona, explicarle porque tiene ciertas conductas con la comida, etc. con el fin de que la persona sepa el por qué hace lo que hace.

Sabiendo esto, la persona ya tiene el poder de decidir y cambiar su cuerpo, ya sea tanto para la ganancia de masa muscular como la pérdida de grasa corporal.

p

Realizar incontables horas de cardio

Realizar cardio es un herramienta muy útil para perder grasa corporal porque nos permite generar un mayor déficit calórico por medio del ejercicio y no de la dieta (algo que beneficia, sobre todo, a las personas que tienen bastante apetito).

Pero realizar mucho cardio de manera compulsiva, lo único que puede generar, además de quemar muchas calorías, es centrarnos única y específicamente en el cardio como herramienta para perder grasa corporal.

Aunque hacer mucho cardio como tal, no puede perjudicarnos a nivel físico (a no ser que se hagan ciertas modalidades que tengan un gran impacto sobre las articulaciones), a nivel psicológico sí puede afectarnos. La obsesión por algo nunca es bueno, ya sea por el ejercicio, la comida, etc.

No descansar ningún día de las pesas

Del cardio nos vamos al lado contrario, que son las pesas, el mundo del entrenamiento de fuerza, etc.

Realizar pesas, más si aplicamos mucha intensidad y volumen, tiene un gran estrés sobre el cuerpo, haciendo que si no descansamos un día como mínimo a la semana, no es que solo tengamos más riesgos de lesionarnos, sino que tendremos más riesgo de enfermar, ya que el estrés crónico conlleva a una inmunodeficiencia.

Anteponer el descanso a un ego desmedido, es una de las mejores opciones que tenemos para continuar bajando grasa corporal sin ningún contratiempo.

p

Consumir gran cantidad de estimulantes para perder más grasa corporal

Algunos estimulantes como la cafeína son muy utilizados en el mundo del fitness ya que nos permite entrenar con mayor intensidad o aplicar mayor volumen de entrenamiento.

Abusar de estimulantes como la cafeína e incluso, algunos ilegales como la efedrina, podría tener graves efectos secundarios a nivel cardiovascular, llegando a generar hipertensión y otros trastornos relacionados con el sistema circulatorio.

No vemos mal que exista suplementación en el ámbito de la nutrición deportiva, pero recordamos que todo en exceso puede ser perjudicial.

En Vitónica | Nueve consejos básicos para bajar nuestro porcentaje de grasa corporal

En Vitónica | Las cinco mejores claves para quemar grasa (y no perder músculo)

Imágenes | iStock

Temas
Comentarios cerrados
Inicio