Compartir
Publicidad
Publicidad

Correr, una buena terapia para dejar de fumar

Correr, una buena terapia para dejar de fumar
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Todos sabemos que la carrera es una de las mejores maneras de entrenar nuestro cuerpo para mantenernos en plena forma, pero lo que no tenemos tanto en cuenta es que correr puede ser una nueva terapia para dejar de fumar, ya que podemos canalizar todos nuestros esfuerzos en esta actividad y mejorar a la vez nuestra salud.

Como hemos visto en anteriores post, uno de los principales miedos de dejar de fumar es ganar peso. Pero esto se puede frenar si a la vez que intentamos dejar de fumar canalizamos nuestra ansiedad en la carrera en vez de en la comida. El deporte nos ayuda a desconectar de la realidad, elimina tensiones y acaba con el estrés que nos genera el día a día, es por ello que la carrera es una de las mejores terapias para dejar definitivamente el cigarrillo.

Correr es una de las mejores formas de quemar adrenalina, concretamente la generada por el estrés derivado de dejar de fumar. Pero esta misma adrenalina es la que nos va a hacer seguir adelante y poder afrontar la carrera como una alternativa saludable al tabaco. Es cierto que no podemos ni debemos comenzar a correr sin más como si llevásemos toda la vida haciéndolo ya que para empezar los efectos del tabaco se ceban en principio con los pulmones y las arterias, implicados ambos en la carrera.

Para lograr una perfecta adaptación al ejercicio es necesario que comencemos poco a poco. Para adaptar nuestro organismo a la nueva actividad necesitamos un tiempo, que normalmente suele estar entorno a los tres meses dependiendo de las características físicas de cada individuo. En esta fase de aclimatación no debemos centrar en correr, sino en ganar fondo para luego poder afrontar una carrera completa. Para lograr esto lo que haremos será combinar la carrera con la caminata. Es decir, dedicaremos tres minutos a andar y uno a correr a lo largo de media hora y poco a poco dedicaremos más a correr y menos a andar.

A medida que pasa el tiempo iremos ganando fuerza y resistencia, lo que nos llevará a aumentar el tiempo de carrera hasta que podamos aguantar una hora seguida o incluso mejorar la forma física para llegar a distancias mayores como diez kilómetro o la media maratón. De esta forma estaremos desintoxicando el organismo de todos los residuos que ha dejado el tabaco, y eliminando la nicotina para conseguir que el individuo deje de sentir la necesidad de fumar.

El proceso físico de eliminación de residuos que deja el tabaco en el cuerpo es rápido, pero el psicológico es más lento. La carrera es una de las mejores maneras de olvidar el vicio de fumar, ya que nos ayudará a encontrarnos mejor con nosotros mismos además de ser una buena forma de desconectar y acabar con la ansiedad derivada de la falta de tabaco. Una vez vencido esto y al encontrarnos mejor con nosotros mismos practicando deporte no sentiremos la necesidad de volver a fumar de nuevo.

Vía | Sportlife Imagen | arinas74

En Vitonica | ¿Quieres dejar de fumar? Descarga gratis la guía para hacerlo En Vitonica | Liquid Smoke: ¿Un refresco para dejar de fumar? En Vitonica | Leche y fruta para dejar de fumar

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos