Compartir
Publicidad
De la dieta de la alcachofa al carbón activado: todas las locuras que te pasan factura a la hora de adelgazar
Dietas

De la dieta de la alcachofa al carbón activado: todas las locuras que te pasan factura a la hora de adelgazar

Publicidad
Publicidad

Acudir a dietas o productos milagro así como adoptar determinados hábitos peligrosos forman parte de las peores cosas que solemos hacer al momento de perder peso. Hoy te contamos de la dieta de la alcachofa al carbón activado, todas las locuras que te pasan factura a la hora de adelgazar.

Dietas basadas solo en un alimento

Artichoke 2226733 1280

La dieta de la manzana, del té verde u otras como la dieta de la alcachofa, son dietas basadas en un alimento o monodietas, es decir, enalteciendo las propiedades de esta hortaliza se propone ingerir alcachofas en diferentes platos a lo largo del día, promoviendo un muy bajo consumo de calorías que son los que en definitiva permiten adelgazar un gran número de kilos en poco tiempo.

Esto que parece una ventaja en realidad representa muchos riesgos, en primer lugar porque deja de lado alimentos con nutrientes esenciales como es el caso de grasas poliinsaturadas o aminoácidos que el cuerpo necesita para reparar y crear estructuras.

Las monodietas representan riesgos de sufrir carencias nutricionales y por ser muy bajas en calorías pueden producir un gran descenso del metabolismo

Pero además, una dieta muy reducida en calorías y que propicia una gran pérdida de peso puede producir un gran descenso del metabolismo y de los niveles de leptina, como se señala en un estudio de la revista Obesity, lo cual se traduce en efecto rebote asegurado y menos saciedad así como más hambre, lo cual puede alterar la conducta alimentaria.

Además, como otras dietas, no es sostenible en el tiempo y no produce una efectiva modificación de hábitos sino que por el contrario, puede desalentarnos y frustrar nuestros intentos de cuidar la línea y la salud, así como elevar los niveles de estrés considerablemente como han observado científicos estadounidenses.

Dietas milagro y dietas con nombre propio

Dukan

Dentro de las dietas milagro más famosas se encuentra la dieta Dukan que debe su nombre al médico francés Pierre Dukan yse estructura en cuatro fases siendo las primeras las más estrictas, basadas en alimentos proteicos y promoviendo así la cetosis.

Es una de las muchas dietas milagro cetogénicas, pero una de las más populares en el mercado y que no esta libre de efectos secundarios según señala una investigación publicada en la revista Nutrición Clínica y Dietética Hospitalaria pues entre otras cosas puede producir mal aliento, mareos, irritabilidad, estreñimiento y náuseas.

La dieta Dukan es una de las muchas dietas milagro cetogénicas que no están libres de efectos secudarios y son poco eficaces a largo plazo

En las dietas de este tipo los hidratos quedan reducidos a menos de un 10% de las calorías diarias, por lo que deben erradicarse de la mesa habitual alimentos muy frecuentes como los cereales y derivados, legumbres, frutas y verduras, todo esto, reduce considerablemente la adherencia a la dieta y pierde eficacia a largo plazo.

Por otro lado, científicos estadounidenses concluyeron que puede existir una caída en el rendimiento cognitivo cuando se lleva a cabo una dieta cetogénica como la dieta Dukan y en personas cuyo organismo no funciona correctamente (porque por ejemplo, padecen obesidad morbida), puede ocasionar una acidosis metabólica y esto resultar fatal como ha sido reportado en 2006 .

Dietas basadas en sustitutivos de comida

Batido

Es un comportamiento frecuente en el último tiempo y representa un gran negocio para los creadores de este tipo de productos sustitutivos de comida, entre los que encontramos barritas, batidos, infusiones, zumos u otros.

La mayoría de ellos se proponen como el reemplazo perfecto de una comida completa, pero como poseen muchas proteínas estimulan la saciedad y así, ayudan a comer menos el resto del día. Sin embargo, algunas opciones son extremadamente calóricas y otras poseen azúcares añadidos en su interior así como aceite de palma que en nada benefician la salud del organismo.

El uso de sustitutivos de comida representa un gran negocio y no permite un adecuado mantenimiento del peso perdido en el tiempo

Por otro lado, aunque este tipo de productos pueden ayudar a adelgazar, generalmente tienen un mantenimiento más complejo y como señala un estudio publicado en Nutrition Journal, quienes lo usan recuperan más peso que quienes siguen una dieta basada en comida.

Un sustitutivo de comida, por más pobre en calorías que sea puede ser perfectamente reemplazado por comida real, ya que hasta una barrita de 200 Kcal es de menor volumen e igual aporte energético que una lata de atún al natural y una ensalada de lechuga. Esto nos indica que perfectamente podemos lograr igual resultado con alimentos y preparaciones caseras sin alejarnos de la dieta habitual y sin gastar tanto dinero en sustitutivos de comida.

Por otro lado, hay pocos estudios que señalen la eficacia del uso de sustitutivos de comida como concluye una revisión publicada en la International Journal of Obesity.

Batidos, pastillas quemagrasas y gominolas quemagrasas

Herbalife

Muchos son productos sustitutivos de comida y otros se promocionan como una ayuda para adelgazar a base de componentes naturales. En el caso de Herbalife son numerosos los batidos con este fin, pero también hay pastillas, chicles y hasta gominolas que se comercializan como una alternativa al momento de perder peso.

La realidad es que muchos de sus componentes se pueden obtener de alimentos como es el caso de la cafeína de pastillas termogénicas y que no es necesario acudir a costosos productos como los de esta empresa.

No hay suficiente evidencia científica que avale el uso de este tipo de productos o que señale beneficios por su consumo

Por otro lado, componentes naturales que se utilizan es potenciadores de la pérdida de peso o batidos sustitutivos de comida no poseen suficiente respaldo científico que avale su uso, de hecho, el análisis de diferentes suplementos publicado en The Medical Journal of Australia concluye que no hay evidencia sobre los beneficios de suplementos dietarios y las sustancias presentes en ellos al momento de adelgazar, coincidiendo con un análisis publicado en 2004.

Dietas detox y alimentos que prometen desintoxicar nuestro cuerpo

Carbonactivado

El carbón activado es uno de los últimos recursos de moda usados para perder peso y "desintoxicar" el organismo, es decir, se propone quizá como una alternativa a las dietas detox basada en zumos, batidos y líquidos.

Incluyendo este elemento en diferentes preparaciones que forman parte de la dieta habitual, se pretende reducir la absorción de grasas y favorecer la eliminación de sustancias tóxicas para el organismo, aunque también el carbón activado puede arrastrar vitaminas y otras sustancias beneficiosas de nuestro cuerpo, pues no tiene preferencia por ninguno sino que "barre" con todo lo que encuentra a su paso.

Las dietas detox y recursos para desintoxicar no son necesarios y pueden conllevar riesgos para el organismo

Por otro lado, el carbón activado puede producir algunos daños graves tras la aspiración del mismo como problemas pulmonares, edema de glotis y dificultad respiratoria severa como señala una investigación realizada en Estados Unidos.

Asimismo, puede ocasionar síntomas gastrointestinales leves a causa de una mala tolerancia o de mayor gravedad como obstrucciones e inflamación intestinal tal como indican científicos de Toronto.

Y como si fuera poco, no necesitamos dietas detox ni carbón activado para depurar nuestro cuerpo, pues contamos con órganos que se encargan de ello y el uso incorrecto de este recurso puede conllevar muchos riesgos.

Estos son solo algunas de las locuras que nos pasan factura al momento de adelgazar y que siempre debemos evitar si queremos lograr un efectivo cambio de hábitos que nos permita perder peso cuidando la salud y sostener el nuevo peso logrado en el tiempo.

Bibliografía consultada | Obesity, 2016, 24, 1612-1619, doi:10.1002/oby.21538; Psychosom Med. 2010 May;72(4):357-64. doi: 10.1097/PSY.0b013e3181d9523c. Epub 2010 Apr 5; Nutr. clín. diet. hosp. 2013; 33(2):98-111; International Journal of Obesity and Related Metabolic Disorders, 01 Nov 1995, 19(11):811-816; Lancet, 2006; 367: 958; Nutrition Journal, 2010, https://doi.org/10.1186/1475-2891-9-11; International Journal of Obesity, 2003, volume 27, pages 537–549, doi:10.1038/sj.ijo.0802258; The Medical Journal of Australia, 01 Dec 1999, 171(11-12):604-608; American Family Physician, November 1, 2004, Volume 70, Number 9, www.aafp.org/afp; J Toxicol Clin Toxicol. 1999;37(1):9-16 y Br J Clin Pharmacol. 2016 Mar; 81(3): 482–487.
Imagen | Pixabay, iStock y Wikimedia Commons.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos