Compartir
Publicidad
Dieta vegetariana para perder peso: los errores más comunes que tienes que evitar
Dietas

Dieta vegetariana para perder peso: los errores más comunes que tienes que evitar

Publicidad
Publicidad

Hay muchos motivos para iniciarse en una dieta vegetariana, entre los que encontramos los morales, para cuidar nuestra salud o, en el caso de algunas personas, para conseguir perder peso. Es un mito muy extendido que, por el simple hecho de alejar la carne de nuestra alimentación, vamos a conseguir perder peso casi de manera milagrosa.

Sin embargo, la realidad cuando cambiamos nuestra alimentación y comenzamos una dieta vegetariana, especialmente si no estamos bien informados, es que incluso podemos llegar a ganar peso. Esto se debe a algunos errores que cometemos, sobre todo al intentar cubrir el hueco de la carne, y que debemos tener en cuenta si lo que queremos con la alimentación vegetariana es adelgazar.

Ignorar el número de calorías

Breakfast 1804457 1920

Si queremos perder peso y grasa, sigamos la alimentación que sigamos, debemos conseguir un déficit calórico. Es decir, el número de calorías que ingiramos tendrá que ser menor que el número de calorías que gastemos. Para muchos de nosotros, conseguir esto con una dieta vegetariana puede parecer una idea sencilla, por basarse en vegetales.

Sin embargo, existen numerosos alimentos aptos en una dieta vegetariana que resultan altamente calóricos. En algunos casos consumimos patatas fritas, snacks salados, salsas, galletas, aceites y harinas refinadas y un largo etc. de productos aptos, pero nutricionalmente vacíos y muy altos en calorías.

No tener en cuenta las cantidades

Nuts 3248743 1920

Las cantidades que consumimos juegan también un papel muy importante a la hora de conseguir un déficit calórico, y ayudarnos a perder peso. Es posible que, si estamos acostumbrados a la carne necesitemos consumir alimentos que nos hagan sentir saciados. Por ello, algunas personas tienden a aumentar el consumo de hidratos de carbono u otros nutrientes.

Es por ello que, si intentamos adelgazar con una dieta vegetariana debemos tener en cuenta las cantidades. Es importante que conozcamos los alimentos más saciantes que podemos encontrar entre los vegetales y las frutas y, si tenemos alguna duda, consultemos con un nutricionista que nos informe de las cantidades adecuadas.

Aumentar el número de cereales refinados en vez del de verduras

Cereal 1444495 1920

Efectivamente, comenzar en una dieta vegetariana puede ser complicado y podemos tirar mucho hacía el consumo de cereales refinados para conseguir un mayor aporte de energía y más saciedad de manera rápida. El problema con esto es que, de esta manera, podemos estar sumando una gran cantidad de calorías sin casi darnos cuenta, además de menos saciedad de la que conseguiríamos con verduras y cereales integrales.

Lo ideal en una dieta vegetariana, cuando intentamos perder peso, lo más adecuado es que optemos por frutas, verduras frescas, legumbres, semillas, frutos secos y cereales integrales, pero sin que sustituyan a las verduras y vegetales.

Hacer uso excesivo de edulcorantes

Maple 2232088 1920

Cuando estamos a dieta, podemos optar por cambiar el azúcar por otros edulcorantes que parezcan más adecuados. En el caso de las personas que siguen una dieta vegetariana pueden optar por edulcorantes provenientes de árboles y plantas como jarabe de arce o sirope de agave.

Sin embargo, estas opciones pueden no ser las más adecuadas. El jarabe de arce, por ejemplo, tiene un aporte calórico bastante alto. Además, muchos de estos productos que encontramos en el mercado no son del todo naturales y la OMS los considera azúcares libres, por lo que recomienda reducir su consumo.

No acudir a un nutricionista que nos asesore

Vegetables 2338824 1920

Al lanzarnos a mantener una dieta vegetariana es más que posible que no acudamos a un nutricionista y que decidamos intentarlo por nuestra cuenta. Esto puede ser un error especialmente importante si estamos intentando perder peso. Sin darnos cuenta podemos estar consumiendo demasiada cantidad de algo o demasiada poca cantidad de algún otro nutriente.

Por ello, es interesante que acudamos a la consulta de un buen nutricionista - a ser posible que tenga buena formación sobre vegetarianismo y veganismo - y nos asesore en este nuevo camino que emprendemos. Este profesional podrá informarnos de si tenemos alguna carencia, si necesitamos suplementación, o si deberíamos hacer algún cambio específico en nuestra alimentación.

Imágenes | Pixabay

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio