Compartir
Publicidad
Embarazo y dieta vegetariana, ¿son compatibles?
Dietas

Embarazo y dieta vegetariana, ¿son compatibles?

Publicidad
Publicidad

Una dieta vegetariana adecuadamente planificada es apta para cualquier etapa de la vida, incluido el embarazo y la lactancia. Pero como en todos los embarazos, se deben extremar los cuidados nutricionales para no caer en riesgos para el desarrollo del bebé por falta de nutrientes que el cuerpo necesita. Así, embarazo y dieta vegetariana son compatibles pero tenemos que tener diferentes consejos en cuenta.

¿Es saludable una dieta vegetariana en el embarazo?

Lo primero que debemos saber es que el embarazo no es momento para iniciar dietas ni alimentaciones específicas con diferencias a nuestro comportamiento habitual, por lo tanto, si no somos vegetarianas, mejor no pasarnos a una dieta vegana o vegetariana cuando quedamos embarazadas.

Sin embargo, dado que el cuerpo se adapta fácilmente y aprendemos día a día a comer mejor, si ya somos vegetarianas perfectamente podemos continuar con nuestra alimentación sin carnes ni pescado durante la gestación, sólo debemos seguir indicaciones médicas y cuidar en particular el consumo de algunos nutrientes como el hierro que se absorbe mejor cuando es de origen animal pero que se recomienda suplementar para prevenir anemias que pueden complicar el embarazo.

Embarazo

El ácido fólico también será suplementado al inicio de la gestación como en mujeres omnívoras y en embarazadas vegetarianas sumado al complejo que se recomienda a partir del segundo trimestre y que incluye calcio, vitamina D, yodo y otros nutrientes, se aconseja la suplementación con vitamina B12 como en todos los vegetarianos para prevenir su déficit que entre otras cosas puede ser la causa de una anemia nutricional.

Teniendo en cuenta esto y llevando una alimentación adecuada a la etapa que transita una mujer embarazada, una dieta vegetariana no generaría inconveniente alguno sino que incluso puede ser de ayuda para lograr una dieta de calidad.

Una dieta vegetariana desequilibrada puede poner en riesgo al bebé y su mamá

Como hemos dicho, la clave está en la planificación adecuada de una dieta vegetariana, por eso no se recomienda iniciar este tipo de alimentación junto a la gestación, pues requiere de cierto aprendizaje para obtener los nutrientes adecuados.

Una dieta vegetariana que no administra suficientes calorías o proteínas que no se suplementa adecuadamente y por ello, coloca en riesgo de carencias nutricionales a la mamá puede condicionar la salud afectando negativamente el desarrollo de sus órganos así como condicionando su funcionamiento cerebral futuro.

Embarazovegetariano

De igual forma, una embarazada anémica por falta de hierro, de vitamina B12 o de ácido fólico puede experimentar más fatiga, mareos, náuseas e incluso vértigo y desinterés por su recién nacido tras el parto. Igualmente, el bebé puede tener un desarrollo deficiente y nacer con bajo peso o experimentar la muerte en casos de anemia grave.

Sólo una dieta vegetariana desequlibrada e insuficiente puede ser peligrosa para la mamá y el bebé en desarrollo

Por todo esto, una dieta vegetariana desequilibrada e insuficiente puede ser peligrosa para la mamá y el bebé en desarrollo, pero una alimentación vegetariana bien planificada puede producir todo lo contrario.

Los alimentos que no pueden faltar y los que debes evitar en tu dieta vegetariana si estás embarazada

Para lograr una dieta vegetariana de calidad en el embarazo además de consumir suficiente cantidad de alimentos es clave escoger con cuidado los alimentos que ofrecerán energía a nuestros días.

Los alimentos que no pueden faltar

Así, recomendamos que no falten legumbres que son la base del aporte proteico en una dieta vegetariana y que se requieren para el desarrollo del bebé en cantidades apreciables, así como también de cereales integrales que junto a las legumbres se complementan dando origen a proteínas completas de origen vegetal.

Los frutos secos y semillas también son alimentos que no deberían faltar en nuestra dieta vegetariana porque ofrecen una apreciable cantidad de proteínas vegetales y además, son fuente de grasas buenas dentro de las cuales se encuentra el omega 3 de gran importancia en el embarazo.

Vegetarianaembarazo

Huevos y lácteos pueden completar el aporte de proteínas sin acudir a las carnes y pescados y también, ofrecen calcio y vitamina D que el organismo de una embarazada necesita en mayores proporciones.

Por último, en una dieta vegetariana no pueden faltar frutas y verduras varias que son los ingredientes que más antioxidantes, vitaminas y minerales diversos pueden ofrecer así como también fibra que ayudará a combatir el estreñimiento tan frecuente en el embarazo.

Por supuesto, siempre que podamos además de los suplementos, es recomendable incluir alimentos ricos en yodo, ácido fólico y hierro de origen vegetal para contribuir a la prevención de carencias.

Los alimentos que recomendamos evitar

No todos los alimentos vegetarianos son sanos y recomendables para nuestro organismo, menos aun para los de una madre en gestación, por ello recomendamos evitar en la dieta de una embarazada todos aquellos ultraprocesados colmados de grasas trans, harinas refinadas, azúcares libres y sodio.

Si queremos prevenir enfermedades o complicaciones propias del embarazo como preeclamsia, diabetes gestacional u otras, lo mejor será llevar una dieta lo más sana posible, evitando pizzas, hamburguesas vegetarianas congeladas, patatas fritas, cereales de desayuno, barritas de granola, snacks fritos y salados en exceso así como otros procesados de mala calidad que no sólo suman nutrientes nocivos sino que además, en nada contribuyen a alcanzar la cuota de minerales y vitaminas imprescindibles para un embarazo saludable.

Evitando estos alimentos y escogiendo ingredientes de calidad así como cuidando las cantidades una dieta vegetariana en el embarazo es perfectamente viable y puede beneficiarnos si la planificamos correctamente.

Imagen | Flickr e iStock

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio