Publicidad

Modificar la hora a la que comemos los fines de semana podría contribuir a la obesidad, según el último estudio

Modificar la hora a la que comemos los fines de semana podría contribuir a la obesidad, según el último estudio
1 comentario

Publicidad

Publicidad

La regularidad en los horarios de las comidas permite que nuestro reloj biológico funcione a la perfección y así, contribuiría a la homeostasis energética. Por ello, modificar la hora a la que comemos los fines de semana, podría contribuir a la obesidad según el último estudio.

Horarios irregulares y mayor IMC

Los horarios de las comidas se han vinculado en otras ocasiones a la presencia de sobrepeso y obesidad. Las investigaciones señalan muchas veces que comer muy tarde resulta perjudicial. Sin embargo, estudios recientes demuestran que no sería tan así y que no sirve de mucho comer dos horas antes de acostarse por ejemplo.

No obstante, una investigación publicada en la revista Nutrients y realizada por la Universidad de Barcelona, evaluó el impacto sobre el índice de masa corporal (IMC) de la regularidad en los horarios de las comidas entre semana y fines de semana.

Después de considerar la calidad de la dieta, los horarios de descanso (y su regularidad entre semana y fin de semana), así como el nivel de actividad física y el cronotipo (predisposición a adoptar un horario particular), los resultados muestran que la irregularidad en los horarios de las comidas o el eating jet lag durante los fines de semana se asocia a mayor índice de masa corporal.

Es decir, que modificar los horarios de las comidas durante el fin de semana podría predisponer a la obesidad al alterar el reloj biológico.

El mayor impacto se da cuando existe una diferencia de horarios de 3,5 horas o más entre las comidas de fines de semana y resto de días, y se produce de forma independiente a la calidad de la dieta y la modificación de los horarios de descanso.

Aunque el estudio sólo muestra asociación, siembra una idea de lo que la regularidad horaria puede significar para nuestro cuerpo. De todas formas, si la irregularidad se da de forma crónica o muy aislada quizá no tenga igual efecto, pues es algo que merece ser investigado a futuro.

En Vitónica | Crononutrición: esta es la relación que existe entre tu dieta y tus ritmos biológicos

Imagen | iStock

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios