Compartir
Publicidad

Cardio en casa: cinco opciones para entrenar sin moverte del salón

Cardio en casa: cinco opciones para entrenar sin moverte del salón
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Si cuentas con el tiempo justo para ir al gimnasio y aprovechas mejor el tiempo si entrenas en tu propia casa, aquí tienes algunas opciones de entrenamiento que puedes realizar en tu propio salón.

Rutina de cardio de 15 minutos

La ventaja de entrenar en casa es que no nos ocupe tiempo el ir y venir del gimnasio y que necesitemos poco o nada de material. Salir a correr a la calle es siempre una opción rápida pero estamos hablando de ahorrar el máximo tiempo posible por lo que realizar una rutina de cardio de 15 minutos en el salón de tu casa utilizando tu cuerpo es también una opción válida

Los ejercicios son asequibles para cualquier nivel de condición física e incluyen: skipping, jumping jacks, jogging o sentadillas

HIIT en formato Tabata

El entrenamiento interválico de alta intensidad o HIIT por sus siglas en inglés tenía que estar presente ya que es perfecto para concentrar un esfuerzo de alta intensidad en un periodo corto de tiempo. 

El entrenamiento Tabata fue creado por el japonés Izumi Tabata, y su estructura consta de ocho intervalos en los que se trabaja durante veinte segundos y se descansan diez

Puedes realizarlo con cualquier ejercicio que eleve tus pulsaciones a intensidades máximas: sprints, jumping jacks, burpees, sentadillas con salto, kettlebell swings... 

HIIT 10:10 con una comba 

Como decíamos, el entrenamiento HIIT es ideal para entrenamientos cortos. En este caso usamos un formato 10:10 donde trabajaremos durante diez segundos y descansaremos otros diez saltando a la comba de diferentes formas. 

HIIT con kettlebells

Tener en casa una o dos kettlebells puede ser más que suficiente para entrenar. Este es otro formato de entrenamiento HIIT en el que se trabaja durante 40 segundos y se descansa 20 para un entrenamiento de 10 minutos de duración total. 

Entrenamiento usando únicamente una silla

Esta opción requiere únicamente de algo que todos tenemos en nuestras casas: una silla.

Se puede organizar el entrenamiento en forma de circuito y por repeticiones: es decir, hacer cada uno de los ejercicios uno detrás del otro y descansar al final de la ronda el tiempo necesario como para recuperarnos (entre dos y tres minutos es suficiente). Después podemos repetir el circuito completo las veces que deseemos en función de nuestro nivel y el tiempo disponible. 

Imágenes | iStock

Vídeos | POPSUGAR Fitness, The Fitologists, Live Lean TV

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio