Compartir
Publicidad
Cinco consejos que te ayudarán a dominar el TRX como un profesional
Entrenamiento

Cinco consejos que te ayudarán a dominar el TRX como un profesional

Publicidad
Publicidad

El entrenamiento en TRX o entrenamiento en suspensión es un método de entrenamiento que presenta una serie de particularidades especiales. En este artículo te explicamos algunos consejos para que puedas sacarle el máximo partido a este implemento

Asegúrate de la fiabilidad del anclaje

Qué decir tiene que antes de plantearnos siquiera entrenar con el TRX debemos asegurarnos de que el anclaje es seguro. El TRX es un implemento muy atractivo para personas que desean entrenar en casa por el poco espacio que ocupa y por la versatilidad que ofrece, esto puede resultar en que tratemos de amarrarlo a cualquier parte y provoquemos un accidente. 

Asegúrate de que el punto fijo donde anclas el TRX te garantiza seguridad. 

Adapta la intensidad del entrenamiento mediante la inclinación

En mi experiencia dirigiendo clases con TRX he podido ver que hay muchas personas principiantes que ven los ejercicios como un repertorio fijo y estático de los mismos. Se puede ver a personas intentando ejecutar un push-up con TRX paralelo al suelo cuando no han realizado jamás un push-up anteriormente. 

Todo el mundo puede hacer un push-up con TRX, pero que tu compañero lo haga casi con la nariz tocando el suelo no quiere decir que tu debas hacerlo así. La intensidad del entrenamiento con TRX se regula modificando el punto de apoyo de nuestro cuerpo, es decir, la inclinación. Cuánto más alineados estén nuestros pies con la vertical del anclaje, más porcentaje de nuestro peso corporal usaremos en los ejercicios

Así pues, asegúrate de adaptar la inclinación de los ejercicios según tu nivel. 

Modifica el número de puntos de apoyo

Una de las formas en las que la versatilidad del TRX se hace manifiesta es en los puntos de apoyo que podemos incluir o no en los ejercicios. 

Cuando comenzamos a entrenar con TRX, una sentadilla con los dos pies apoyados en el suelo puede ser suficiente como estímulo pero a medida que adquirimos experiencia este estímulo puede llegar a ser demasiado pobre. Una alternativa es eliminar un punto de apoyo y realizar pistol squats o sentadillas pistol, es decir, a una pierna. 

Así pues jugar con los puntos de apoyo puede ser una forma útil tanto para simplificar los ejercicios como para hacerlos más complejos. 

Mantén una tensión constante en el TRX

TRX

Uno de los errores más comunes en personas que empiezan a utilizar un TRX es el de realizar algunos de los ejercicios, sobre todo aquellos del tren inferior, sin mantener tensión en las correas. Estamos hablando de un entrenamiento en suspensión por lo que no tiene sentido dejar que la tensión en el TRX se pierda y que no estemos, valga la redundancia, suspendidos de él. 

Sin ir más lejos, hay ejercicios como los mountain climbers o las sentadillas búlgaras que requieren de un mínimo de tensión para poder ejecutarse correctamente. 

No olvides aplicar el principio de sobrecarga progresiva

Por último no debemos olvidar que los principios del entrenamiento también se aplican al entrenamiento con TRX. Uno de ellos es el principio de sobrecarga progresiva, el cual dicta que los estímulos que imponemos a nuestro cuerpo deben sucederse de manera secuencial y progresiva en función de nuestras adaptaciones y progreso. 

El TRX es protagonista de muchas clases dirigidas en los gimnasios y esto provoca que sea muy dificil adaptar sesiones de entrenamiento que sean adecuadas a todos los niveles de los participantes. Pero cuando entrenamos de manera individual, es nuestra responsabilidad establecer un ritmo de progreso adecuado y seguro

Imágenes | Pexels, Pixabay 

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio