Publicidad

Me voy de vacaciones pero quiero seguir entrenando, ¿qué tengo que llevar en mi maleta?

Me voy de vacaciones pero quiero seguir entrenando, ¿qué tengo que llevar en mi maleta?
1 comentario

Publicidad

Publicidad

Las vacaciones para la mayoría son un tiempo de descanso, pero hay algunos que no paramos ni siquiera en esos días, y optamos por seguir entrenando, aunque sea a menor intensidad. Si disponemos de más tiempo libre, ¿por qué no dedicarlo a aquello que más nos gusta?

Para todos los locos del deporte que quieren mantenerse en forma también en esos días en los que disfrutamos de la playa o la montaña, os contamos qué podemos meter en la maleta para realizar un entrenamiento completo.

  • Goma elástica: la forma más sencilla y práctica de realizar un entrenamiento de fuerza con poco material cuando estamos fuera de casa. Las gomas elásticas, que podemos encontrar de distintas resistencias y tipos (cerradas formando una circunferencia o con los extremos libres) nos permiten realizar ejercicios para todos los grandes grupos musculares, como os mostramos en este circuito de entrenamiento.
  • Cuerda para saltar: un entrenamiento de 15 minutos con la comba entrenando por intervalos puede ser una solución rápida para seguir manteniéndonos en forma durante las vacaciones. Puedes probar a realizar 45 segundos de saltos y 15 segundos de descanso e ir repitiendo hasta llegar a los 15 minutos totales. Unos estiramientos, ¡y listo! Si tenéis menos tiempo o queréis realizar el entrenamiento con cuerda como colofón a otro de fuerza, os dejamos el siguiente vídeo en el que podéis encontrar un entrenamiento HIIT en tiempo real de 2,5 minutos de duración.
  • Mini-bands: para mantener nuestros glúteos a tono durante las vacaciones, nada mejor que las mini-bands. Súper prácticas, ya que no ocupan sitio apenas y podemos llevarlas en la mochila o maleta, nos permiten activar de forma efectiva la musculatura de los glúteos. Aquí os dejamos un pequeño circuito que podéis realizar en cualquier sitio.
  • TRX: el TRX o entrenamiento en suspensión es otro de los grandes clásicos para entrenar en vacaciones. Ideal si te lo llevas a la playa para poder entrenar a primera hora de la mañana o durante la puesta de sol, cuando el calor no es ya tan agobiante, y para rematar con un bañito en el mar.
  • Zapatillas de running y pulsómetro: correr por el paseo marítimo cerca de la playa es un lujo que a los que vivimos en el centro del país nos encanta aprovechar. No olvides meter en la maleta las zapatillas de running, un sujetador deportivo si eres mujer y el pulsómetro (¡y su cargador, que muchas veces se nos olvida!) para seguir sumando kilómetros a orillas del mar.

Imagen | Unsplash

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir