Compartir
Publicidad

Cinco consejos para seguir entrenando, incluso cuando estás de vacaciones

Cinco consejos para seguir entrenando, incluso cuando estás de vacaciones
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

¿Te vas una semana a la playa? Si lo que buscas es descansar, no va a pasar nada porque dejes de entrenar en esos días: no vas a perder tus gains, no vas a volver con 10 kilos más ni vas a volverte un corredor mucho más lento por pasar una semana sin entrenar.

Sin embargo, son muchas las personas que incluso en esos días de vacaciones prefieren seguir entrenando para así no perder el hábito y porque, además y más importante si cabe, es más un hobby y una actividad que les gusta que una obligación.

Si este año quieres seguir entrenando también cuando estés lejos de casa, te damos unos cuantos consejos para que la pereza no se apodere de ti y puedas mantener el ritmo de entrenamiento.

  • Escoge las primeras horas del día: además de porque suelen ser las más frescas e ideales tanto para salir a correr, si es tu elección, o para hacer un pequeño circuito de fuerza, porque además así lo dejarás hecho desde el principio de la jornada y tendrás el resto del día libre. ¿Cuántas veces hemos dicho eso de "luego entreno, luego lo hago" y hemos terminado por no hacerlo? Cuanto antes lo hagas, mejor.

  • Lleva contigo algo de material de entrenamiento: no tienes que llevarte un par de kettlebells de 12 kilos, sino que basta con que metas en tu maleta algo que ocupa tan poco y es tan versátil como unas gomas elásticas, unas mini-bands, un TRX o una cuerda para saltar. El hecho de que lo metas en la maleta ya es toda una declaración de intenciones.

  • Aprovecha tu entrenamiento para conocer nuevos lugares: el turismo runner está de moda y es una manera genial de conocer una nueva ciudad a golpe de zapatilla. Puedes preparar tú mismo un itinerario por la ciudad que vas a visitar o unirte a alguno de los grupos de running que se dedican al turismo de carrera, que no son pocos. Si tu opción es la segunda es mejor que realices la reserva desde tu propia casa para asegurarte un sitio en el grupo.

  • Utiliza lo que tengas a tu alcance para variar tu entrenamiento: si estás en la playa, aprovecha para correr por la orilla del mar o para caminar dentro del agua, por ejemplo. Esto dará a tu cuerpo un estímulo nuevo, saldrás de la rutina y probarás otros tipos de esfuerzo. O quizás puedes probar otros deportes como el surf o iniciarte en el submarinismo. Si estás en la montaña, puedes probar el senderismo o la escalada, si son actividades que no sueles realizar en tu día a día.

  • Entrena con compañía: seguramente no vayas de vacaciones solo, así que puede ser un momento genial para animar a tu familia, tu pareja o tus amigos a que entrenen contigo. Entrenar juntos no solo supondrá un estímulo para entrenar cada día, sino que además puede fortalecer los lazos que os unen y será una inyección de energía para pasar el resto del día.

Y tú, ¿eres de los que sigue entrenando en vacaciones o prefieres descansar?

Imagen | Pexels
En Vitónica | Siete cosas que meter en tu maleta para no dejar de entrenar en vacaciones
En Vitónica | CuboFit: un gimnasio en plena playa al más puro estilo americano que ya ha llegado a España

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio