Compartir
Publicidad

#RetoVitónica: siete días para trabajar tus abdominales con estas poses de Yoga

#RetoVitónica: siete días para trabajar tus abdominales con estas poses de Yoga
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

¡Comenzamos semana y nuevo mini-reto! Si la semana pasada hablamos de reemplazos saludables para nuestros platos, esta semana nos ponemos manos a la obra para trabajar nuestros abdominales y nuestra zona media con una postura de Yoga diferente para cada día de la semana, ¿te apuntas?

Por qué practicar Yoga

El Yoga nos permite trabajar en cualquier sitio (lo único que necesitamos es una colchoneta) con nuestro propio peso corporal. A través de las distintas posturas de Yoga podemos trabajar distintas facetas de nuestro cuerpo: desde la apertura de nuestras caderas hasta nuestra propia fuerza relativa (en relación con nuestro peso).

Si estás pensando que es necesario ser súper flexible o tener unos músculos muy fuertes para comenzar a practicar Yoga, estás muy equivocado: cada una de las posturas o asanas que realizamos durante la práctica cuenta con diferentes progresiones y posturas preparatorias para que, después de un tiempo, podamos llegar a hacerlas sin problema.

La práctica de Yoga es apta para todo tipo de personas, independientemente de la edad, sexo o condición física. Lo más importante es que nos mantengamos constantes en la práctica para ver mejoras poco a poco.

Siete posturas de Yoga para trabajar nuestro abdomen

navasana
  • Postura del barco o Navasana: una postura que nos hace trabajar el abdomen a tope. Si sois novatos y no podéis estirar las piernas completamente, podéis realizarla con las rodillas dobladas a 90 grados. Recordad que es importante mantener la columna larga y erguida, no redondeada.
tablon
  • Postura del tablón o Kumbhakasana: lo que solemos conocer como "plancha" o "plank" cuando hablamos de entrenamiento en el gimnasio. Activa la musculatura profunda del abdomen para conseguir que tu cuerpo forme una línea recta desde la cabeza hasta los pies.
tablon-invertido
  • Postura del tablón invertido o Ardha Purvottanasana: otra de las posturas que nos ayudan a trabajar la musculatura de nuestra zona media. Como en la anterior, intentamos mantener el cuerpo lo más recto posible de la cabeza a los pies, y trabajamos también la musculatura de nuestra cintura escapular para mantener estable la zona de los hombros.
vasistasana
  • Postura de la tabla lateral o Vasisthasana: con esta postura seguimos trabajando nuestra zona media, haciendo especial hincapié en la zona de los oblicuos. Abre bien el pecho llevando el brazo libre hacia el techo. Si te ves capaz, puedes intentar subir la pierna que queda arriba y agarrarla con tu mano.
chaturanga-dandasana
  • Postura del bastón de cuatro miembros o Chaturanga dandasana: una de mis favoritas para trabajar tanto abdomen como brazos. Es muy parecida a la postura del tablón, pero bastante más exigente. Nuestro abdomen se mantiene activado para evitar que nuestro cuerpo caiga hacia el suelo, y nuestros tríceps llevan también una buena carga de trabajo al sorportar la parte superior de nuestro cuerpo.
sirsasana
  • Postura del equilibrio sobre la cabeza o Sirsasana: llegar a subir a Sirsasana y mantenernos arriba es todo trabajo de nuestro abdomen. Una vez tenemos bien colocados los antebrazos en el suelo (como os explicamos en el tutorial para hacer Sirsasana paso a paso), solo activando nuestro abdomen podremos elevar nuestras piernas y mantener nuestro cuerpo erguido hacia el techo.
urksasana
  • Postura del árbol o Vrksasana: las posturas de equilibrio son ideales para trabajar el abdomen, ya que la musculatura de la zona central de nuestro cuerpo es la responsable de ayudarnos a mantener una postura correcta sobre un solo pie (o sobre las manos). Recuerda que la pierna que levantamos debe estar apoyada en la cara interior del muslo, en la ingle o en el gemelo, pero nunca en la rodilla.

Imágenes | iStock
Vídeo | Vitónica en Youtube

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio