Todo sobre el método Kaoru: ¿de verdad podemos afinar la cintura y la cadera usando solo una pelota de tenis?
Entrenamiento

Todo sobre el método Kaoru: ¿de verdad podemos afinar la cintura y la cadera usando solo una pelota de tenis?

HOY SE HABLA DE

El método Kaoru es un nuevo programa de entrenamiento basado en estiramientos y liberación miofascial que promete resultados con tan solo diez minutos de práctica al día. Sobre los resultados, nos referimos, en palabras de la autora japonesa a mejora de la condición física, sistema inmunitario y dolores musculares. Para ello solo necesitas una pelota de tenis.

En este artículo analizamos qué hay de cierto en las afirmaciones que la entrenadora Kaoru realiza sobre su sistema de acondicionamiento físico.

¿En que consiste el método Kaoru?

La premisa principal del método Kaoru es liberar la tensión acumulada en la fascia muscular, un tejido viscoelástico que encapsula nuestros músculos. De esta manera la autora hace hincapié en que lo importante primero es relajar la musculatura mediante técnicas de liberación miofascial como hacer presión con la pelota en distintas partes del cuerpo o hacerla rodar para después proceder al estiramiento de estos músculos.

Para la autora, todo el procedimiento comienza en los pies, liberando la tensión fascial acumulada en la planta de estos ya que cuando esta fascia está en tensión o inflamada, "se aplana y no absorbe bien los impactos que se producen al andar. Como resultado, se produce un desajuste de la alineación corporal".

De esta manera, el simple hecho de autoaplicarse un masaje con pelota en la planta de los pies "el centro de gravedad de nuestro cuerpo cambia. La alineación corporal mejora, el esqueleto regresa a su posición original y los órganos internos se recolocan".

Si vamos más allá de estas primera consideraciones, el método Kaoru se va centrando en diferentes partes del cuerpo como cuádriceps, glúteos, gemelos o cadera mediante una combinación de técnicas de liberación fascial y estiramientos. De esta manera la autora asegura que combatiremos la flacidez, estilizaremos nuestra figura y combatiremos las malas posturas.

¿Qué hay de cierto en el método Kaoru y qué podemos esperar de él?

Istock 1184595440 1

Cualquier persona dentro del mundillo de lo que entendemos por hábitos saludables ya habrá empezado a leer con desconfianza el titular del artículo y sus sospechas se habrán visto confirmadas cuando ha leído cosas como "solo diez minutos" o "pelota de tenis". Y su desconfianza está completamente fundada puesto que este método no es más que un método milagro más con un discurso diferente.

La autora aboga por la liberación miofascial como núcleo de su método, explicando que muchas malas posturas, dolores musculares y flacidez pueden venir por la tensión acumulada en esta fascia.

Estas afirmaciones no tienen respaldo en la literatura científica ya que no existe a día de hoy, ni existirá, un consenso sobre lo que se considera buena o mala postura. La literatura científica más actual no encuentra una relación entre postura y dolor, en ninguna de las direcciones y es que el dolor tiene lugar dentro de un complejo entramado biopsicosocial que muchas veces no tiene nada que ver con un posible daño estructural o con lo que nosotros consideramos malas posturas.

El dolor postural tiene mucho de lo que la sociedad nos ha dicho sobre higiene postural: hay personas con "buenas posturas" que tienen dolor y personas con "malas posturas" que no lo tienen. Lo que sin duda es probable es que en el primer caso hablemos de una persona sedentaria y en el segundo, no. Hay de todo, pero espero que se entienda por donde van los tiros.

Por otra parte, la flacidez no es más que un exceso de grasa corporal sobre una base muscular pobre. Esta condición con masajes de liberación miofascial y estiramientos se va a solucionar. Lo que se necesita es entrenamiento de fuerza sin lugar a dudas. 

Con esto no queremos decir que realizar ejercicios de estiramientos sea un despropósito, no, despropósito es más bien pretender solucionar dolores musculares, estilizar la figura y mejorar la condición física sin incluir nada de entrenamiento de fuerza o actividad cardiovascular.

¿Qué necesito para mejorar mi salud y mi composición corporal?

Lo primordial es tener hábitos saludables empezando por la combinación de entrenamiento de fuerza y entrenamiento cardiovascular. Otras disciplinas que entran dentro de estos hábitos saludables pero que no deben desplazar a los anteriores son el yoga o el pilates, por ejemplo. 

Una pelota de tenis no tiene la capacidad de mejorar nuestra postura, al igual que los estiramientos, ya que los efectos que estas técnicas tienen en nuestro tejido muscular es agudo y a corto plazo. Por otra parte, tampoco un método de acondicionamiento físico como este tiene el potencial de mejorar nuestra composición corporal o nuestra grasa localizada. Y qué decir tiene que si no se recogen pautas nutricionales es más que improbable. 

Recuerda, lo primordial para tener menos dolores musculares y articulares y mejorar nuestra composición corporal es combinar entrenamiento de fuerza y cardiovascular con un déficit calórico si tenemos un exceso de grasa corporal. 


En Vitónica | Masaje con foam roller: estos son sus beneficios y así te ayuda a recuperarte después del ejercicio

Imágenes | iStock

Temas
Comentarios cerrados
Inicio