Todos los pescados son sanos, pero es el pescado graso el único que puede beneficiarnos a nivel cardiovascular, según un reciente estudio

Todos los pescados son sanos, pero es el pescado graso el único que puede beneficiarnos a nivel cardiovascular, según un reciente estudio
Sin comentarios

La ingesta de pescado se ha asociado durante mucho tiempo con beneficios para la salud cardiovascular, y si bien se trata de un grupo de alimentos con  nutrientes de calidad como pueden ser las proteínas y las grasas  insaturadas; un reciente estudio señala que el pescado graso es el único  que puede beneficiarnos para reducir el riesgo cardiovascular y la  mortalidad por diferentes causas.

Omega 3, responsable de los efectos positivos del pescado

El pescado magro o blanco es un alimento ligero fuente de proteínas de alto valor biológico, fácil de digerir y al no tener purinas y ser muy bajo en  grasas saturadas, constituyente una buena opción para incorporar a la dieta habitual en reemplazo de las carnes.

No obstante, el pescado graso parece ser aún más beneficioso a pesar de concentrar más calorías y grasas,ya que estas últimas son poliinsaturadas y por lo tanto, representa una buena fuente de omega 3 para el organismo.

Un estudio recientemente publicado, realizó una revisión de 19 informes  diferentes y analizó el efecto del consumo de pescado graso y magro sobre el riesgo de sufrir enfermedades cardiovasculares y la mortalidad por diferentes causas.

Se incluyeron en total más de un millón años/ persona de seguimiento para el pescado graso o azul y para el pescado magro o blanco, los estudios incluyeron más de 930 mil años/persona de seguimiento.

Los resultados muestran una asociación inversa entre el consumo de pescado graso y la incidencia de enfermedades cardiovasculares así como respecto a la mortalidad por cardiopatía y mortalidad total. Sin embargo, los resultados no fueron iguales para el pescado magro.

Así, por primera vez se sabe que los beneficios para la salud relacionados con el consumo de pescado son impulsados únicamente por el pescado graso y su contenido en omega 3.

Entonces, podemos decir que no es el pescado en sí, sino los ácidos grasos  poliinsaturados que éste puede contener en ejemplares como el atún, las  anchoas, las sardinas, la caballa, el salmón u otros, los responsables de los  beneficios sobre la salud cardiovascular y la esperanza de vida.

En Vitónica | Nueve recetas de pescado para realizar fácilmente en el microondas

Imagen | Unsplash

Temas
Inicio