Tres causas por las que tienes más herpes simple en verano (y lo que puedes hacer para prevenirlo)

Tres causas por las que tienes más herpes simple en verano (y lo que puedes hacer para prevenirlo)
Sin comentarios

En verano tengo varios compañeros inseparables que no me faltan ningún año: el protector solar, el gazpacho y el herpes simple en el labio. Si eres de los míos, es posible que te estés preguntando por qué te pasa eso, si es que acaso alguien te ha maldecido y qué puedes hacer para que, por una vez, tengas los labios perfectos cuando llega el calor.

Hay varios motivos que pueden estar influyendo en la aparición del herpes simple y que hacen que sea más habitual durante los meses de calor. Te contamos por qué ocurre y cómo prevenirlo.

Tres razones por las que los herpes son más habituales en verano

Pexels Burst 374856

La exposición al sol

Uno de los motivos principales por los que aparece más a menudo el herpes simple es el exponernos a los rayos UV del sol ya que estimulan la reproducción del mismo.  Por ello, para prevenir este factor, es importante que nos expongamos al sol en las horas menos intensas y que, además de la piel de nuestro cuerpo, protejamos los labios con un protector solar específico para los mismos.

Cambios de temperatura bruscos

Del sol al agua fría de la piscina o del mar y viceversa. Del aire acondicionado del trabajo o las tiendas, al calor abrasador de la calle, etc. En verano vivimos sufriendo importantes cambios de temperatura y estos pueden afectar e influir en la aparición del herpes. Intentar hacer cambios menos bruscos e ir adaptándonos poco a poco a las nuevas temperaturas puede ayudarnos en este caso.

Estrés y nerviosismo

Casi parece imposible que en verano sintamos estrés, pero la preparación de viajes - especialmente este año en el que con los cambios de normativa no tenemos nada asegurado hasta el último día -, el tener que dejar trabajo preparado para poder irnos, y otras obligaciones con las que hay que terminar para poder irnos con tranquilidad, pueden generar estrés y nervios. Esto puede influir en la aparición del herpes y notarlo en los labios.

Intentar incorporar hábitos y trucos que nos ayuden a relajarnos pueden ser de gran ayuda en este caso. Asegurarnos de descansar y mantenernos bien hidratados para que los labios no se agrieten son soluciones que pueden ayudarnos a tener unos labios sanos todo el verano.

En Vitónica | Herpes zóster: qué es, síntomas, complicaciones y tratamiento 

Imágenes | Pexels

Temas
Inicio