El desayuno más fresco, rico en proteínas y bajo en hidratos, se prepara con sólo tres ingredientes

Es ideal para calmar el hambre de forma efectiva a primeras horas del día

Vasitoscremadequeso
Sin comentarios Facebook Twitter Flipboard E-mail

Si en las cercanías del verano más que nunca buscas cuidar la calidad de lo que comes en cada una de las ingestas del día, te mostramos un desayuno fresco, rico en proteínas y bajo en hidratos, que se prepara con sólo tres ingredientes y te ayudará a controlar el hambre durante el resto del  día.

Vasitos de crema de queso batido desnatado con frambuesa

Para los más golosos, estos vasitos de crema de queso batido desnatado con  frambuesas que no llevan azúcar añadido ni necesitan horno, pueden ser la opción ideal para un desayuno saciante y proteico.

Necesitamos como ingredientes básicos 400 gramos de frambuesas, 500 gramos de queso fresco batido desnatado y un sobre de gelatina en polvo o agar agar con lo cual lograremos seis porciones de esta receta.

Comenzamos lavando muy bien las frambuesas para después secarlas con suavidad y ponerlas a cocer a fuego suave con el zumo de un limón y un poco de  edulcorante, pudiendo utilizar por ejemplo dos o tres cucharaditas de eritritol. Machacaremos de vez en cuando y dejaremos que se forme una compota.

Por otro lado, mezclamos el queso fresco batido desnatado escurrido previamente, que también podemos saborizar con la ralladura de un limón o de lima o bien, con edulcorante o esencia de vainilla.

Disolvemos la gelatina en un vasito pequeño de agua fría siguiendo las  indicaciones del fabricante para posteriormente incorporarlo al cazo de las frambuesas, mezclar y hervir uno o dos minutos.

Antes de servir, mezclamos la crema de queso con un par de cucharadas de la compota de frambuesas, y repartimos el restante de la compota de frambuesas en el fondo de aproximadamente seis vasitos.

Refrigeramos por aproximadamente una hora para posteriormente repartir la crema de queso por encima y volver a llevar a la nevera durante aproximadamente dos o tres horas antes de degustar.

Podemos servir estos vasitos de crema de queso y frambuesas sin azúcar con más  frutas frescas de nuestro agrado, con unas nueces picadas o bien, con unos cupos de avena si deseamos incorporar hidratos a esta preparación.

Por sí misma resulta un plato muy saciante, rico en proteínas y bajo en hidratos, ideal para un desayuno que nos ayude a controlar el hambre de forma efectiva.

En Vitónica | Las mejores recetas bajas en carbohidratos

En Vitónica | Postres sin azúcar: las mejores recetas

Imagen | Vitónica

Inicio