Cambiar nuestra fuente de proteína de la carne roja a fuentes de proteína vegetales podría reducir el riesgo de sufrir enfermedades cardíacas

Cambiar nuestra fuente de proteína de la carne roja a fuentes de proteína vegetales podría reducir el riesgo de sufrir enfermedades cardíacas
1 comentario

De un tiempo a esta parte se viene conociendo y teniendo cada vez más evidencias de la relación que hay entre el consumo de carne roja y el riesgo de sufrir algunos problemas de salud. Concretamente, las evidencias señalan específicamente al aumento del riesgo de padecer enfermedades cardíacas. Aunque existen otros problemas de salud con el que se relaciona este consumo de carne, como el mayor riesgo de padecer endometriosis o problemas de hígado, el riesgo cardíaco es uno de los más estudiados.

Una nueva investigación, publicada en The BMJ, encuentra que la sustitución del consumo de carne roja por alimentos provenientes de plantas, como legumbres, frutos secos o soja podría ayudar a reducir el riesgo de sufrir enfermedades cardíacas. Además de eso, las evidencias encontradas señalarían que la sustitución de carne roja por cereales de grano entero y lácteos, así como la sustitución de carne procesada por huevos también ofrecería beneficios para nuestra salud cardíaca.

Esta investigación se ha llevado a cabo con información de más de 43.000 hombres, con una edad media de 53 años, que participaban en el estudio Health Professionals Follow-Up. Al apuntarse a dicho estudio no contaban con ninguna enfermedad cardíaca ni cáncer. Los datos se recabaron durante 20 años, desde 1986 hasta 2016. Cada cuatro años los participantes rellenaban un cuestionario detallado sobre su tipo de dieta. Además de eso, también aportaban información sobre su historial médico y su estilo de vida.

Mgg Vitchakorn Aytmvegxg8w Unsplash

El consumo diario de una ración de carne roja (tanto procesada como sin procesar) estaba relacionado con un aumento del 12% de padecer enfermedades cardíacas. El consumo de carne roja sin procesar mostraba un aumento del 11% del riesgo cardíaco, mientras que el de carne roja procesada era de un 15%. Sin embargo, en comparación con el consumo de carne roja, comer diariamente una ración de proteína procedente de plantas como frutos secos, legumbres o soja, el riesgo de padecer enfermedades cardíacas se reducía en un 14%. En ambos casos la información se corregía teniendo en cuenta otros factores de riesgo.

De hecho, sustituir la fuente de proteína, pasando de obtenerla por medio de carne roja a obtenerla consumiendo lácteos o huevos también presentaba beneficios. Específicamente en el caso de los hombres jóvenes, entre los cuales se veía una reducción del 20% del riesgo cardíaco cuando sustituían, como fuente de proteína, a la carne roja procesada por el consumo de huevos. En cualquier caso, los beneficios se observaban en todos los grupos de edad.

Hay que tener en cuenta que este estudio no solo es observacional, basado en datos autoinformados, sino que se realizó únicamente en hombres blancos. Por ello, es difícil establecer causa-efecto o poder generalizarlo. En cualquier caso, sí que abre un camino de investigación importante que podría venir a confirmar qué fuentes de proteína son más seguras y hasta qué punto.

En Vitónica | Menos carne roja y más carne blanca

En Vitónica |Las carnes procesadas aumentan el riesgo de cáncer colorrectal (y los cereales integrales lo reducen)

Imágenes |Ser  vegano y ganar masa muscular es posible: estas son las mejores fuentes  de proteínas vegetales y 11 recetas veganas para sumar a tu dieta

Temas
Comentarios cerrados
Inicio