Compartir
Publicidad
¿No te vas a comer el cordero? Argumentos para utilizar en Nochebuena cuando te pregunte por qué no comes carne
Alimentos

¿No te vas a comer el cordero? Argumentos para utilizar en Nochebuena cuando te pregunte por qué no comes carne

Publicidad
Publicidad

Tu entorno más cercano ya sabe que eres vegetariano o vegano. Algunos lo entienden y otros puede que no, pero habéis conseguido llegar a un punto de entendimiento en el que ambas partes os respetáis. Sin embargo, llegan las celebraciones navideñas y la presencia familiar es mayor y no todo el mundo es siempre respetuoso.

Probablemente no sea la primera vez que hayáis tenido que defender vuestros motivos para no comer carne frente a vuestros abuelos, un tío o algún otro pariente con el que normalmente no tienes tanto trato. Este año, nosotros mismos te damos los argumentos que puedes esgrimir cuando te pregunten tus motivos para no comerte la carne del menú.

Controla nuestro azúcar en sangre

Mariana Medvedeva 561531 Unsplash

Seguir una dieta vegetariana podría ayudar a mejorar nuestro control glucémico, lo que tendría beneficios para aquellas personas que padecen diabetes tipo 2 o que están en riesgo de padecerla. Pero no solo a ellos, todos nos vemos beneficiados por el hecho de mantener un correcto control de nuestro azúcar en sangre.

Entre otras cosas, porque parece que también ayuda a mejorar nuestra salud cardiovascular y a mejorar nuestros niveles de colesterol. Así que sí, no comiendo carne tenemos menos riesgo de padecer diabetes que aquellos que vayan a disfrutar de la carne durante la cena de Navidad.

Alarga la esperanza de vida

Jo Sonn 580715 Unsplash

Al menos, no comer carne roja lo hace. Según algunas investigaciones, el consumo de carne roja podría estar relacionado con una reducción en la esperanza de vida. Entre otras cosas, este consumo puede influir en que padezcamos problemas de hígado además de resistencia a la insulina.

Pero no solo eso, sino que el consumo de este tipo de carne podría estar relacionado con el riesgo que padecemos las mujeres de sufrir endometriosis hasta un 56%. No padecer endometriosis es un estupendo motivo para no querer comer carne durante estas fiestas - o en cualquier otro momento -.

Reducción de la emisión de dióxido de carbono

Pille Riin Priske 986349 Unsplash

No solo las de dióxido de carbono, sino también otras como las de metano o las de óxido de nitrógeno. Además, se reduce el riesgo de provocar resistencia a los antibióticos de manera global. Por no hablar del número de hectáreas que quedarían libres si todos fuéramos vegetarianos pudiendo aumentar la producción vegetal y ayudando a reducir la huella de carbono todavía más.

Por lo tanto, al elegir no comer carne estamos ayudando a cuidar el medio ambiente y el bienestar global. Esto repercutirá no solo en nuestra salud, sino en la de todos los demás. Básicamente, las personas que te están cuestionando casi deberían darte las gracias.

Porque no quieres y es tu decisión

Hermes Rivera 645990 Unsplash

El principal y más importante argumento es, simple y llanamente, que no quieres comer carne. Es tu decisión no consumirla y si tú no obligas a nadie a que no comas carne y no les criticas por hacerlo, nadie tiene derecho a cuestionar ninguna de tus decisiones, incluyendo la de no comer carne.

Por ello, la próxima vez que alguien te pregunte por qué no vas a comer carne muy educadamente les puedes aclarar que es simplemente porque no quieres, es tu decisión y no tienes por qué dar explicaciones a absolutamente nadie sobre ella.

Imágenes | Unsplash

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio