Compartir
Publicidad
Cuida tu espalda en el gimnasio: las clases colectivas que te ayudan a tener una espalda sana
Entrenamiento

Cuida tu espalda en el gimnasio: las clases colectivas que te ayudan a tener una espalda sana

Publicidad
Publicidad

Pasar muchas horas sentado, tener una mala postura o dormir en un mala posición son conductas que pueden agravar el dolor de espalda, uno de los más acusados por los adultos y que tiende a convertirse en crónico con el paso de los años. Por eso es tan importante que cuidemos nuestra espalda, tanto realizando ejercicios que la fortalezcan como en las clases colectivas del gimnasio.

Si sufres dolor de espalda y quieres saber cómo puedes hacerle frente en tu centro deportivo, te contamos cuáles son las clases colectivas que más te ayudan y qué vas a hacer en cada una de ellas.

Antes de nada queremos remarcar que, en el caso de que exista dolor y que este no desaparezca debemos acudir a un profesional médico que será quien deba explorarnos, indicar cuál es el origen del problema, cuál es la posible patología y qué tratamiento debemos seguir. Las clases colectivas y el entrenamiento deben ser actividades complementarias al posible tratamiento médico.

Pilates: a la salud a través del movimiento inteligente

pilates

Quizás el Pilates sea una de las clases más recomendadas por los profesionales a la hora de mejorar el dolor de espalda en el gimnasio. ¿Y por qué? Básicamente porque el método Pilates actualizado busca el movimiento inteligente y eficiente: enseñarnos a movernos lo más y mejor posible sin dolor.

Durante las sesiones de Pilates se realizan diferentes ejercicios del repertorio original de Joseph Pilates y otros que han sido actualizados a través de los cuales se mejora la movilidad de la columna y se trabaja la musculatura de toda la zona central de nuestro cuerpo, que nos ayuda a estabilizar toda la zona del tronco y a movernos con menos esfuerzo, y previene la aparición del dolor.

La re-educación postural que recibimos en una sesión de Pilates, así como la reeducación respiratoria, pueden ayudarnos a sentirnos mejor y con menos dolor en nuestro día a día, siendo una actividad muy recomendable complementaria al tratamiento médico o fisioterapéutico.

Si quieres comenzar a probar el Pilates en casa puedes empezar por practicar el dead bug o insecto muerto: en este tutorial te explicamos cómo realizar este ejercicio de Pilates que te ayuda a fortalecer toda la musculatura de tu zona central.

Yoga: más movilidad de la columna y más fuerza muscular

Yoga

Las sesiones de los distintos tipos de Yoga, tanto de las variantes más tranquilas como pueden ser el Iyengar Yoga o de otras más activas como el Vinyasa Yoga, son una forma perfecta de movilizar nuestra columna y de aumentar nuestra actividad física después de pasar numerosas horas sentados delante del ordenador.

En anteriores ocasiones os hemos enseñado algunas posturas de Yoga que nos pueden ayudar a aliviar el dolor de espalda, remitiendo tanto el dolor en la zona del cuello y la espalda alta como la zona lumbar.

Si queréis practicar en casa, podéis probar nuestro tutorial del Saludo al Sol de Yoga: una secuencia en la que se alternan extensiones y flexiones de columna y que nos ayuda, por un lado, a movilizar la columna y, por otro, a fortalecer la musculatura de todo nuestro cuerpo.

Body Balance: Pilates, Yoga y Tai Chi, todo en uno

taichi

Si buscas una clase colectiva de tipo cuerpo-mente que sea lo más completa posible, el Body Balance es una muy buena opción. Durante los 50 minutos que dura esta clase realizaremos diferentes asanas de Yoga, diferentes ejercicios de Pilates y distintas secuencias de Tai-Chi que nos ayudarán a fortalecer y movilizar nuestra espalda, a tomar conciencia de nuestro cuerpo y a relajarnos.

El trabajo de la musculatura de nuestra zona media, incluyendo la musculatura profunda del core, los glúteos, los multífidos y el suelo pélvico, es muy intenso en esta clase colectiva que une lo mejor de las tres disciplinas sin perder la identidad de ninguna de ellas. Todo lo que sea reforzar la musculatura de nuestra zona central va a ser beneficioso para ayudarnos a deshacernos de ese molesto dolor de espalda.

Los estiramientos de la parte final de la clase, el trabajo de nuestra musculatura del tronco a través del Pilates, de nuestro control corporal gracias al Tai-Chi y la movilización de la columna mediante el Yoga son un entrenamiento completo y beneficioso para nuestra espalda.

Imágenes | Pixabay

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio