Publicidad

Nueve posturas de Yoga que te ayudan a controlar el estrés diario
Entrenamiento

Nueve posturas de Yoga que te ayudan a controlar el estrés diario

Publicidad

Publicidad

Actualmente, el ritmo de vida nos lleva a ir demasiado rápido y tener muy poco tiempo libre. No es de extrañar que, teniendo que vivir tan rápido, pasando del trabajo, a nuestras obligaciones diarias, etc., tengamos altos niveles de estrés.

Por ello, realizar actividades que nos ayuden a manejar y regular este nivel de estrés diario puede ser de gran ayuda. Actividades físicas como el Yoga es de gran ayuda para conseguir relajarnos. Te contamos las mejores posturas de Yoga que puedes hacer para controlar el estrés diario.

Postura del niño (Balasana)

Istock 469321140

La postura del niño favorece nuestra relajación, ayudándonos a relajar la espalda, así como a descargarla. Esto es de gran ayuda cuando estamos pasando por una época de estrés, ya que este tiende a reflejarse en nuestra espalda y hombros. Es por ello que esta postura es muy recomendada para las rutinas de relajación.

Iniciamos de rodillas en la colchoneta y separamos las rodillas a la misma anchura que nuestras caderas. Nos sentamos sobre nuestros talones y ,al expirar, echamos nuestra espalda hacia delante, llegando con la frente al suelo. Ahora podemos elegir estirar los brazos hacia adelante o hacia atrás. Podemos mantener esta postura unos segundos, asegurándonos de relajar todo el cuerpo.

Postura de la montaña (Tadasana)

Madison Lavern D2uk7elfbu4 Unsplash

Tanto si somos expertos ya, como si nos estamos iniciando en el mundo del Yoga y buscamos practicarlos para reducir nuestros niveles de estrés, esta postura es apta para nosotros. Y es que se trata de una postura sencilla con numerosos beneficios.

Nos colocamos de pie, separando un poco los pies y con la espalda recta y mirando hacia el frente. Desde esta posición, elevamos los brazos hacia arriba, formando una línea recta con nuestro cuerpo y colocamos las palmas una frente a la otra. Debemos asegurarnos de que pies, hombros y manos se mantengan en la misma línea.

Postura del árbol (Vrkasasana)

Istock 514843592

Es una postura muy útil cuando estamos intentando relajarnos ya que requiere de una gran concentración. Esto permite que pongamos toda nuestra atención en a postura y la respiración, de manera que alejamos el foco de nuestras preocupaciones diarias, dando espacio a nuestra mente para pensar únicamente en la postura.

Partimos de una postura similar a la anterior: de pie, con los pies separados a la anchura de la cadera. Fijamos la vista en un punto frente a nosotros y pasamos todo el peso de nuestro cuerpo a la pierna derecha. Levantamos el pie izquierdo y lo apoyamos en la cara interna del muslo derecho. Juntamos las palmas y las elevamos juntas hacia arriba. Mantenemos la postura unos segundos y cambiamos para realizar con la otra pierna

Pinza de pie (Uttanasana)

Istock 546803996

Esta postura nos ayuda a relajar nuestra espalda, hombros, cuello y cabeza por completo, por lo que no solo ayudaremos a liberar el estrés, sino que favorecerá que durmamos mejor. En cualquier caso, resulta una postura algo más compleja si estamos empezando y no tenemos la flexibilidad necesaria, por lo que podemos comenzar con la media pinza.

Para comenzar, nos colocamos de pie con los pies juntos. Flexionamos la cadera hacia delante y vamos bajando hasta que nuestras manos toquen el suelo. Podemos colocar las manos a los lados de los pies o detrás de las rodillas. La idea es que nuestra cabeza y cuello estén muy relajados.

Postura de la paloma (Eka Pada Rajakapotasana)

Form Mxtdf2dsrjg Unsplash

Nos encontramos con una postura muy adecuada para trabajar nuestra respiración y ayudar a relajarnos poco a poco, de manera que permite liberarse del estrés. Entre otras cosas, esto se debe a que es un estiramiento estático que se debe mantener mientras respiramos.

En esta ocasión empezamos sentados en el suelo, con las palmas de las manos delante de nosotros. Llevamos una de nuestras rodillas flexionadas hacia adelante y la otra pierna la estiramos hacia atrás. Debemos asegurarnos de que la rodilla de delante toca el suelo. Bajamos un poco el cuerpo y al inhalar lo elevamos hacia arriba con las manos apuntando al cielo.

Postura del arado (Halasana)

Istock 504852742

Otra postura ideal para relajar espalda, brazos y hombros es la postura del arado. No solo eso, sino que mejora nuestra circulación sanguínea, ayudándonos a descansar mejor y a estar más relajados. Eso sí, debemos tener en cuenta que es una postura algo más complicada.

Tendremos que tumbarnos boca arriba y colocar los brazos a los lados de nuestro cuerpo. Subimos las piernas de manera que formen un ángulo de 90 grados con las caderas y seguimos llevando nuestras piernas hacia atrás, hasta que queden por detrás de nuestra cabeza. Si es posible, apoyamos los pies en el suelo. La cadera debería quedar justo encima de nuestros hombros y el peso repartido entre los brazos, los hombros y las puntas de los pies, nunca en el cuello. En cada repetición intentamos mantener la postura algunos segundos más.

Postura del zapatero (Baddha Konasana)

yoga

Una postura ideal para trabajar nuestra respiración y que nos permite hacer una secuencia con otras posturas sencillas. Comenzamos sentados en la colchoneta con la espalda bien erguida. Flexionamos nuestras rodillas y unimos las plantas de los pies frente a nosotros. Intentamos acercar los pies a las ingles tanto como podamos.

Posteriormente, bajaremos las rodillas tanto como podamos hacia el suelo. Nos mantenemos en esta postura unos segundos, trabajando la respiración. De esta manera, abriremos la cadera, pero también podremos aprovechar para relajarnos.

Postura del loto (Padmasana)

Istock 485376820

Es una de las posturas más utilizadas para relajarnos e, incluso, para practicar meditación. No es de extrañar que sea una de las posturas más utilizadas y conocidas. Nos permite concentrarnos en nuestra respiración y en trabajar la relajación e incentiva que nos alejemos del estrés.

Comenzamos sentados, pero esta vez con las piernas cruzadas. Colocamos cada uno de los pies sobre el muslo de la pierna contraria y mantenemos la planta del pie mirando hacia arriba. Ponemos las palmas de las manos boca arriba sobre los muslos y juntamos los dedos pulgar e índice. Mantenemos esta posición tanto como queramos.

Postura del cadaver (Savasana)

Istock 580120474

Savasana es una de las posturas que más ayudan a la relajación y a la mejora de la calidad de nuestro sueño. Esto es porque, básicamente, se trata de una posición creada para relajarnos y concentrarnos en nuestro cuerpo y nuestra respiración.

Nos tumbamos boca arriba en la colchoneta y nos aseguramos de que el cuello y la cabeza estén alineados con la espalda y las caderas. Alejamos un poco los brazos del cuerpo y separamos las piernas ligeramente. Nuestros músculos deben estar perfectamente relajados.

En Vitónica | La práctica de Yoga Iyengar reduce síntomas de depresión y ansiedad, según el último estudio 

En Vitónica | Una semana practicando Yoga desde cero con la app Pocket Yoga: esta ha sido mi experiencia  

Imágenes | iStock, Unsplash, Wikimedia Commons

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir