Compartir
Publicidad

Siete formas de trucar tu cuerpo para entrenar por las mañanas

Siete formas de trucar tu cuerpo para entrenar por las mañanas
5 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Piénsalo bien. Normalmente te acabas liando en el trabajo y sales más tarde de lo normal, además llegas cansado a casa y te toca preparar la cena para el día siguiente. La mayoría de las veces no vas al gimnasio por que has tenido un mal día y te encuentras agotado.

¿Y si vamos por la mañana nada más empezar el día? Hay que madrugar, sí, pero nada va a impedir que faltes a tu entrenamiento. Sé hay personas a las que les cuesta más adelantar el despertador por eso hoy vamos a ver siete trucos para hacerlo más llevadero.

1. Prepara tu ropa el día anterior

trucos-para-entrenar-por-la-mañana

Incluso, ¡acuéstate con la ropa de entrenar puesta! Es importante que cuando te levantes por la mañana nada te vaya a impedir ir al gimnasio. Deja el bolso listo, cerca de la puerta, y cuando suene el despertador simplemente te lavas la cara, los dientes y a entrenar.

Créeme, cuantas menos preguntas tengas que hacerte a la hora de ir al gimnasio menos opciones de faltar al entrenamiento.

2. Aleja el despertador de la cama

trucos-para-entrenar-por-la-mañana

La tentación para pulsar el botón de posponer una y otra vez es muy grande sobre todo al principio. Un truco que me ha funcionado muy bien a mi es el de poner el despertador, o el móvil, en el salón. Desde la cama lo escucho, me despierta, pero si quiero apagarlo tengo que levantarme sí o sí.

3. Cena ligero

trucos-para-entrenar-por-la-mañana

Es importante, sobre todo si quieres madrugar, hacer una cena ligera y no muy tarde. Si cenas pronto y ligero dormirás mejor y te levantarás con más energía. Si la cena es demasiado contundente, cuando te levantes por la mañana estarás cansado y tienes más posibilidades de saltarte el entrenamiento.

4. Deja el desayuno listo o no desayunes

trucos-para-entrenar-por-la-mañana

Al igual que en el punto del bolso en este caso es importante que no tengas que ponerte a preparar el desayuno tan pronto por la mañana así que directamente puedes dejarlo listo o, por que no, saltarte el desayuno o dejarlo para después del entrenamiento.

Piérdele el miedo a ayunar, no hay ningún problema en hacerlo, podrás entrenar con la misma intensidad y no perderás masa muscular ni nada por el estilo.

5. Apúntate a una clase

trucos-para-entrenar-por-la-mañana

Aunque no lo creas la mayoría de los gimnasio tienen clases colectivas desde las siete de la mañana el simple hecho de comprometerte y apuntarte a una de estas clases hará que pienses menos por las mañanas.

Otra opción muy buena es quedar con un amigo para entrenar por las mañanas. ¿No vas a dejar a tu amigo tirado? ¡verdad!

6. El café es tu aliado

trucos-para-entrenar-por-la-mañana

El café te ayudará a despertarte y aportarte algo de energía que te va a venir bien sobre todo los primero días. Usa el café a modo de pre-entreno nada más salir de casa. Estoy seguro de que lograrás entrenar con la misma intensidad de siempre.

7. Conviértelo en una rutina

trucos-para-entrenar-por-la-mañana

Hazlo de tal forma que no tengas que hacerte ninguna pregunta al acostarte ni al levantarte. Si entrenas todos los lunes, martes, jueves y viernes, por ejemplo, configura la alarma para que suene todas las mañanas desde ya y asegúrate de irte pronto a la cama la noche anterior.

Con el paso de los días estoy seguro de que te levantarás sin ningún problema y llegará un momento en el que no te supondrá ningún esfuerzo extra.

Imágenes | Daniel Hoherd, Faruk Ateş, Clint Gardner, Stewart Butterfield, Maite Pons, Nottingham Trent University, daicristóbal y Chris Yarzab
En Vitónica | Esta es la mejor hora del día para entrenar

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos