Cuerpos "ideales" desde los 90' hasta hoy: cómo ha cambiado la imagen del cuerpo a conseguir (seis expertas nos lo cuentan)
Wellness

Cuerpos "ideales" desde los 90' hasta hoy: cómo ha cambiado la imagen del cuerpo a conseguir (seis expertas nos lo cuentan)

HOY SE HABLA DE

Adentrarnos en la historia desde la década de los 90' hasta hoy para entender cómo ha cambiado la percepción del famoso cuerpo ideal no es tarea fácil. Es un tema que afecta a casi todas las áreas que conocemos... desde la moda, pasando por el arte, la psicología, la filosofía o la nutrición. ¿Realmente existe el cuerpo ideal? ¿Qué entendemos por imagen corporal? Charlamos con diversas expertas en diferentes ramas para dar con las claves de un tema que nos compete a todos:

La imagen corporal ideal no es estática

Cuerpo

"Desde pequeñitos nos hacen creer que tenemos que encajar en unas medidas determinadas, que se modifican según la moda del momento, y que, si no entramos en ellas, dan a entender que no somos atractivos. Como si cambiando hábitos, sí o sí, pudiésemos lograr el cuerpo soñado", explica María Pastor García, nutricionista y bióloga sanitaria.

Ahora las chicas más musculosas y fuertes van abriéndose paso, dejando atrás una imagen más frágil a la que quizá estábamos más acostumbrados a ver en modelos, revistas e Instagram. "Y así con todo: un verano vemos pechos voluptuosos y, al siguiente, tener pecho es ''vulgar''. Curvas si, curvas no. ''Six pack'' para ellos, hueco entre las piernas en ellas.... Y mientras, miles de niños y adolescentes creciendo con la sensación de que sean como sean, no son suficientes", sostiene.

Detalla que, en sus consultas, Pastor García ha ido aprendiendo cómo dar la vuelta a todo esto y lograr poner, poco a poco, el foco en la salud. "No es fácil, pero tenemos que comenzar a divulgar más en salud y menos en físico. Hay salud en muchas tallas, y muchos cuerpos realmente estéticos con hábitos de vida pésimos. Día a día veo a jóvenes sin regla por dietas extremas, vemos titulares que venden dietas rápidas, detox o que las 1200 kcals al día son suficientes para vivir. No sé qué ritmo de vida queremos, pero yo prefiero una vida plena, con regla, energía, ganas, foco cognitivo y salud lo más plena posible, y eso pasa por nutrirnos a todos los niveles".

En definitiva, sostiene que el físico varía muchísimo, pero es nuestra responsabilidad dejar de divulgar poniendo el foco en el cuerpo físico, y hacerlo de un modo respetuoso con nosotros para optimizar nuestra salud y conseguir, de verdad, sentirnos bien.

El cuerpo ideal en la moda y su evolución a lo largo de los años

Pexels Ron Lach 7761816

Pepa López, periodista especializada en moda en Trendencias, asegura que cualquier mujer que haya crecido en los 90' se ha visto afectada por el ideal de belleza de la época. "Fue la era de la delgadez más extrema, de presumir de huesos de cadera y de clavícula. Una tendencia estética encumbrada por modelos como Kate Moss y que solo unas pocas tenían de forma natural. El resto de nosotras nos obsesionamos con dietas imposibles y cardio con un único objetivo: encajar en ese canon de belleza".

 

Esta aspiración beauty llevó a un problema de salud que casi marcó tendencia en los 90': la bulimia nerviosa. La experta nos informa que existen muchos análisis y estadísticas de estos años que indican cómo esta enfermedad crecía de forma continuada entre las mujeres de entre 10 y 39 años y siguió haciéndolo hasta bien entrados los 2000. Para las mujeres de esa época el ideal era lucir delgada, frágil e incluso andrógina.

Por supuesto, el cambio de paradigma no ocurre de la noche a la mañana. Pero desde los 2000 a la actualidad hemos visto como los referentes de belleza modifican las normas: "Yo lo llamo el fenómeno Kardashian, porque ellas han vuelto a poner la curva de moda. Pero también los abdominales, el deporte de fuerza y el músculo. Esto ha llevado a que las mujeres invadan las zonas de pesas en los gimnasios, a que pierdan el miedo a marcar músculo por no parecer demasiado masculina y a aspirar a una tableta como la de Dua Lipa".

Es consciente de que esta nueva visión de la mujer es una mejora con respecto a la anterior, más saludable y que implica el cuidado de nuestro cuerpo (frente al abuso al que le sometíamos en los 90'). "Sin embargo, aspirar a un cuerpo ajeno al nuestro nunca es algo bueno y siempre generará frustración. Lo vemos en el hecho de que las gluteoplastias sean la operación estética que más ha crecido a pesar de ser un procedimiento con muchísimos riesgos. Pero también en el ejercicio de forma obsesiva. Es una mejora, pero no es el canon ideal. En mi opinión, ese canon perfecto llegará cuando el objetivo sea tener la mejor versión de nuestro propio cuerpo".

Que exista un cuerpo ideal, el gran problema

Gi

Patricia Raijenstein, profesora de historia del arte y de la moda, coincide en que el gran problema no es que haya cambiado el cuerpo ideal, es que exista un cuerpo ideal: "Esa presión de que el cuerpo debe ser igual para todo el mundo y que hay una belleza canónica que expulsa a tantas personas y a las peculiaridades de los cuerpos reales".

Advierte que toda esta idea es realmente imposible porque en la moda existe todo un sistema de perfeccionamiento, ya sea mediante Photoshop o las medidas imposibles. "En los 90' había una moda que giraba en torno al yonki-chic, con cuerpos como los de Kate Moss que tenían ese ideal de personas yonkis, muy delgadas, extremadamente". Coincide con Pepa López en que ahora existe otro canon como el de las Kardashian, y añade que este está hecho a base de operaciones.

Kim

"Es un cuerpo que no es occidental, es todo lo contrario. Tiene muchas más curvas pero también es artificial e impone toda una serie de cánones estéticos imposibles de cumplir que afectan a la autoestima y a la nutrición de personas", recoge la experta. Por tanto, concluye que deberíamos tener una visión crítica con esos cánones, sean los que sean.

Por sintetizar cuál ha sido la tendencia de los 90' hasta hoy, Carla Masdeu Camps, periodista especializada en moda en Trendencias, nos detalla que en los 90' el cuerpo ideal que veíamos en las pasarelas era la de la famosa cita de 90-60-90. "Eran chicas muy guapas y con mucha presencia como Cindy Crawford que, pese a estar delgadas se las veía sanas y tenían curvas", nos cuenta.

 

Sin embargo, con la llegada de los 2000 todo cambió y modelos como Natalia Vodianova cambiaron por completo el canon de belleza. "Con ella, las chicas lucían extremadamente delgadas y sin curvas. Las modelos se convirtieron en una mera percha y eso hizo mucho daño a la sociedad. Poco a poco eso fue cambiando y hoy en día podemos encontrar modelos de todo tipo: altas, bajas, curvy y delgadas. Cada vez son más los diseñadores que optan por unas modelos inclusivas".

El concepto de cuerpo ideal en el arte

Pexels Cottonbro 5700558

Raquel Rodríguez, licenciada en historia del arte y ex directora de Vitónica, reconoce que el concepto del cuerpo ideal en el arte ha cambiado junto con la sociedad a lo largo del tiempo.

"Cualquier persona que pasee su vista por las obras de arte más conocidas de la historia puede ver cómo el ideal de belleza femenina se ha transformado. Desde las matemáticamente perfectas esculturas clásicas a las exuberantes modelos del barroco europeo, por poner un par de ejemplos que todo el mundo conoce", asegura la ahora jefa de eCommerce editorial en Webedia.

A su parecer, uno de los cambios más importantes que se produce durante el siglo XX relacionado con la mujer y el arte, y que llega hasta nuestros días, es que ya no solamente hay artistas masculinos dibujando, esculpiendo o imaginando a las mujeres, sino que cada vez aparecen más artistas femeninas que nos ofrecen su visión de su propia vida y de su propio cuerpo.

Nos cuenta además que esta visión de lo femenino desde lo femenino da paso a una interpretación mucho más diversa, independiente y empoderada de nuestro género; algo que va en consonancia con un movimiento de reconocimiento y de liberación de la mujer en la sociedad. "La mujer ha pasado de ser casi únicamente objeto del arte a ser, en muchas ocasiones, el sujeto activo que lo ejecuta, que tiene poder de decisión, voz y voto en sus acciones y obras", concluye la experta en historia del arte.

El factor psicológico

Pexels Cottonbro 10577251

Mamen Bueno, psicóloga, nos propone replantearnos qué entendemos realmente por imagen corporal. "Es el modo en el que nos vemos, es decir, la manera en la que percibimos nuestro propio cuerpo. En esa percepción influyen diferentes componentes: el factor más perceptivo, que tiene que ver con cómo percibimos nosotros nuestro cuerpo; el cognitivo, que recoge qué valor le damos a nuestras partes del cuerpo; también está la parte más afectiva, que tiene que ver con los sentimientos que nos genera esa percepción que tenemos y, por último, el componente conductual, que nos habla sobre qué acciones y comportamientos se dan a partir de esa percepción".

Nos explica que en este componente perceptivo influye mucho el entorno. En concreto, vivimos en una sociedad en la que el prototipo o estándar de belleza que se ve es de delgadez y eso genera un factor de riesgo, ya que la representación del cuerpo está muy estandarizada en la delgadez.

Bueno detalla que en la época de los 90' ya existía una gran veneración o idealización del cuerpo delgado. Es decir, de belleza asociada a delgadez. Sin embargo, estos ideales de belleza eran menos asequibles: "Había que buscarlos de alguna manera: o bien viendo una película, en una revista… pero ahora con todas las redes sociales cualquier persona se expone a diario a un montón de imágenes de cuerpos delgados".

Además, recoge que esos prototipos de famosas tienen a su vez cuentas de Instagram, siendo mucho más fácil idealizar a alguien que te da una sensación de cercanía.

Sobre la importancia de focalizarnos en la mejora de autoestima

Pexels Angela Roma 7480113

"Sin embargo, parece que atravesamos una época en la que la exaltación de la delgadez está mal vista y la gente ahora se focaliza en lo saludable", advierte Mamen Bueno.

Por eso, existen diversos estudios que recogen que asociar lo saludable a lo delgado provoca un aumento de los trastornos de la conducta alimentaria, puesto que, según nos explica, asociar salud a delgadez es también un factor de predisposición o un trastorno de la conducta alimentaria.

La experta concluye que lo ideal es evitar esta especie de prevención cruzada. "A la hora de prevenir la obesidad se están lanzando mensajes sobre cuidar mucho la alimentación y hacer mucho ejercicio. Por tanto, parece que esta idea está haciendo un efecto rebote en personas que tienen ciertas vulnerabilidades". 

Por eso, lo ideal es empezar a hacer una prevención válida tanto a esos factores de vulnerabilidad para la obesidad y trastornos de la conducta alimentaria focalizados en mejora de autoestima, mayor flexibilidad… que sean comunes en la prevención, tanto de la anorexia como de la obesidad.

Como conclusión, asegura que el exceso de inspiración en lo saludable está potenciando la aparición, si no se tiene cuidado, de los trastornos de la conducta alimentaria porque se sigue asociando salud y belleza a delgadez, sin ofrecer alternativas de modelos diferentes... y quizá las cosas no hayan cambiado tanto, al fin y al cabo.

Imágenes | Wikimedia commons, Instagram, Pexels

En Vitónica | Ansiedad y alimentación: nutricionistas, psicólogos y médicos nos cuentan cómo afectan la una a la otra 

En Vitónica | Los atletas tienen más riesgo de sufrir trastornos de alimentación: la detección precoz es de vital importancia 

Temas
Inicio