Publicidad

Dieta atlántica para perder peso: todo lo que tienes que saber sobre este régimen alimenticio
Dietas

Dieta atlántica para perder peso: todo lo que tienes que saber sobre este régimen alimenticio

Publicidad

Publicidad

Al momento de adelgazar, muchas son las dietas o productos milagro que se nos presentan para lograr nuestro objetivo. Sin embargo, más allá de estos recursos temporales y peligrosos, encontramos opciones como la dieta atlántica que pueden ayudarnos a perder peso cuidando la salud. Te contamos todo lo que tienes que saber sobre este régimen alimenticio.

¿En qué consiste la dieta atlántica?

La dieta atlántica se basa en la alimentación propia (y de antes) del norte de Portugal y Galicia. Es una dieta que se asemeja en composición a la dieta mediterránea por su riqueza en grasas saludables y en hidratos de buena calidad, aunque sus características básicas son las siguientes:

  • Abundante en alimentos de temporada, frescos, locales y minimamente procesados.
  • Rica en pescados varios, de río y de mar, así como en mariscos, recomendándose el consumo de pescado al menos tres o cuatro veces por semana.
  • Alta presencia de alimentos de origen vegetal como frutas y verduras varias, legumbres, patatas, castañas, nueces, cereales integrales y semejantes. Sobre todo, se recomiendan manzanas y cítricos entre las frutas y coles entre las hortalizas.
  • Uso de aceite de oliva como principal cuerpo graso de la dieta, sobre todo a modo de aderezo o para aliñar, en crudo.
  • Presencia diaria de lácteos que resultan una excelente fuente de proteínas de calidad, siendo recomendables quesos y leches fermentadas.
Healthy Food 1348430 1280 1
  • Ingesta de carnes varias con moderación para no caer en excesos que pueden resultar perjudiciales. Se recomiendan carnes de vacuno, cerdo, aves o de caza, escogiendo preferentemente las carnes más magras.
  • Alto consumo de líquidos, preferentemente agua. La ingesta de vino ha de ser moderada y con las comidas.
  • Preferencia por métodos de cocción como los guisados y las brasas, además de la plancha y otras opciones que no modifican en demasía la calidad de las materias primas usadas.

Estas son las características de la dieta atlántica y en su decálogo se incluye además, la recomendación de disfrutar de cada comida así como de acompañar la dieta con actividad física diaria.

Por lo que vemos, es una dieta rica en hidratos complejos y fibra, con grasas de calidad y proteínas de alto valor biológico derivada de carnes, pescados y lácteos.

La ayuda de la dieta atlántica para adelgazar

Por basarse en alimentos frescos ante todo, la dieta atlántica deja a un lado los procesados y ultraprocesados, y con ellos, nutrientes que perjudican nuestros intentos de adelgazar como los azúcares libres o añadidos, las grasas trans, las harinas refinadas o las calorías en exceso sin beneficio derivadas de estos.

Asimismo, resulta una alternativa con mayor aporte proteico que la dieta mediterránea y quizá por eso, es una opción que brinda saciedad al organismo con facilidad, ofreciendo además nutrientes de alta disponibilidad como hierro de origen animal, calcio propio de los lácteos, vitamina B 12 y otros.

Así, la dieta atlántica contribuye a prevenir carencias nutricionales y resulta al mismo tiempo saciante y fácil de llevar a cabo, es decir, es una dieta que favorece la adherencia, permitiéndonos sostener su práctica a largo plazo y así, acentuar la pérdida de peso.

También se han comprobado ventajas de la dieta atlántica sobre la salud cardiovascular, reduciendo entre otras cosas, el riesgo de sufrir un infarto agudo de miocardio.

Fish 2230852 1280 1

Pero más allá de los muchos beneficios, la ayuda de la dieta atlántica para adelgazar radica en su aspecto flexible y placentero y también, en su poder saciante mediante alimentos de alta densidad nutritiva.

Si de un momento a otro nos pasáramos a la dieta atlántica, deberíamos alejarnos de los ultraprocesados, y ello sin duda implicaría una menor ingesta de calorías, así como una reducción considerable de nutrientes de mala calidad y que pueden resultar adictivos, incentivándonos a comer más y más.

Por otro lado, su riqueza en grasas de pescado y en aceite de oliva extra virgen puede ser favorable al momento de adelgazar como ha sido estudiado. El omega 3 de los primeros reduce la acumulación de grasa en el organismo, y los ácidos grasos monoinsaturados del segundo en reemplazo de grasas saturadas también se han vinculado a descenso de peso en el tiempo.

Cómo imitar la dieta atlántica

En primer lugar, lo que debemos intentar poner en práctica siempre es realizar un consumo de alimentos locales, frescos y de temporada y como hemos dicho muchas veces, dejar a un lado los ultraprocesados o productos altamente industrializados.

Pero además, podemos acercarnos a una dieta atlántica incrementando el consumo de pescados varios así como de frutas y verduras de todo tipo y color, garantizando un mínimo de cinco raciones diarias.

Person 2248567 1280 1

Escoger carnes magras y reemplazar cereales refinados por integrales es otra buena estrategia para imitar la dieta atlántica y disfrutar de sus beneficios varios, pero sobre todo, de su ayuda al momento de perder peso.

Y por sobre todo, disfrutar de cada bocado en nuestra boca, saborear los mismos y sentarnos para comer de manera de volver más consciente y placentera cada ingesta.

Imagen  | Pixabay

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir