Compartir
Publicidad
The redeemed and the dominant: el documental que nos lleva a los CrossFit Games de 2017 (y su primer positivo por dopaje)
Eventos

The redeemed and the dominant: el documental que nos lleva a los CrossFit Games de 2017 (y su primer positivo por dopaje)

Publicidad
Publicidad

El pasado 23 de marzo veía la luz el último documental sobre CrossFit, en la línea de los filmes anteriores dedicados a esta disciplina. En The redeemed and the dominant, disponible ya en Netflix, podemos ver cómo fueros los CrossFit Games de 2017. Así fueron los juegos y estas fueron sus pruebas.

El primer positivo por dopaje en unos CrossFit Games

Una novedad de este documental es que se trata un tema controvertido en todos los deportes: los esteroides. Tanto atletas como organizadores son preguntados sobre el uso de sustancias prohibidas en este deporte, algo que ha causado mucha controversia en la comunidad deportiva. Todos los entrevistados coinciden en su respuesta: realizan tests de dopaje en los atletas y aquellos que están en la cima están limpios, pero no puedes asegurar que nadie en los Games utilice esteroides.

Sin embargo, los CrossFit Games quedaron manchados por hacer público el primer caso de positivo por sustancias prohibidas: fue el caso del atleta australiano Ricky Garard, que habría conseguido el tercer puesto en su primera participación en los juegos. Meses después de haber subido al podium se hizo público que Garard dio positivo en testolone y Endurobol: unas sustancias que aumentan el tamaño muscular, la densidad ósea y reducen la cantidad de grasa corporal.

Garard no solo perdió su tercer puesto en los CrossFit Games, subiendo al podium en su lugar el canadiense Patrick Vellner, sino que además fue sancionado vetándolo de cualquier competición de CrossFit en los próximos cuatro años.

Así fueron las pruebas de los CrossFit Games de 2017

the-redeemed-and-the-dominant-crossfit

Los CrossFit Games de 2017 tuvieron lugar en Madison, Wisconsin: una localización nueva que no cuenta con el clima soleado de California. Esto puede ser positivo porque en años anteriores pasaron mucho (mucho calor), pero el primer inconveniente llega ya en la primera prueba, que une carrera, natación y más carrera de vuelta, cuando comenzó a llover fuertemente.

Los CrossFit Games de 2017 incluyeron una prueba de cyclocross, un evento que no es muy habitual en los juegos, ni siquiera en los entrenamientos de CrossFit: una carrera de bicicleta de montaña con obstáculos a superar en tres vueltas a un circuito de 2,5 kilómetros.

El tercer evento fue el WOD Amanda: una escalera descendente de muscle-ups y snatch, un tremendo trabajo para los brazos y hombros combinando el trabajo de fuerza relativa (los muscle-ups) y de fuerza absoluta (los snatch o cargadas).

La carrera de obstáculos al aire libre fue el cuarto evento de los juegos: un circuito al mejor estilo de las Spartan Races (a lo bestia, como todo en esta competición), de nuevo con muy mal tiempo, lo que resultó en una pista de obstáculos mojada que dificultaba bastante el trabajo. La prueba era eliminatoria: los atletas con los mejores tiempos pasaban a la siguiente fase y volvían a repetirla. Así hasta que en la final se jugaban las primeras posiciones entre los 5 mejores hombres y las 5 mejores mujeres, que completaron el circuito un total de tres veces.

the-redeemed-and-the-dominant-crossfit

El quinto evento quizás era uno de los más esperados por el público: la repetición máxima en snatch. La ganadora de la prueba, Kara Webb, consiguió levantar la friolera de 92 kilos.

El evento número seis fue el triple G (ojo, que vienen curvas): 100 dominadas, 80 sit-ups, 60 sentadillas a una pierna, remo y 20 push press con mancuernas. Una combinación matadora de trabajo de fuerza relativa, fuerza absoluta, cardio y elementos de gimnasia.

Durante el séptimo evento volvió a aparecer un viejo compañero de aquellos atletas que habían participado en los CrossFit Games en años anteriores: el banger. Una especie de bloque que se mueve por unos raíles a lo largo de seis metros cuando lo golpeas con un martillo. Un increíble trabajo de core y espalda combinado además con la assault bike: si alguna vez habéis probado esta bicicleta que realmente es una combinación de bici y remo sabréis que te pone el corazón a mil por hora en 20 segundos escasos.

Strongman's Fear fue el octavo evento, combinando trabajo de arrastre, de carga y caminar haciendo el pino, cuando tienes los brazos ya machacados de todo lo anterior. Un trabajo de cardio con transiciones en el que la estrategia también es importante a la hora de ganar.

the-redeemed-and-the-dominant-crossfit

Noveno evento y llegamos a la escalera de muscle-ups y cleans: ocho rondas, con peso ascendente, de cuatro muscle-ups en barra y dos cleans o cargadas, combinando así un movimiento gimnástico con otro de fuerza absoluta. Los pesos a cargar fueron los más altos utilizados hasta entonces en una competición de los CrossFit Games.

En el décimo evento encontramos el 17.5: 10 series de 9 thrusters o sentadillas con envión y 35 double unders, alternándose entre ellos. Obviando el tremendo trabajo de fuerza, probad solo a hacer 35 saltos dobles con la cuerda seguidos, sobre todo después de tener las piernas ardiendo por los thrusters.

Nos acercamos al final y aparece el Madison triplet: cinco rondas de carrera corta (450 metros) seguida de 7 burpees saltando a ambos lados de una bala de heno con un saco de arena. Un evento que, sin lugar a dudas, puso a prueba el estado cardiovascular de los atletas.

the-redeemed-and-the-dominant-crossfit

Nos quedan solo dos eventos, y el penúltimo fueron los intervalos 2223: dos subidas a la cuerda, remo vertical y el mayor número de overhead squats posibles a realizar en tres intervalos de dos minutos y un último intervalo de 3 minutos. La meta era llegar a 75 overhead squats (sentadillas de arranque o sentadillas por encima de la cabeza).

Llegamos al último evento: el Fibonacci Final. Una final separada para hombres y para mujeres en la que tuvieron que lidiar con tres rondas ascendentes de flexiones cabeza abajo y peso muerto con kettlebells, para después terminar con un camino de algo más de 27 metros de lunges con dos kettlebells por encima de la cabeza.

Mat Fraser volvió a proclamarse de nuevo fittest man on earth con una ventaja de más de 200 puntos sobre el segundo clasificado: un victoria holgada que dejó claro quién era el mejor atleta en la pista (él es el dominant del título, claro). En el caso de las chicas, Tia-Claire Toomey por fin pudo redimirse (siendo ella la redeemed que da título al documental) y llevarse su esperado título de fittest woman on earth, después de haber quedado en segunda posición en las ediciones anteriores.

Imágenes y vídeo | CrossFit
En Vitónica | Fittest on Earth: a decade of fitness. El documental que nos lleva a través de diez años de CrossFit
En Vitónica | Así es cómo se viven los CrossFit Games desde dentro: entrevista a Paco Bravo
En Vitónica | El CrossFit es un deporte para duros: algunas de las pruebas más agotadoras

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio