La crianza de los padres puede influir en el riesgo de sufrir obesidad de sus hijos

La crianza de los padres puede influir en el riesgo de sufrir obesidad de sus hijos
Sin comentarios

La obesidad es una enfermedad de origen multifactorial en la cual no sólo puede influir la alimentación y el nivel de actividad física, sino también la forma de crianza de los padres, según lo señala un reciente estudio.

Crianza sin calidez y mayor peso corporal

La investigación presentada en el Congreso Internacional de Obesidad de este año, evaluó a más de 10 mil niños del estudio longitudinal de padres e hijos de AVON, para establecer la relación entre el estilo de crianza durante la primera infancia y el peso de los niños en la infancia tardía, la adolescencia y edad adulta.

Tras dividir el estilo de crianza en cuatro categorías diferentes y analizar  datos durante dos décadas, se llegó a la conclusión de que la falta de calidez vinculada a la crianza autoritaria y negligente se asocia a mayor presencia de sobrepeso y obesidad.

La falta de calidez o de empatía en la crianza puede significar que un niño no autorregule adecuadamente la ingesta alimentos y que no respete sus necesidades de hambre y saciedad de forma natural.

Los padres autoritarios que establecen reglas y presionan sin respetar las  necesidades de sus hijos ni sus opiniones, podrían obligar a un pequeño a  comer más allá de lo que verdaderamente necesitan o desean, así como también impedirles ir por un snack cuando tienen hambre.

Mientras que un estilo de crianza negligente en el cual no hay reglas pero tampoco se presta especial atención a las necesidades y emociones de los pequeños, podría dar rienda suelta que los niños seleccionan alimentos poco sanos en el día a día y por ello, presentan un mayor riesgo de sobrepeso u obesidad en etapas posteriores de la vida.

Cómo se puede ver, el modo de crianza más allá de otros hábitos y factores  que predisponen a la obesidad, puede afectar el peso corporal de los niños al incidir de forma indirecta en los comportamientos alimentarios de los pequeños.

Somos plenamente responsables de la salud y la alimentación de nuestros hijos, siendo clave atender a sus emociones respetar su poder de  autorregulación innato para la ingesta de alimentos así como también,  favorecer la elección y selección de alimentos saludables en el día a día.

En Vitónica | Ni limitar la comida ni obligar a comer ayuda a los niños a cuidar su salud

Imagen | Unsplash

Temas
Inicio