Compartir
Publicidad
Publicidad
Cuídate ante la gripe: estos son los cinco alimentos y cuatro hábitos que te ayudan a prevenirla
Prevención

Cuídate ante la gripe: estos son los cinco alimentos y cuatro hábitos que te ayudan a prevenirla

Publicidad
Publicidad

Cuando las temperaturas caen el riesgo de sufrir enfermedades respiratorias se incrementa junto a la mayor presencia de virus y bacterias así como también, a una caída de las defensas del organismo. Si quieres prevenir la gripe, estos son los cinco alimentos y cuatro hábitos que pueden ayudarte.

Cinco alimentos que ayudan a prevenir la gripe

Llevar una dieta equilibrada con calorías suficientes (ni en exceso ni en déficit) es clave para prevenir enfermedades como la gripe, pero algunos alimentos en particular pueden ayudarnos a reducir el riesgo de sufrir esta patología como los que mostramos a continuación:

Té verde

1366 20001

En esta temporada beber una infusión de té caliente puede ser realmente reconfortante, pero además, científicos de Corea del Sur han demostrado que las catequinas antioxidantes que abundan en el té verde tienen un efecto antiviral que podría reducir el riesgo de sufrir gripe, algo que fue confirmado en un estudio de controles realizado con humanos: beber té verde reduce la infección por influenza.

Aunque lo que recomendamos es beber entre dos y tres tazas de té verde como infusión cada día, también podemos sumar este a pasteles, helados u otras preparaciones.

Pescado azul

1366 20004

El pescado azul o graso como el atún, salmón, jurel, sardinas, anchoas y similares son buenas fuentes de vitamina D en invierno en que nos exponemos menos al sol y este nutriente tiene un papel clave en la prevención de la gripe al conservar las buenas defensas del organismo.

Asimismo, el pescado azul es rico en omega 3 que entre otras cosas tiene un efecto antiinflamatorio en nuestro cuerpo, por ello, puede ayudar a mantener en condiciones el funcionamiento del sistema inmune.

Podemos sumar pescado azul mediante tartas o empanadas, ensaladas o platos más completos como salmón o sardinas al horno.

Legumbres

1366 2000

Lentejas, garbanzos, alubias, cacahuetes y cualquier otro ejemplar son buenas opciones para sumar zinc a la dieta, un nutriente que puede ayudar a prevenir gripes y resfriados por intervenir en el funcionamiento del sistema inmune. Pero además, las legumbres son buena fuente de fibra que tiene un efecto antiinflamatorio en nuestro cuerpo y por ello, puede ayudar a prevenir enfermedades respiratorias varias.

Podemos usar legumbres secas o de bote en platos de cuchara, salteados, ensaladas y muchas otras recetas más.

Agua

1366 20005

El agua como tal o en líquidos, alimentos y preparaciones varias puede ser de mucha ayuda para mantener limpias las vías respiratorias y evitar la acumulación de mucosidad así como la sequedad que puede dañar tejidos que sirven como barrera para alejar virus y otras enfermedades infecciosas.

Por eso, beber agua, infusiones o consumir alimentos ricos en agua, sopas, cremas y demás en esta temporada puede ser de mucha ayuda para prevenir la gripe y otras patologías.

Frutas y verduras

1366 20002

En las frutas y verduras no sólo podemos encontrar alto contenido acuoso y fibra que favorecen el cuidado del organismo, sino además, variedad de compuestos con función inmunomoduladora y antiinflamatoria como destaca un estudio publicado en British Journal of Nutrition y que puede ayudarnos entre otras cosas, a tener mayor resistencia ante infecciones virales como la gripe.

Podemos incluir frutas y verduras en piezas frescas, ensaladas u otra variedad inmensa de preparaciones que nos permitirán diversidad en la dieta.

Cuatro hábitos saludables frente a la gripe

Así como hay algunos alimentos en particular que pueden ayudarnos a prevenir la gripe, también hay hábitos que, acompañando a una dieta saludable, pueden ayudarnos a alejar las enfermedades respiratorias en esta temporada, a saber:

Lavarse las manos con frecuencia

Wash Hands 2631777 1280

Al salir del baño, antes de comer, al salir del gimnasio, al ingresar a casa o cada vez que tengamos oportunidad es recomendable lavarse las manos para prevenir todo tipo de enfermedades.

La gripe es una enfermedad ocasionada por un virus que podemos encontrar en el ambiente y objetos que nos rodean, por ello, si queremos evitar contagios el lavado de manos frecuente es un buen hábito para poner en práctica.

Evitar el tabaco

1366 20006

El tabaco puede dañar las vías respiratorias volviéndolas más vulnerables a enfermedades respiratorias como la gripe u otras de tipo infecciosa como señala un estudio publicado en JAMA Internal Medicine, por lo que si queremos prevenir la gripe intentar abondar el cigarrillo puede ser de mucha ayuda y si no somos fumadores, evitar la exposición al humo del tabaco.

Ejercitarse con regularidad

1366 20008

Según una investigación publicada en Annals of Family Medicine, el ejercicio regular puede prevenir y reducir la duración así como la gravedad de infecciones respiratorias tales como la gripe. Por supuesto, la clave está en la regularidad de la práctica de ejercicio y en la intensidad moderada que no estrese en demasía al organismo.

Dormir bien cada noche

1366 20007

Según científicos de Sweden la privación del sueño puede reducir los anticuerpos ante enfermedades virales como la gripe e incrementar el riesgo de enfermar ante su presencia, pero más que la duración del sueño debemos prestar atención a su calidad de manera tal que resulte un sueño reparador que reduzca el estrés que puede afectar el sistema inmunológico.

Por ello, recomendamos desarrollar hábitos que nos ayuden a dormir bien cada noche para mantener las defensas en buenas condiciones.

Si quieres prevenir la gripe esta temporada, estos cinco alimentos y cuatro hábitos pueden ayudarte a lograrlo si los incluyes en el marco de un estilo de vida saludable.

Bibliografía consultada | Antiviral Res. 2007 Nov;76(2):178-85. Epub 2007 Aug 1; BMC Complementary and Alternative Medicine 2011, 11:1; LE Magazine February 2007; Am J Clin Nutr April 2006, vol. 83 no. 4 760-766; Arch Intern Med. 2004;164(20):2206-2216, doi:10.1001/archinte.164.20.2206; Ann Fam Med July/August 2012 vol. 10 no. 4 337-346; The American Journal of Medicine, Volume 119, Issue 11, November 2006, Pages 937-942.e5; British Journal of Nutrition, Volume 104, Issue S3 October 2010 , pp. S15-S27 y BMC Immunol (2012) 13: 1. https://doi.org/10.1186/1471-2172-13-1.
Imagen | iStock y Pixabay

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos