Compartir
Publicidad
Publicidad
Cómo cambia nuestra dieta en verano: lo que mejoramos y lo que nos queda por mejorar
Dietas

Cómo cambia nuestra dieta en verano: lo que mejoramos y lo que nos queda por mejorar

Publicidad
Publicidad

En verano, con las mayores temperaturas y el incremento de las horas de luz solar nuestra dieta cambia considerablemente respecto al invierno según señala un estudio realizado en España. Te mostramos lo que mejoramos y lo que nos queda por mejorar en nuestra alimentación en esta época del año.

Lo que el verano nos ha permitido mejorar

Junto al calor y la mayor exposición al sol todo nuestro organismo experimenta un cambio a nivel emocional y físico que nos permite modificar nuestra dieta a favor de la salud en algunos aspectos.

Por ejemplo, solemos comer más frutas y verduras, que por su alto contenido acuoso y su frescura nos apetecen en esta temporada. Este comportamiento contribuye a que obtengamos más vitaminas, minerales, fibra y antioxidantes, beneficiando nuestro cuerpo en diferentes sentidos.

Asimismo, incrementamos espontáneamente la ingesta de agua, en respuesta al aumento de la pérdida de líquidos por sudor, logrando así una ingesta muy superior a la que alcanzamos en invierno. Con esta mayor ingesta de agua favorecemos la hidratación que a su vez también puede beneficiar la dieta y el mantenimiento de un adecuado peso corporal.

1366 20001

También, si como yo son asiduos cocineros en casa, sabrán que en verano se incrementan las preparaciones frías ricas en buenos nutrientes y con alto contenido acuoso tales como sopas y cremas frías, ensaladas, batidos y semejantes que pueden aumentar la densidad nutritiva de la dieta y despreocuparnos de la cantidad que comemos.

Lo que aun debemos mejorar

Aunque el verano puede ayudarnos a lograr una ingesta de alimentos sanos como frutas, verduras y preparaciones que las contengan, también puede perjudicar en otros aspectos nuestra dieta. Así, lo que aun debemos mejorar incluye la ingesta de bebidas calóricas, el consumo de helados, frituras y demás preparaciones típicas de los chiringuitos playeros.

Entonces, aun nos falta aprender a controlar el consumo de bebidas ricas en calorías derivadas del alcohol y del azúcar también, tal como puede ser el tinto de verano o la cerveza, típicos de esta época del año que podemos beber a diario y así, sumar gran cantidad de energía sin buenos nutrientes a la dieta.

Por otro lado, preparaciones ricas en azúcares añadidos y grasas como los helados, tan consumidos en verano también pueden ser causantes de desequilibrios en nuestra dieta y sobre todo, de incrementar el aporte energético sin ofrecer buenos nutrientes al organismo.

1366 20003

Asimismo, las tapas que acompañan la cerveza, el pescaito frito junto al tinto de verano y otras preparaciones calóricas, colmadas de grasas y sodio o bien, de azúcares que solemos consumir en la playa o en plan de turistas mientras estamos de vacaciones y buscamos opciones rápidas, son factores que estropean nuestra dieta y que no permiten ver los beneficios de los cambios positivos que nombramos anteriormente propios de la dieta de verano.

En estos casos, podemos optar por las alternativas más sanas de los chiringuitos playeros, también por helados caseros que tienen menos azúcares añadidos o prescinden de ellos por completo, y en lo posible, escoger con mucho cuidado mirando bien los nutrientes más allá de las calorías al momento de comer mientras hacemos turismo o bien, cuando elegimos tapas.


Lo que debemos cambiar Reemplazos saludables para mejorar la dieta en verano
Pescado frito Pescado a la plancha, al horno, en brochetas o espetos, al papillote.
Patatas fritas Ensaladas de vegetales frescos, papas al horno, brochetas de verduras, hortalizas asadas.
Bebidas alcohólicas y refrescos Agua, aguas de sabor, tintos de verano 0,0%, cervezas sin alcohol.
Helados y postres dulces Polos de frutas heladas, brochetas de frutas, frutas frescas o ensaladas con ellas y otros postres sanos, ligeros y fáciles.


El verano puede ser un buen momento para mejorar nuestros hábitos, por eso, no dejes de prestar atención a tu dieta si buscas lucir mejor en esta temporada y todo el año.

Bibliografía consultada | International Journal of Food Sciences and Nutrition, Volume 56, 2005 - Issue 6
En Vitónica | Dime a qué país te vas de vacaciones y te digo cuáles el plato más saludable que puedes probar
Imagen | iStock

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos