Compartir
Publicidad
Publicidad
Las clases más buscadas en el gimnasio: esto es lo que te aporta cada una de ellas
Entrenamiento

Las clases más buscadas en el gimnasio: esto es lo que te aporta cada una de ellas

Publicidad
Publicidad

En el mes de septiembre son muchas las personas que comienzan a entrenar en el gimnasio, y una de las maneras más sencillas de crear adhesión al hecho de practicar ejercicio físico cada día es apuntarnos a alguna de las clases dirigidas que se ofertan en los diferentes centros. Pero ¿a cuál debería apuntarme dependiendo de lo que quiera conseguir en el gimnasio y de cuáles sean mis gustos y necesidades? Te contamos qué es lo que te aporta cada una de las clases más buscadas en los gimnasios y qué puedes esperar de ellas.

Spinning o ciclo indoor: musicote y pedales

clases-colectivas

Una de las actividades más demandadas en todos los gimnasios desde hace ya años y que parece que no pasa de moda es el spinning o ciclo indoor: entrenamiento sobre bicicletas estáticas especialmente diseñadas para estas clases colectivas (y diferentes de las bicis estáticas tradicionales) al ritmo de la música.

El spinning o ciclo indoor nos hace trabajar sobre todo nuestro tren inferior y nuestra zona media, siempre pedaleando al ritmo de la música

En estas clases, generalmente de 45 minutos de duración, el trabajo se centra en el tren inferior de los participantes: glúteos, cuádriceps e isquios son los que llevan la mayor carga del entrenamiento. También la musculatura de la zona central de nuestro cuerpo, encargada de mantener una postura correcta durante toda la sesión, se lleva un buen entrenamiento durante las clases.

Las sesiones, específicamente diseñadas por los instructores (no consiste solo en poner música y pedalear al ritmo de la misma, sino que cada sesión se inscribe dentro de un micro, meso y macrociclo de entrenamiento, con una finalidad determinada), nos permiten quemar un gran número de calorías (alrededor de 350 kilocalorías por sesión) mientras nos divertimos en grupo.

Clases muy motivadoras, amenas y divertidas que permiten crear sentimiento de grupo aunque se realice un entrenamiento individual. No te preocupes si al principio no puedes llevar el mismo ritmo que el resto de los asistentes: ten paciencia y no tires la toalla en los primeros días. ¡Merece la pena!

Body combat: a patadas con las calorías

clases-colectivas

Una combinación de diferentes deportes de contacto y artes marciales como el kick boxing, el boxeo o el muay thai con una coreografía al ritmo de la música que va cambiando cada cierto tiempo. Las clases de Body combat, una de las disciplinas estrella de la compañía Les Mills, han sido en buena parte responsables de acercar estas disciplinas al gran público.

Diferentes disciplinas como el boxeo, el kickboxing o el muay thai se dan cita en las clases de Body combat

Las clases de Body Combat nos permiten realizar un entrenamiento eminentemente aeróbico en el que se combinan saltos, puñetazos y patadas al aire, esquivas, rodillazos, codazos... todo al ritmo de la música y con coreografías sencillas de aprender y de reproducir.

Un entrenamiento que nos permite trabajar nuestro cuerpo al completo y descargar la tensión y el estrés diarios. Si no te atreves todavía con los deportes de contacto, el Body combat puede ser una buena manera de iniciarte y de ver si realmente te gustan.

Body pump: pesas en grupo

clases-colectivas

El miedo a no saber exactamente qué ejercicio realizar en la sala de pesas es lo que mantiene a muchos usuarios alejados de esta zona del gimnasio. Las clases de Body pump han conseguido, sin embargo, acercar el entrenamiento con peso libre a esa parte del público reticente al trabajo con barras y discos; eso sí, como siempre en las clases de Les Mills, todo coreografiado con ayuda de la música.

Si el entrenamiento en sala de fitness no te llama demasiado, prueba a comenzar con el Body pump: perderás el miedo a las barras y a los discos

¿Qué te vas a encontrar en una clase de Body pump? Un trabajo completo para todos los grandes grupos musculares a lo largo de diez tracks diferentes en los que se entrenan todos los músculos al ritmo de la música. A través de ejercicios básicos como sentadillas, zancadas, remos o peso muerto y otros específicos para músculos más pequeños (curls de bíceps, elevaciones para hombros) se trabaja el cuerpo al completo con pesos moderados y muchas repeticiones cambiando la cadencia de los levantamientos.

El Body pump es una disciplina ideal para combinar con otras más aeróbicas que te permitirá tonificar toda tu musculatura en una clase divertida. Poco a poco podrás ir progresando con los pesos que usas en los diferentes ejercicios: otra de las fuentes de motivación que hacen de esta clase una de las más demandadas en los centros.

Pilates: toma el control de tu cuerpo

clases-colectivas

El método Pilates se reparte entre los centros de entrenamiento específico, donde se combina el trabajo en suelo con el trabajo en máquinas, y los gimnasios, en los que se utilizan sobre todo distintos implementos (aro de pilates, fitball, bandas elásticas).

El "movimiento inteligente" y la mejora de la postura corporal son dos de los grandes beneficios de método Pilates

El entrenamiento a través del método Pilates y de sus principios en clases colectivas te ayudará, sobre todo, a ser más consciente de tu cuerpo y de cómo te mueves en el espacio. No en vano, uno de los puntos fuertes de Pilates es el "movimiento inteligente": cómo conseguir movernos de forma correcta con el menor esfuerzo posible.

El trabajo de la zona central de nuestro cuerpo, la consciencia corporal, el entrenamiento de la flexibilidad y la movilidad articular son algunos de los puntos que se tocan en las sesiones de Pilates. Nada que ver con la idea que tienen algunos de que las clases de Pilates son solo estiramientos o es una actividad solo para adultos mayores: este tipo de entrenamiento es un complemento perfecto para otras actividades como el running o el entreno con pesas.

Yoga: el camino al nirvana pasa por el gimnasio

clases-colectivas

Otra de las actividades más en boga en los últimos años, y que ha venido creciendo en adeptos de forma exponencial, es el Yoga. No existe un "Yoga universal", sino que podemos encontrar diferentes tipos de Yoga dependiendo del instructor que se encargue de las clases, y pueden ser muy diferentes entre sí (aquí podéis conocer un poco más sobre los distintos tipos de Yoga que podéis encontrar).

La vertiente más física del Yoga te ayudará a ganar fuerza trabajando con tu propio peso corporal

En los gimnasios generalmente se suele optar por el ashtanga o el vinyasa Yoga, ya que son las variedades más físicas de esta disciplina. A través de las diferentes posturas o asanas y de las secuencias más largas de Yoga podemos mejorar nuestra flexibilidad y movilidad, trabajar nuestra fuerza con nuestro propio peso corporal y mejorar nuestra propiocepción y equilibrio.

Generalmente todas las sesiones de Yoga incluyen un tiempo de relajación y meditación que puede venirte genial si lo que buscas es conectar contigo mismo y escapar del estrés diario. Una disciplina a tener muy en cuenta para cuidar nuestro cuerpo y nuestra mente.

HIIT: quemando calorías a toda marcha

clases-colectivas

Los circuitos de entrenamiento por intervalos con base de entrenamiento HIIT se han ganado un sitio en la mayoría de los gimnasios: clases de una media hora de duración aproximadamente, con su calentamiento y sus estiramientos, en las que a través de unos 20 o 25 minutos de trabajo efectivo conseguimos poner el corazón a toda marcha.

Un entrenamiento más efectivo y en un tiempo récord es lo que nos ofrecen los circuitos HIIT

¿Por qué ha ganado tantos adeptos el entrenamiento HIIT? Básicamente porque se trata de un entrenamiento muy rápido y efectivo si lo combinamos con una alimentación adecuada. El secreto de su éxito reside en que gracias al entrenamiento por intervalos nuestro organismo sigue quemando calorías aun después de haber terminado de entrenar. Di adiós a las largas horas en la cinta o en la elíptica corriendo a un ritmo constante y saluda a los picos de esfuerzo seguidos de cortos descansos.

Los entrenamientos HIIT suelen realizarse en forma de circuitos en los que combinamos ejercicios con saltos, movimientos multiarticulares y trabajo cardiovascular: todo encaminado a subir las pulsaciones de forma rápida para después realizar un descanso activo. Sencillo, rápido y efectivo (aunque también duro): no se puede pedir nada más.

Zumba y latino: en forma a golpe de cadera

clases-colectivas

Tampoco pasan de moda las disciplinas de baile latino combinadas con entrenamiento aeróbico, y es que para muchas personas es muy importante que el entrenamiento se convierta en un juego o en una fiesta a la hora de generar adherencia a la actividad física diaria.

Hacer deporte no tiene por qué estar reñido con pasarlo bien: el zumba y el latino convertirán tu entrenamiento en una fiesta

Y, si hay algo en lo que son especialmente efectivas estas disciplinas de baile, es precisamente en hacer que una hora de entrenamiento aeróbico nos parezca que ha durado cinco minutos. Pasos sencillos, mucho movimiento de cadera, coreografías fáciles de seguir y estribillos pegadizos han hecho de estas clases de baile un éxito que sigue manteniéndose a lo largo del tiempo.

Si quieres ponerte en forma pero no te acaba de convencer el entrenamiento en sala o las clases colectivas más duras, el zumba o el latino pueden ser un buen medio para comenzar a ser más activo, coordinar mejor y sobre todo pasar un buen rato relajándote después del trabajo.

Y recuerda: lo más importante es...

Lo más importante a la hora de empezar a cuidarte es encontrar una actividad que te guste, que estés deseando practicar y que te ayude a generar esa adherencia que haga que el ejercicio físico pase a formar parte de tu vida diaria.

Ve probando diferentes clases y actividades hasta dar con la que más te gusta, con esa que te mantenga motivado para seguir entrenando cada día, que te libere del estrés y que te haga sentirte mejor. Quizás no encuentres tu actividad predilecta a la primera: no te ofusques pensando que "tienes" que hacer algo que no te gusta, porque de ese modo es más difícil que lo mantengas en el tiempo.

Busca aquello que te guste hacer y mantente activo durante todo el año.

Imágenes | iStock
En Vitónica | Las claves para saber a qué clase colectiva te interesa apuntarte. Guía práctica para acertar

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos