Compartir
Publicidad

Nueve ejercicios con mancuernas y barra para trabajar tus bíceps

Nueve ejercicios con mancuernas y barra para trabajar tus bíceps
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Los bíceps son uno de los músculos que mayor impacto suelen causar desde el punto de vista estético en la musculatura (especialmente en la de los hombres), y por ello es uno de los músculos que más podemos llegar a ver trabajar en un gimnasio. No obstante, seguro que muchos de vosotros habréis oido en alguna ocasión aquella frase de "los lunes es el día mundial del pecho-bíceps".

Con la ayuda de las mancuernas y una barra, os presentamos hoy nueve ejercicios para bombardear los bíceps y realizar un muy buen trabajo desde diferentes ángulos y trabajando, en algunos casos, ejercicios que tocan otros grupos musculares como puede ser el remo con barra con agarre supino.

Aspecto a tener en cuenta al realizar ejercicios de bíceps

A pesar de ser ejercicios que por norma general requieren una mecánica muy sencilla, los ejercicios de bíceps no están exentos de poder provocarnos pequeñas lesiones. Por ello, hay algunos puntos que debemos tener en cuenta:

  • Mantener la tensión del bíceps: manteniendo la tensión de nuestros bíceps de forma continua va a facilitar que evitemos adelantar nuestros hombros y, por consiguiente, activar esta parte de la musculatura en un ejercicio que no requiere del trabajo de los hombros. Esto no quiere decir que sea necesariamente malo, pero nos hace trabajar de forma menos eficaz.

  • Prestar atención a nuestra muñecas: cuando cargamos un peso superior al que podemos manejar, un punto que puede llegar a sufrir bastante y por ende lesionarse son nuestras muñecas. ¿Por qué? Porque al realizar el movimiento de flexión, ya sea con agarre prono o supino, vamos a tender a hyperextended nuestras muñecas, lo que puede acabar desembocando en una afectación del síndrome del túnel carpiano (por este movitivo se recomendó en su día dejar de realizar "curl para antebrazos").

  • Cuida de tu espalda: como en casi todos los ejercicios, nuestra espalda se convierte en un punto muy vulnerable si no tenemos una correcta técnica de ejecución. En este caso, si cargamos un peso excesivo lo que vamos a provocar es un intento de compensación a través de un balanceo que trae consigo un excesivo arqueamiento de la zona lumbar, lo cual puede acabar provocándonos una maravillosa hernia.

Curl de bíceps con barra

Curl Biceps Barra

El curl de bíceps con barra es uno de los ejercicios más clásicos que podemos ver en un gimnasio enfocados a trabajar este músculo. Su mecánica es bastante sencilla, y sin embargo es frecuente ver ciertos errores en su ejecución: partiendo de la posición de pie, con un agarre de la barra a la anchura de nuestros hombros, el movimiento a realizar es el de flexional nuestros codos con la intención de llevar la barra lo más cerca de nuestro pecho posible mientras mantenemos los codos lo más pegados posible a nuestras costillas.

Sin embargo, a pesar de esta sencillez, es muy habitual ver a gente realizando auténticos movimientos de contorsionismo para levantar la barra, casi siempre provocado por un excesivo peso en la misma. El principal problema de realizar estos movimientos de vaivén es que dos son las partes de nuestro cuerpo que van a sufrir:

  • Los hombros: al tiempo que se realiza el balanceo, inconscientemente tendemos a realizar un ligero encogimiento de hombros, lo cual implica una activación innecesaria de este músculo y, si utilizamos demasiado peso, podría significar un aumento del riesgo de lesión en la articulación glenohumeral.

  • Espalda baja: es decir, las lumbares. Al realizar el mencionado balanceo para levantar la barra, se tiende a realizar una pequeña hiperextensión lumbar (en algunos casos si el peso es demasiado grande esta pequeña hiperextensión se transforma en excesiva) y, al realizarlo de forma repetitiva, el riesgo de lesión se multiplica.

Curl de bíceps con mancuernas con agarre prono

La principal diferencia de este curl de bíceps con respecto al clásico curl es que las palmas de nuestras manos, en el agarre de las mancuernas, van a situarse mirando hacia fuera, de tal forma que al flexionar los codos subir la barra, éstas deberían quedar mirando hacia el suelo.

Principalmente vamos a trabajar el bíceps, pues el ejercicio no deja de ser un curl, pero también vamos a requerir de un buen trabajo por parte de la musculatura del antebrazo y la mano, sobre todo para realizar una buena fuerza en el agarre de las mancuernas y evitar que se nos caiga al suelo.

Curl de bíceps tipo martillo

Curl Biceps Martillo

Este es, junto con "El 21", uno de los dos ejercicios que a mi modo de ver más nos van a quemar el bíceps si los realizamos al final de la sesión (que es el momento preferido por mucha gente para colocar estos dos ejercicios). Si bien el movimiento a realizar va a ser el mismo que si de un curl normal se tratara, en esta ocasión procederemos a realizarlo con dos mancuernas y un agarre neutro, es decir, con las palmas de las manos mirándose entre si.

Remo con barra con agarre supino

A pesar de que este ejercicio trabaja principalmente la espalda al estar dentro de la categoría de los remos, al realizarlo con un agarre de la barra supino vamos a conseguir involucrar un poco más a nuestros bíceps, por lo que es una opción a tener en cuenta si queremos dar variedad a nuestro entrenamiento o si, por ejemplo, queremos realizar ejercicios que involucren varios músculos al mismo tiempo.

Además, es un ejercicio que podemos utilizar para realizar un movimiento compuesto: primero haríamos el movimiento correspondiente al remo con barra y a continuación podríamos realizar un curl de bíceps.

Curl concentrado de bíceps

Curl Concentrado

Otro de los ejercicios más clásicos para trabajar el bíceps y que era habitual en las rutinas de Arnold Schwarzenegger (no debemos olvidar que el pico de sus bíceps era uno de sus señas de identidad en su mejor época).

Este ejercicio se realiza sentado sobre un banco, con una mancuerna y un agarre prono de la misma. Para ello, debemos colocar el codo del brazo con el que vamos a trabajar en la cara interna de nuestro muslo, justo inmediatamente después de nuestra rodilla (para evitar estar hueso contra hueso). El movimiento de flexión del codo debe traernos la mancuerna lo más cerca del pecho posible.

En este ejercicio suelen cometerse dos errores principalmente: el primero de ellos es el de intentar compensar la falta de fuerza (o el exceso de peso) acercando el pecho a la mancuerna en lugar de la mancuerna al pecho, y el segundo de ellos es el excesivo arqueamiento de la espalda.

Curl de bíceps estilo araña

Este ejercicio no suele verse en muchos gimnasios, o al menos yo lo he visto realizar muy pocas veces (la gente suele decantarse más por los ejercicios más clásicos). El curl de bíceps estilo araña consiste en colocarnos boca abajo en un banco con el respaldo inclinado a unos 45 grados aproximadamente, de tal forma que nuestros brazos cuelguen por delante. La forma de coger la barra puede ser tanto prona como supina, aunque al principio recomiendo más el agarre prono.

Desde esta posición, tumbados boca abajo y con un agarre prono de la barra, procederemos a realizar la flexión de codos intentando llevar la barra lo más cerca posible del respaldo del banco. Debemos poner especial atención en este ejercicio en intentar no compensar la posible falta de fuerza de nuestros bíceps con un movimiento de hombros, ya que estaríamos de nuevo aumentos el riesgo de lesión.

El 21

Este ejercicio se llama así debido a que cada serie está compuesta por 21 repeticiones, pero tiene la particularidad de estar dividida al mismo tiempo en tres mini series de siete repeticiones cada una:

  • En la primera mini serie de siete repeticiones, partiremos de la posición de pie con los pies a la anchura de nuestros hombros y los brazos igual, cogiendo la barra con un agarre prono. A continuación, realizaremos sólo la primera mitad del movimiento, es decir, hasta que nuestros codos formen un ángulo de 90 grados. Haremos siete repeticiones, quedándonos en la última con los codos a 90 grados (es decir, sin volver a bajarlos).

  • Para la segunda mini serie, partiremos de la posición en que nos hemos quedado con los codos a 90 grados y realizaremos otras siete repeticiones con este rango de movimiento, es decir, la segunda parte del recorrido, siendo la posición final de pie con los brazos completamente extendidos.

  • Y aquí viene la última mini serie, que suele ser la que ya nos termina de "bombear" el músculo: siete repeticiones con el recorrido completo del curl de bíceps clásico.

Para este ejercicio debéis seleccionar bien el peso, ya que si lo realizáis al final del entrenamiento, un peso excesivo sin duda os hará cometer fallos en la técnica.

Curl de bíceps Zottman con mancuernas

Este es un ejercicio que realizaremos con mancuernas sentados en un banco o de pie, y que va a implicar tanto el agarre prono como el supino en el mismo movimiento.

Comenzaremos en la posición de sentados en el banco con las mancuernas a ambos lados de nuestro cuerpo con un agarre prono. Durante la fase concéntrica del ejercicio, el agarre de las mancuernas seguirá siendo prono. Una vez que estemos en el punto de máxima contracción, y antes de regresar al punto inicial, cambiaremos nuestro agarre prono por el agarre supino con un giro de nuestras muñecas (cuidado nuevamente con elegir un peso excesivo). La fase excéntrica del movimiento, por tanto, la realizaremos con agarre supino.

Curl de bíceps con barra en banco Scott

Curl Banco Scott

La principal ventaja de este ejercicio va a ser sin duda que, gracias al banco Scott, nuestros codos van a estar fijos durante todo el movimiento.

Para colocarnos en la posición inicial, nos sentaremos en el banco sujetando la barra con un agarre prono, es decir, con las palmas de las manos hacia nosotros. Es importante que adoptemos una posición cómoda y que regulemos bien el banco, de tal forma que no tengamos (ni podamos) inclinarnos sobre el mismo para compensar la posible falta de fuerza de nuestro bíceps con nuestro peso corporal. Además, debemos intentar evitar adelantar nuestros hombros durante el ejercicio.

El movimiento, por su parte, es sencillo: debemos intentar llevar la barra lo más cerca posible de nuestro pecho de forma controlada, evitando los tirones bruscos (podemos dañarnos la espalda baja) y evitando dejar caer los brazos en la fase excéntrica. Además, otro punto a cuidar es, en la medida de lo posible, evitar el bloqueo de los codos cuando bajemos, ya que así mantendremos la tensión en nuestros bíceps, aumentaremos el trabajo realizado y evitaremos posibles lesiones.

Imágenes | iStock
Gif's | GIPHY
Vídeos | Powerexplosive, Oscar Alejandro Domínguez, Team.Olympus, Fitness Roar
En vitónica | Ejercicios de aislamiento ¿son necesarios para desarrollar músculo?
En Vitónica | Algunas variaciones para mejorar el entrenamiento de bíceps

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos