Publicidad

Las carreras virtuales han llegado para quedarse: hablamos con organizadores y corredores para conocer sus puntos de vista
Running

Las carreras virtuales han llegado para quedarse: hablamos con organizadores y corredores para conocer sus puntos de vista

HOY SE HABLA DE

Este ha sido para muchos el año más raro que jamás hemos vivido. La situación de emergencia sanitaria provocada por la COVID-19 ha causado que muchos de los planes y las actividades - especialmente las multitudinarias - hayan sido canceladas o pospuestas para otro momento.

Este es el caso de las carreras y maratones por toda España - y otras partes del mundo -. Poco a poco hemos ido viendo como nuestras maratones favoritas se iban cancelando y nos quedábamos sin una meta que nos motivara. Por suerte, muchas de las organizaciones de estas maratones han encontrado una solución: las carreras virtuales.

Hemos hablado con Daniel Quintero (@DaniQuintero), jefe de prensa de la Carrera de la Mujer y la Movistar Media Maratón de Madrid y con Iñigo Etxebarria, coordinador de la Behobia-San Sebastián para conocer cómo es la organización de una carrera virtual de este estilo y todo lo que necesitan saber las personas que van a participar.

Además, para conocer el punto de vista de algunos corredores hemos hablado con Guillermo Minchinela (@NovatilloTotal), corredor popular al que podemos seguir en su blog y con Raquel Rodríguez (@LadyFitnessMAD), directora de Vitónica para que nos cuenten su experiencia participando en una carrera virtual.

El coronavirus ha traído una nueva modalidad de maratón que ha venido para quedarse

Istock 1029197748

Tanto Iñigo Etxebarria como Daniel Quintero señalan que la idea de hacer una modalidad diferente de carrera surgió en marzo, al comienzo de la confinamiento: "a través de una propuesta del equipo de Runnea, con el que llevamos colaborando y prestan servicio de entrenamiento  gratuito para participantes de la carrera en las tres últimas ediciones.  Ellos colaboran así mismo activamente en impulsar el proyecto 50/50/25" nos indica Etxebarria sobre cómo se inició la idea de realizar una carrera virtual para la Behobia.

En el caso de las Carreras de la Mujer y del Movistar Media Maratón de Madrid, Daniel Quintero nos cuenta: "a partir de marzo, con el confinamiento, al ver que a largo plazo va a ser inviable hacer ningún evento físico, se empiezan a plantear eventos para hacer en casa - como clases virtuales - y al volver a hacer deporte en la calle empezamos a plantearnos el hacer los eventos virtuales".

En el caso de la Media Maratón de Madrid cuentan, actualmente con 7.500 participantes apuntados, mientras que en la Behobia han comenzado con un cupo de 5.000 y esperan superar esta cifra y en la Carrera de la Mujer tienen 6.500 personas inscritas en toda España para las ocho diferentes carreras que van a realizar.

La realización de estas carreras virtuales ha supuesto, por supuesto, un reto para los organizadores: "establecer un lugar, un nexo de unión entre  participantes, organización y público en general donde se viva el espíritu de la Behobia" ha sido el más importante para la organización de la Behobia-San Sebastián según indica Iñigo. Por su parte, Daniel nos habla del tiempo limitado y el hecho de que muchas de las empresas con las que han trabajado estaban en ERTE: "poner en marcha algo prácticamente sin recursos, en verano y sobre la bocina. Además del reto tecnológico, que sea una app que funcione bien, que la gente no se aburra y no sea un engorro".

"Las carreras virtuales son una modalidad que lleva algunos años en desarrollo y con el Coronavirus ha explotado en desarrollo y uso. Es complementaria (a la carrera física) y ha nacido para seguir celebrándose anualmente"

En cualquier caso, una vez introducidos en este tipo de carreras virtuales, parece que las organizaciones sienten que es una opción que ha llegado para quedarse: "yo creo que esto ha llegado para quedarse" indica Quintero. Él nos cuenta que otras maratones como la de Nueva York ya lo hacían y podría ser una opción a largo plazo: "en un escenario para los próximos meses, aunque dejen hacer eventos físicos, seguramente no te dejen hacer un evento como la Movistar Media Maratón de Madrid con 20.000 inscritos, por ello, seguramente se den situaciones híbridas con carreras físicas y virtuales. El doble modelo va a convivir".

Iñigo Etxebarria se muestra de acuerdo con esto: "se trata de una modalidad que lleva algunos años en desarrollo y con el Coronavirus ha explotado en desarrollo y uso. Es complementaria (a la carrera física) y ha nacido para seguir celebrándose anualmente".

Pero debemos tener en cuenta existen diferencias con las físicas y que quizás cuando podamos elegir entre unas y otras no importen, pero ahora mismo  pueden afectar a nuestra elección: "si cada uno corre en su casa, el recorrido, con sus cuestas, las calles de las ciudades o las sendas de la montaña, nunca será igual para todos. Perdemos la implicación de la ciudad en las grandes carreras, la sensación de compañerismo y comunidad que se crea al participar en este tipo de eventos (que habría que reforzar en el on-line)" señala Raquel Rodríguez.

Además, nos señala algunos otros detalles económicos relevantes: "en algunos casos los precios se están yendo mucho de madre. Entiendo que no es un buen momento para los organizadores de carreras, pero una carrera virtual no debería costar lo mismo que una carrera tradicional, en ningún caso".

Guillermo Minchinela tiene una visión similar: "para el corredor puede generar algo de desapego. No es lo mismo correr una carrera en tu ciudad, o incluso hacer turismo y correr fuera de tu ciudad, que hacerlo en tu circuito de siempre. Por eso, para ponerle la guinda al pastel yo necesito que detrás de la carrera haya un motivo solidario".

Opciones para todos los gustos

Istock 61176512 Medium

En el caso de Guillermo Minchela, no se siente muy atraído por las carreras comerciales reconvertidas a virtuales: "entiendo que las empresas que organizan eventos deportivos viven de ellos. También entiendo que están atravesando un terrible bache debido al COVID-19 y quieren mantener viva la llama. Pero no me motiva el trasvase de formato de carrera comercial a carrera virtual".

Y es que para él no es posible trasladar a la modalidad virtual lo que las carreras comerciales ofrecen de manera presencial: "lo que nos gusta de una carrera comercial es lo que no nos aporta una virtual: el ambiente entre corredores, un bonito recorrido, la animación del público, una buena bolsa con obsequios o incluso un buen avituallamiento. Por ejemplo, una Behobia virtual, sin el ambientazo pre-salida y sin público, nunca será una Behobia. Será otra cosa, pero no una Behobia".

En este sentido, Daniel nos explica que en la Media Maratón de Madrid han intentado mantener, en la medida de lo posible, algunos de los detalles propios de las carreras físicas: "lo que hacemos es un poco unir cosas tradicionales de los eventos físicos, como es la entrega de la camiseta o de la medalla de finisher y te la enviamos a casa".

Sin embargo, sí ha participado en dos carreras virtuales: "Ambas solidarias. Entiendo que carreras solidarias, que buscan financiación para una ONG, o dar visibilidad a una enfermedad o a una situación social, sigan en la brecha y se busquen la vida para mantenerla visible". Debido a esto, ha participado en la Carrera Virtual de relevos Retodravet y en la Carrera Solidaria de Ziordia.

Whatsapp Image 2020 09 09 At 09 41 51 Insignias de la Zegama Virtual

Raquel Rodríguez, por su parte, ha participado en la Zegama-Aizkorri y no cree que sea la última: "es posible que me anime con los 10K del Medio Maratón de Madrid (la ProFuturo ofrece dos distancias (5K y 10K y los 21K de la Media de Madrid), que en su edición 2020 también ofrece experiencia virtual".

Lo que tienen en común es que a ambos les ha gustado la experiencia en la que han participado: "La verdad es que me gustó mucho, he de decir que estaba muy bien montada. Tenías varios días para completar el recorrido completo de la Zegama, y cada vez que pasabas por un punto kilométrico importante te daban una insignia que podías compartir en redes sociales. Muy motivador, sobre todo para tratarse de una carrera virtual. Creo que además fomentaba mucho el sentido de “comunidad runner”, algo muy importante cuando estás corriendo “solo pero acompañado”" nos indica Rodríguez.

"En las dos carreras la experiencia ha sido muy amena. Ha resultado una buena excusa para, cumpliendo las medidas exigidas, hacer una quedada de amigos solidaria. Juntarnos un grupo de corredores conocidos y poder hacer unos agradables kilómetros que, sin la presencia de la carrera hubiese sido más complicado quedar en verano para recorrer juntos" nos cuenta Guillermo.

La motivación como foco para todos

La clave tanto para corredores como para los organizadores de las carreras es poder seguir manteniendo la motivación que suelen generar. En este sentido, Iñigo de la Behobia nos explica: "Queremos que sea una forma de vivir al Behobia, distinta pero que tenga esa chispa que tiene la carrera y motive y haga sentirse bien a la gente". Esto es similar a lo que cuenta Daniel Quintero: "la gente tiene necesidad de marcarse objetivos y de hacer deporte (...) hay mucha gente que sin esa motivación - y una fecha - o no entrena o lo hace mucho menos".

"La gente tiene necesidad de marcarse objetivos y de hacer deporte (...) hay mucha gente que sin esa motivación - y una fecha - o no entrena o lo hace mucho menos"

"La verdad es que la Zegama la corrí para obligarme a retomar el running después del confinamiento. Yo estaba muy a gusto entrenando fuerza en casa, pero sabía que volver a correr me sentaría bien a nivel físico y mental, y con el calendario de carreras vacío, la Zegama virtual me pareció la mejor opción" cuenta Raquel, y este es el mismo motivo porque el participará en la Media de Madrid: "intentar mantener la motivación del entrenamiento. La mayoría de la gente (yo incluida) entrena con vistas a una carrera. Las virtuales pueden ayudar".

Aunque él ha participado en las dos carreras virtuales por su compromiso personal con las causas defendidas por estas, Guillermo Minchinela ve cómo estas carreras pueden ser también de gran ayuda para motivar a seguir entrenando: "No es mi caso, porque disfruto corriendo por correr, en mi parque, con mi música, sin objetivos. Pero para algunos preparar una carrera virtual puede ser un motivo más para vencer a la pereza y calzarse las zapatillas. Y solo por eso, mientras no podamos correr carreras presenciales, bienvenidas sean las carreras virtuales. Sean del tipo que sean".

Todo lo que necesitamos saber si vamos a participar en una carrera virtual

Whatsapp Image 2020 09 09 At 09 24 29 Aplicación para la Media Maratón de Madrid

Una de las cosas que más nos interesan como corredores es el funcionamiento de estas carreras. Un detalle imprescindible es que necesitaremos el GPS del móvil ya que tanto en la Behobia, como en la Movistar Media Maratón de Madrid o en la Carrera de la Mujer: "es necesario participar con un elemento  electrónico (móvil, reloj...) que grave la ruta con el GPS para poder  certificar la distancia realizada" indica Etxebarria.

En todas las carreras han desarrollado aplicaciones especiales que no solo nos permitirá llevar el registro, si no que se ven acompañadas por otras cosas. Por ejemplo, en la Media Maratón de Madrid tenemos del 1 al 18 de octubre para poder participar y ofrecen varias opciones: "lo que vamos a ofrecer son tres distancias: 5, 10 y 21 kilómetros. Además la app tendrá entrenamientos, rutas prefijadas y puedes correr la distancia varias veces si quieres y la aplicación solamente se va a quedar con la que sea más rápida para la clasificación" señala Daniel.

En cuanto a la Carrera de la Mujer han planteado una carrera por cada ciudad: "en esta carrera tenemos ocho ciudades en las que se hacen la carrera física y lo que hemos hecho es poner una fecha (cuatro días para cada ciudad) y en esos días puedes hacer cada una de las cuatro carreras de cinco kilómetros". La primera de ellas es la Carrera de la Mujer de Valencia que empieza el 17 de septiembre y acaba el 20 de septiembre. Podemos participar solo en una o en todas.

Para la Behobia-San Sebastián se ha planteado una carrera de 20 kilómetros: "que se puede hacer entre el 2 y 8 de noviembre y en las sesiones o días que se desee" nos indica Iñigo. Igual que ocurre con la Movistar Media de Madrid o la Carrera de la Mujer, las personas inscritas recibirán una medalla, y la app cuenta con servicio de entrenamiento personalizado, además del sorteo de camisetas y otros detalles. En palabras de Etxebarria: "habrá sorpresas y la experiencia será mucho más completa con la aplicación móvil de la carrera virtual".

En Vitónica | Correr una maratón virtual junto con Kipchoge y otros atletas de élite: prepárate para el primer fin de semana de junio

En Vitónica | Me han cancelado la carrera, ¿y ahora qué hago? 

Imágenes | iStock

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios