Publicidad

Maltitol, sorbitol y xilitol: lo que tienes que saber sobre los polialcoholes más usados para sustituir al azúcar
Alimentos

Maltitol, sorbitol y xilitol: lo que tienes que saber sobre los polialcoholes más usados para sustituir al azúcar

Los azúcares libres o añadidos son los principales enemigos en la alimentación actual y por eso, son muchos los que acudimos en su reemplazo a edulcorantes. La industria alimenticia utiliza con frecuencia para endulzar azúcares alcoholes como el maltitol, sorbitol y xilitol: te contamos todo lo que tienes que saber sobre los polialcoholes más usados para sustituir al azúcar.

Maltitol

El maltitol es uno de los azúcares alcoholes o polialcoholes más usados a nivel industrial como edulcorante bajo el nombre de E-965. Endulza fácilmente en reemplazo de la sacarosa o azúcar de mesa y se metaboliza casi en su totalidad en nuestro organismo aportando poco menos de 4 Kcal por gramo.

Si bien es su aporte energético es casi semejante al de cualquier azúcar libre, la realidad es que su poder endulzante es superior por lo que podemos emplear menos cantidad y se ha comprobado que no ocasiona la misma respuesta glucémica que el azúcar, por lo que sería de utilidad para diabéticos, siempre y cuando no se consuma en exceso.

Asimismo, utiliza una vía alternativa para metabolizarse por lo que no es capaz de perjudicar el hígado con su ingesta continua sino que por el contrario, en roedores se observó que el maltitol puede ayudar a prevenir el hígado graso ante una dieta hipergrasa.

Al igual que otros azúcares alcoholes, puede producir síntomas grastrointestinales si abusamos de su consumo, ocasionando por ejemplo, diarrea, flatulencia o hinchazón abdominal, pero otra ventaja que justifica su consumo es que no resulta cariogénico.

Sorbitol

Sorbitol

Es uno de los azúcares alcoholes más reconocidos, muy usado a nivel industrial como edulcorante bajo el código E-420. Aporta alrededor de 2,5 Kcal por gramo debido a que no se metaboliza en su totalidad y se absorbe lentamente en el organismo siendo por ello muy usado para endulzar productos para diabéticos.

El sorbitol no sirve como sustrato de las bacterias cariogénicas por lo tanto, es de ayuda para proteger la salud dental si se utiliza como endulzante en reemplazo del azúcar.

Como dijimos antes, los azúcares alcoholes no se absorben en su totalidad por lo que el sorbitol se aconseja en dosis menores de 50 gramos diarios de lo contrario, puede acelerar el tránsito intestinal ocasionando entre otras cosas, diarrea y malestar asociado como gases o hinchazón.

Aunque no es frecuente, muchas personas padecen intolerancia al sorbitol con dosis de 10 gramos diarios, por lo tanto, no es aconsejable si se padece algún síndrome de mala absorción que altere las vellosidades intestinales por ejemplo o bien, si sufrimos una enfermedad inflamatoria intestinal como enfermedad de Crohn.

William Warby Ozkmp9vdvb0 Unsplash

Xilitol

También conocido con el nombre de azúcar de abedul, el xilitol es otro azúcar alcohol que podemos encontrar en productos dietéticos, sin azúcar o sugar free o bien, en pastas dentales o jarabes a modo de endulzante.

En la industria alimenticia se lo utiliza como aditivo con el código E-967 y al igual que otros azúcares alcoholes no se digiere en su totalidad por lo que aporta alrededor de 2,5-3 Kcal por gramo.

No resulta cariogénico sino que por el contrario, se ha observado que puede ayudar a reducir la placa bacteriana y la gingivitis, contribuyendo así a la salud oral.

En cantidades muy elevadas puede tener efectos laxantes, como los endulzantes anteriores y por ello, su exceso no es aconsejable para prevenir diarreas u otros síntomas gastrointestinales.

Debido a su índuce glucémico reducido, también es una opción aconsejable para quienes tienen diabetes y buscan un endulzante potente en reemplazo del azúcar.

Quinten De Graaf Jlis1tuel6w Unsplash

Conclusión sobre los azúcares alcoholes

El maltitol, sorbitol y xilitol son de los azúcares alcoholes más usados y conocidos, a nivel industrial los encontramos en pastas dentales, jarabes, alimentos libres de azúcares o productos cosméticos diversos.

Todos son una alternativa buena a la sacarosa o azúcar de mesa y otros azúcares libres, sin embargo, nunca es aconsejable abusar de ellos porque a diferencia de los edulcorantes sin calorías y sintéticos, tienen un valor energético reducido pero que será considerable si consumimos elevadas cantidades.

Asimismo, en todos los casos los azúcares alcoholes tienen un efecto laxante dependiente de la dosis y pueden elevar el umbral de dulzor en nuestro organismo ocasionando entre otras cosas, una mayor apetencia por alimentos dulces.

En Vitónica | Las gominolas ultraprocesadas no pueden ser saludables, aunque no lleven azúcar

Imagen | Unsplash

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios