Cinco alimentos que no parecen tener cabida en una dieta para perder peso, pero pueden tenerla
Alimentos

Cinco alimentos que no parecen tener cabida en una dieta para perder peso, pero pueden tenerla

¿Tiene la misma calidad nutricional una pizza ultraprocesada, que una pizza cocinada en casa con ingredientes saludables? ¿Y las hamburguesas, los postres o el pan? En muchas ocasiones estigmatizamos ciertos alimentos porque echamos en el mismo saco a un producto procesado de forma insalubre, y a su homónimo cocinado en casa de forma saludable.

Un alimento puede ser saludable, por ejemplo una almendra, o convertirse en algo totalmente diferente: una almendra garrapiñada. Es por tanto necesario diferenciar entre ingredientes puros o crudos, y ese mismo ingrediente después de someterse a diferentes procesos que hacen que pasemos de un alimento saludable, o otro que no lo es.

En este artículo vamos a hablar de varios grupos de alimentos con lo que ocurre esa confusión: parecen estar prohibidos en cualquier dieta para la pérdida de peso, pero en realidad podemos consumirlos.

Alimentos que podemos consumir en nuestra dieta en su versión fitness.

Pizzas saludables de elaboración propia

Pizza Saludable

Una pizza congelada del supermercado está elaborada con harinas refinadas, y productos con grasas de mala calidad como quesos, fiambres y salsas.

Sin embargo, podemos convertir cada uno de esos ingredientes en un alimento saludable cocinando nuestra propia pizza en casa. En primer lugar cambiaremos la base, la harina refinada, por otra harina integral, ya sea de legumbres, de trigo o de cualquier cereal saludable.

Seguiremos construyendo nuestra pizza con una salsa propia y saludable, incluyendo también vegetales en lugar de los embutidos que encontramos en las pizzas ultraprocesadas. Otro ingrediente básico, el queso, será un queso de calidad, y no las lonchas o tiras de queso de las que nos debemos alejar.

La pizza es por tanto un alimento que podemos consumir en cualquier momento, ya sea para ganar masa muscular, mantener el peso o perder grasa. Simplemente debemos elegir alimentos y formas de cocinado adecuadas, y mantenernos activos en nuestro día para gastar más calorías de las que ingerimos, y así perder grasa.

Hamburguesas fitness con los ingredientes adecuados

Hamburguesa

Escuchar la palabra hamburguesa hace enseguida que pensemos en comida rápida y de mala calidad. Es cierto que en algunas cadenas de comida rápida puede ser así, pero podemos preparar hamburguesas fitness con una larga lista de recetas.

La parte central de la hamburguesa puede ser preparada con carnes muy poco saludables, o con vegetales, legumbres e incluso pescado. Si nos decantamos por carne, basta con que sea una carne fresca sin procesados ni aditivos. Le damos la forma característica de la hamburguesa y ya tenemos la parte principal lista.

Otros ingredientes para construirla pueden ser quinoa, tofu y zanahoria, rape y salmón, etc. En lugar de añadir queso en lonchas, y salsas poco saludables, podemos elaborar nuestra propia salsa y aderezos, y elegir queso saludable. Por supuesto los vegetales tienen cabida en nuestra preparación

El pan es otro de los elementos principales que vamos a ver en otro apartado. Uniendo una carne (o cualquier ingrediente) de calidad, con un acompañamiento sano, y un pan de calidad, podemos consumir nuestra hamburguesa también en una etapa de pérdida de grasa.

Postres y dulces sanos que podemos consumir en algún momento

Carrot Cake

La fruta es necesaria y una opción excelente para tomar como postre. Pero en determinados momentos de la semana puede apetecernos preparar un postre que no nos aleje de nuestro objetivo de pérdida de grasa.

Claramente se alejan de nuestra recomendación cualquier postre preparado de manera industrial como pasteles y bollería. Pero podemos consumir una tarta de queso fitness en algún momento que nos sintamos atraídos por el dulce, un pastel de manzana, y otros muchos postres y dulces.

Eliminamos principalmente el azúcar refinado, y utilizamos otros edulcorantes beneficiosos, o incluso, si preparamos nuestro postre con frutas, ese azúcar propio de este alimento ya nos aportará ese toque dulce.

El pan y la pasta adecuados tienen cabida en nuestro día a día

Pan

En el 2020 se disparó la venta de diferentes harinas para elaborar nuestro propio pan. Posiblemente por ello, ha sido el año que hemos consumido un pan de mayor calidad, dejando de lado otros panes elaborados con harinas refinada y procesos poco saludables en su elaboración.

Con la pasta ocurre algo similar. La base principal de panes y pastas es el trigo, en su versión refinada. Modificar ese trigo refinado por un trigo integral es un pequeño paso para el hombre, pero un gran paso para la humanidad.

En primer lugar porque al ser integral es mas saciante, lo que nos ayudará en nuestra pérdida de grasa. En segundo lugar porque los cereales refinados se correlacionan con mayor muerte prematura y enfermedad cardiovascular.

Otra modificación que podemos elegir a la hora de elaborar nuestras recetas de pan, o recetas de pasta es escoger harinas de otros cereales como espelta, centeno, o avena, entre otros. Incluso, teniendo diferentes accesorios en nuestra cocina fitness, podemos crear espirales con verdura, simulando a fideos o espaguetis.

Patatas fritas: de la tierra al plato, y sin aceite

Patatas Fritas

La patata es un alimento perfecto en la pérdida de grasa puesto que contiene muy poca cantidad de calorías en relación a su peso. Es por ello que en muchas dietas se nos puede recomendar como comida una patata asada, acompañada con algo de carne y vegetales.

Las patatas fritas sin embargo, se sitúan en el lado totalmente contrario. Es cierto que si consumimos una bolsa de patatas fritas poco tiene que ver con el alimento de base, que es una patada extraída de la tierra. Pero podemos elaborar nuestras propias patatas fritas de forma sana.

En el escenario que nos encontramos, que es la pérdida de grasa, un exceso de aceite puede arruinar nuestros progresos. No porque el aceite de calidad no sea una buena opción, pero sí porque es muy calórico y podemos pasarnos de las calorías necesarias para perder peso.

Existe una opción fitness que consiste en pelar nuestra propia patata, bien en forma alargada, en versión chips, o como se quiera. Y para cocinarlo utilizaremos una freidora sin aceite. De esta forma obtendremos un híbrido entre patatas fritas nada saludables y las patatas asadas.

En Vitónica | 15 accesorios de cocina que nos ayudan a cocinar de forma saludable con muy poco esfuerzo

Imágenes | Vitónica, Directo al Paladar, Amazon

Temas
Inicio